Se encuentra usted aquí

Prótesis biónicas: la era de los Cyborg ha llegado.

La historia de cómo un hombre consiguió remplazar su brazo con una prótesis inspirada en uno de sus héroes de videojuegos
Por
Redacción Shock

Ya no los van a tildar de friki por querer parecerse a los personajes de sus videojuegos. Las más recientes innovaciones en prótesis biónicas han hecho que esta idea este cada vez más cerca de la realidad.

Por: Esteban Daza// @steban_dl

Perder una parte del cuerpo es un episodio traumático para la vida de cualquier persona. Pero gracias a la tecnología este momento de infortunio puede llegar a convertirse en la vía para cumplir uno de sus más alocados y fantasiosos deseos.     

Ese fue el caso de James Young, un joven británico de 25 años que perdió un brazo y una pierna al ser arrollado por dos trenes en Londres. Hace un año aproximadamente respondió al anuncio de una compañía de videojuegos en busca de una persona amputada; fue así como consiguió remplazar su brazo con una prótesis inspirada en uno de sus héroes de videojuegos: Snake, de Metal Gear Solid V: The Phantom Limb.

A través de una campaña del portal Web Gamespot, se lograron reunir los recursos económicos y los expertos para trabajar en este proyecto, al que llamaron The Phantom Limb (el miembro fantasma), una colaboración entre la empresa de videojuegos Konami y la artista experta en la creación de prótesis personalizadas  Sophie De Oliveira Barata.

Después de varios meses de trabajo, Sophie y su equipo de ingenieros robóticos y diseñadores, crearon una prótesis única para James. Al mismo tiempo realizaron un documental para mostrar todas las fases del proyecto, que al parecer ha culminado con éxito.

La prótesis avaluada en 90.000 dólares aproximadamente, es controlada por los impulsos eléctricos de los músculos de su espalda, interpretados por una especie de chaleco con censores, y  además de cumplir las funciones de un brazo normal, tiene un Drone que puede lanzar y controlar desde el mismo, varios puntos para recargar celulares, un reloj inteligente, luces que cambian de acuerdo a su estado de animo, un láser y una linterna.

James debe retirar su brazo para ducharse y dormir, además debe tomar periodos de descanso pues la prótesis pesa 4.7 kilogramos. Sin embargo, este aficionado la los videojuegos está pensando unir el brazo biónico con su cuerpo de manera permanente a través de la oseointegración; pero mientras ese momento llega sigue adhiriendo tecnología y equipamiento a su valioso brazo.

Temas relacionados: 
Publicidad