Se encuentra usted aquí

A propósito de Maluma, diez maestros a los 20 años

Por
Redacción Shock

Por: @chuckygarcia. Sigue siendo un tema de conversación en redes que en La Voz Kids le hayan dicho “maestro” a Maluma, entrenador del programa y artista revelación del género urbano. A muchos no les suena que un término que en la cultura colombiana normalmente se usa para reconocer a un compositor adulto y de una extensa trayectoria se le conceda a un cantante de tan solo 20 años de edad y tres años de carrera (que al día alcanzan más de 192 millones de visualizaciones en YouTube).

Revisando la historia de la música colombiana, lo cierto es que a esa edad e incluso en un periodo más corto de trayectoria varios personajes en diversos géneros subieron como espuma, se graduaron en su estilo antes que otros y les dieron cátedra. Dicho de otra forma, lograron un “mérito relevante entre las (personas) de su clase”, que es como el Diccionario de la lengua española de la Real Academia de la Lengua resume uno de los significados que tiene la palabra “maestro”.

Estos son diez de esos artistas nacionales de distintas épocas y que a sus 20 años (o a partir de esa edad) figuraban como todos unos maestros:

1. Lucho Bermúdez: Antes de cumplir siete años de edad ya tocaba la flauta en la banda municipal de Carmen de Bolívar, a los 14 tocó ante el presidente de Colombia para el periodo de 1926 a 1930 (Miguel Abadía) y a los 20 figuró como arreglista y solista de la Banda Departamental de Bolívar y de la Banda de la Base Naval. Fue un prestigioso intérprete del flautín (que comenzó a tocar a los 4 años), del trombón, la trompeta y el saxofón (que tocaba cuando tenía 11) y del clarinete. En 1936, justo para sus 24 años, dirigió la Orquesta de Emisoras Fuentes y tuvo que ver con los primeros discos que allí se dieron (de hecho a él se debe que la cumbia, la gaita y el porro fueran lanzados en disco). (Ver video)

2.  Joe Arroyo: Otro genio precoz de nuestra música. A los 18 años fue firmado por Discos Fuentes, que en ese momento era el sello de sellos en Colombia, y además pasó a formar parte de Fruko y sus Tesos, algo así como unos Beatles salvajes de la música para azotar baldosa. Como si fuera poco, a sus 23 años de vida (en 1978) entró al estudio con Pacho Galán y grabó “Volvió Juanita”, una canción mega popular en la región Caribe y original de Esthercita Forero. (Ver video).

3. Fruko: Para no hablar de lo que fue capaz de hacer con orquestas de su invención como Fruko y Sus Tesos y The Latin Brothers; digamos que siendo tan solo un “pelao” de 14 años entró a la formación de Los Corraleros de Majagual, con los que grabó durante los siguientes años y en la que estuvo de tú a tú con los legendarios Alfredo Gutiérrez, Calixto Ochoa y Lisandro Meza. Y ahí no para todo: en 1970, a sus 19 años grabó el álbum “Tesura”, una joya de la salsa colombiana de la que se dice solo se imprimieron 400 copias en vinilo. (Ver video)

4. Alfredo Gutiérrez: Sus biógrafos casi siempre resumen lo prodigioso de este cantante y acordeonero con tres datos: “Tocaba a sus seis años en las calles y tiendas de su aldea natal”; “a los siete años era integrante de la agrupación Los Pequeños Vallenatos” (junto a Arnulfo Briceño, figura del folclor llanero)” y le dio vida a Los Corraleros de Majagual en 1961 (cuando solo tenía 18 años). Un año antes había sido fichado por Discos Fuentes para hacerle competencia a uno de los fenómenos de la época (Aníbal Velásquez). Dicho por el diario El Heraldo, “Los Corraleros de Majagual ocupan una de las más altas cumbres (…) por el torrente de sabor que destilaban sus componentes, por el misterioso encanto de sus ritmos y por el apogeo alcanzado tanto en Hispanoamérica como en Estados Unidos y parte de Europa.” (Ver video)

5. Noel Petro: El “Burro Mocho” no se queda atrás. De 19 años escribió su primera página dorada en la música junto a El Trío Latino, conjunto con el que se inventó canciones que depararon en grandes éxitos de la música colombiana como “Azucena” y “Me voy pal salto”; y con el que le sacó los primeros destellos a su requinto eléctrico, instrumento que sin duda lo define como un visionario. (Ver video)

6. Guillermo Buitrago: Es común leer entre las muchas historias oficiales y no oficiales que se han escrito sobre este guitarrista, cantante y compositor que tenía una fanaticada delirante (especialmente damas enamoradas de su porte y talento). Y no es para menos: uno de los artistas que los colombianos más bailan en las épocas decembrinas, en solo seis años y a sus 23 de vida grabó 50 temas que lo dispararon por todo el país, entre otros “Que criterio” (o La gota fría”), "Grito vagabundo" y "La víspera de año nuevo". Dicen que fue la “primera estrella de la música popular colombiana” y que además sacó del anonimato a otros precursores del vallenato como Rafael Escalona y Emiliano Zuleta. (Ver video)
 

7. Eddy Martínez: Este pastuso nacido en 1940 empezó en la música estudiando piano y batería a sus ocho años y de manera profesional. A los 20 años viajó a Estados Unidos para emprender uno de los capítulos más portentosos de la música contemporánea del Caribe colombiano: Eddy tocó para Mongo Santamaría, grabó junto a Ray Barretto, se codeó y estuvo involucrado con Jerry Masucci y la Fania All Stars y le hizo los arreglos al primer álbum de Ángel Canales (“Sabor”), que incluyó absolutos himnos de la historia mundial de la salsa como “Hace tiempo”, “Sol de mi vida” y "Lejos de ti”. (Ver video)

8. Joe Madrid: Este colombiano nacido en el barrio Manga de Cartagena también tuvo que ver con el popular disco “Sabor” de Ángel Canales, y como pianista, creador y arreglista es citado de forma recurrente en la evolución del jazz y la salsa en Colombia. Quienes mejor lo recuerdan dicen que siendo un niño de solo cinco años dominaba el acordeón, que a los seis ya había compuesto su primer tema, que a los 14 era un alumno aventajado en el Conservatorio de Música de Bogotá y que antes de cumplir 20 ya se había presentado en el Teatro Colón y le había producido un disco a Harold, uno de los que revolucionó la canción en Colombia en los años 60. Como si fuera poco, este pianista sin par fue arreglista de Lucho Bermúdez y Pacho Galán (a quienes acompañó en giras antes de cumplir 20); y después de eso se dio el lujo de figurar junto a Aretha Franklin, James Brown y Tito Puente. (Ver video)

9. Alexis Lozano: A sus 20 años este chocoano salió de su tierra hacia Bogotá, en donde se volvió músico de clubes nocturnos; integrante de orquestas como Los Hilton y Washington y sus Latinos; e incluso miembro de la Banda de Palacio Presidencial. Un día se cruzó en el camino (en plena Carrera Séptima) con Jairo Varela, y entre los dos terminaron grabando los primeros cuatro discos del Grupo Niche. Cuando Niche puso al mundo entero a cantar el tema “Buenaventura y caney”, Alexis solo tenía 22 años. Doce años antes, a sus 10 había tendido su propia banda Los Tremenditos; antes de llegar a Bogotá se había recorrido todo el Chocó con las agrupaciones Los Cunas y La Séptima Dimensión; y después de Niche volvió a sacudir la salsa, la música del Pacífico y la bailable colombiana con su orquesta Guayacán. (Ver video)

Publicidad