Se encuentra usted aquí

¿Por qué tanto escándalo con Pokémon Go?

Que algunos quieran atrapar un Pokémon al fondo de un precipicio, en una calle llena de ladrones, o en la casa de un ex tiene una explicación psicológica
Por
Redacción Shock

Que algunos quieran atrapar un Pokémon al fondo de un precipicio, en una calle llena de ladrones, o en la casa de un ex tiene una explicación psicológica, no es solo por vivir alejado de la realidad. 

Foto: gettyimages

¿Nos contagiamos de la fiebre de Pokémon Go después de que reviviera el videojuego que muchos tuvimos en el viejo Game Boy? A decir verdad, aún no del todo. Seguramente pronto pasará, pero tenemos tiempo de tomarlo con calma y recordar cómo juega la tecnología con nuestras predecibles mentes.

El nuevo juego de Pokémon, que en su versión actualizada funciona a través de interacciones con el mundo real y se usa en el celular, antes de desembarcar en Colombia, ya nos ha hecho darnos cuenta de algunas cosas: que la gente alcanza lugares estúpidos por un Pokémon y que los ladrones pueden aprovecharse de ello. Cuando lo tengamos en Colombia, seguramente va a ser más difícil de manejar. Será complicado armarse de Pokébolas, por ejemplo, en plena carrera Decima.

También nos enseñó que la mayoría de cifras que escuchamos en noticias son de datos que solo pasan en los Estados Unidos. Lo que sabemos es que aunque la compañía Niantic (The Pokémon Company) no ha dado a conocer las cifras oficiales, TechCrunch informó que el juego ha sido descargado 7,5 millones de veces desde su debut. Y que un análisis de SimilarWeb muestra que los usuarios del juego se están conectando un promedio de 43 minutos cada día. En pocas palabras, los estadounidenses están obsesionados. Pero eso es un cuento aparte.

El juego, como muchos videojuegos, incluye un poderoso cumulo de fórmulas que lo hacen convertirse en un infalible succionador de vidas. Lo cual no es totalmente sorprendente. Pokémon Go es un juego de vídeo, y los videojuegos son divertidos, nos gusta hacer cosas divertidas.

La diferencia es que Pokémon es una franquicia con 20 años de edad y una extensa base de fans. Además, Pokémon Go añade una capa de interactividad mundo real como fórmula del éxito del juego.

“Ha habido algunas investigaciones en torno a la motivación para jugar juegos y sobre qué tipo de cosas hacen que diferentes tipos de personas encuentran algo interesante y motivador", dice Jamie Madigan, psicólogo y autor de thePsychologyofGames.com en entrevista para Wired. Quantic Foundry, la consultora de análisis de juego, ha dividido esto en seis motivaciones fundamentales: acción, experiencias sociales, dominio, inmersión, creatividad y experiencias de logro.

Un estudio de 2015, publicado en la revista Computers, también encontró que los usuarios eran mucho más propensos a participar con una aplicación que tenía "trofeos" de la misma aplicación.

Pero el acceso a estos logros tiene que ser sufrido. En cierta forma, escalar se vuelve como una adicción. En Pokémon Go, los logros son motivadores tan poderosos porque han sido tomados del éxito de muchas otras aplicaciones.

La experiencia del logro es el mecanismo básico del juego para toda la franquicia Pokémon. Funciona fácil: se pueden obtener cada vez más Pokémon, lo que no sólo puede completar su equipo sino que también implica que se puedan obtener recursos para entrenar y subir de nivel con lo que ya se tiene. Es como una formula infinita.

Además está la interacción con el mundo real. Los seres humanos tienen un largo historial de obsesiones con identificar cosas mientras caminan: aves, insectos, gente conocida, platillos voladores.

Identificar patrones reconocibles en el medio ambiente es, de inmediato, placentero. Es lo mismo que ocurre cuando escuchamos el tono de nuestro celular; nuestro cerebro reaccioa positivamente porque en el fondo siempre está esperando una llamada o un mensaje que opere como un refuerzo positivo, esa es la razón por la que siempre lo miramos incluso cuando no suena. Esta es una combinación de todo eso. El gps puede activar una notificación que sea la invitación para capturar al Pikachu de nuestros sueños.

Que a algunos les haya tocado atrapar a un Pokémon al fondo de un precipicio, en una calle llena de ladrones, o en la casa de la ex, es otra historia.

Temas relacionados: