Se encuentra usted aquí

¿Qué pasa con los carteles callejeros en Bogotá?

Los carteles pegados en las paredes de la ciudad no son basura, ni contaminación. Son, de hecho, el único lugar donde todos pueden ver la agenda cultural.
Por
Redacción Shock

Los carteles pegados en las paredes de la ciudad no son basura, ni contaminación. O bueno, por lo menos, no todos. Eso lo tienen claro los gremios que organizan eventos, los artistas y, por supuesto, los pegoteros. No podemos decir lo mismo de las últimas administraciones de la Alcaldía de Bogotá, que se ha montado en una fuerte política de higienización del espacio público, incluyendo en ella, la estigmatización y extirpación del cartel.

El debate de los carteles callejeros estuvo vivo en los últimos días por un tire y afloje entre dos figuras con peso en Internet: Julio Correal, empresario de eventos y viejo conocido de la escena de la música local y la youtuber de la alcaldía, Loa (Vean acá los videos). Correal se quejó porque no se podía usar afiches ni murales en las paredes para hacer eventos. Loa, le contestó con el argumento de la contaminación, lo remitió a la ley 140 de 1993 y le propuso hacer más videos y pautar en Facebook. Fue una discusión digna de la levedad con la que se puede hablar durante un video corto en Internet.

A Loa, que siempre le mete positivismo a la cosa, se le pasó por alto la cuota de olvido distrital, que se supone es el que debe brindar las condiciones para que haya un espacio visible para la agenda cultural. No recordó que a finales del año 2000 el actual alcalde de Bogotá firmó el decreto que reglamentaba la publicidad exterior visual en la ciudad. Allí, dentro de las tipologías de publicidad, se incluyó la cartelera local y el mogador, definidas así´:

“ARTICULO  22. -  Entiéndase por carteleras locales las estructuras que se encuentran adosadas a los muros de cerramiento de los lotes y en las que se podrán fijar afiches o carteles. El distrito proveerá las carteleras locales. Se entiende por mogador la estructura ubicada por las autoridades distritales o autorizadas por éstas en el espacio público con el fin de que a ella se, adosen carteles o afiches.” (Decreto 959/2000).

¿Dónde están las carteleras locales? ¿Dónde están los mogadores? No se sabe. (Si no saben qué es un mogador, pues son las estructuras destinadas a publicar avisos en el espacio público).

En respuesta a ese silencio, hay una movida que planea reunir en Bogotá a los gremios interesados: El Cartel Cuenta. Su misión es poner a hablar a la gente sobre el tema y dejar clara una postura que la alcaldía parece no tener en cuenta: no es que los carteles sean en sí mismos contaminación, es que las condiciones para su pega nunca se han puesto en práctica. Y sobre todo, así quieran ‘millenializar’ los canales de distribución de la agenda cultural, la calle es el único espacio al que todos pueden acceder realmente.

La primera intervención de El Cartel Cuenta fue un ejercicio de acupuntura urbana, que precisamente pretendía poner de manifiesto el poder comunicativo y reflexivo del cartel cuando se fija en la calle de la ciudad. Para ello, el primero de octubre instalaron carteles alusivos a la paz por la carrera séptima y por los alrededores de Corferias. Los diseños fueron aportados por Carlos Lersundy (artista que en 1988 hizo un cartel con "el jardinerito Lucho Herrera" y con las palabras "Lucho por la paz"), Gabriel Henao, Daniel Herrera, Nicolas Dávila y Alejandra Ramos.

Como pasa con el grafiti y con los carteles pintados a mano en Cartagena para convocar a la gente a los picós, las piezas que aparecen en la calle tienen un valor cultural enorme que está siendo desconocido. Este es el llamado de El Cartel Cuenta, que seguro continuará disparando letreros en las paredes con más intervenciones. Todo para que pegoteros, promotoras culturales y de eventos y artistas visuales con intenciones estéticas transformar el paisaje urbano en Bogotá, alcen la voz.   

Pueden seguirle la pista a lo que pasa con el cartel en:

(Twitter: @Elcartelcuenta; Instagram: cartelcuenta ; Facebook: CartelCuenta)

Por: @Davidchaka Fotos: Daniel Álvarez

Temas relacionados: 
Publicidad