Se encuentra usted aquí

¿Qué se siente abrirle a One Direction?

Por
Redacción Shock

Por: Andres Shaq de El Freaky // Fotos: David Schwarz

Son las 5:00 pm y a la altura de la calle 59 ya hay un mar de gente, primera buena señal para lo que se viene, vamos a tocar en el Campín y va a estar  lleno. Le digo a uno de los chicos : “Oye saca una mano por la ventana para ver si gritan” a lo que otro me responde: “nooooo como se te ocurre, les puede dar un infarto antes de tiempo”. Es increíble ver la pasión de las y los “directioners” en Bogotá.

Alguien me preguntó esta semana ¿Cuándo pasó esto? ¿De dónde salieron tantos fans de One Direction? no supe como responderle y creo que ninguno de los otros tres integrantes de El Freaky lo sabía. Pero es grande, es muy grande y el Campín lo vivió, y lo vivió como se debe vivir esto: con un buen montaje, buena organización y puntualidad.

Como experiencia personal tocar en un estadio lleno (35.000 almas gritando, cantando y saltando) es algo simplemente alucinante y si me lo volvieran a pedir no dudaría en volverlo a hacer; nuestra propuesta  viene de un principio básico “hacer fiesta” y esto incluye a niños, jóvenes y adultos. Ya viéndolo mas como una oportunidad de negocio llevamos dos conciertos siendo propuestos por OCESA y elegidos por Live Nation como los teloneros, eso quiere decir que estamos haciendo una propuesta con proyección internacional. Y sí, hoy abrimos a One Direction, (sabemos que Live Nation también maneja tours como el de Rihanna , Skrillex , Rolling Stones y Madonna) así que es un honor que ellos pongan los ojos en nosotros y trabajar junto a ellos nos seguirá abriendo puertas como ya nos ha pasado. 

Como es natural en este negocio llegan las críticas y son bien aceptadas, como dijo esta semana mi hermano Fat Suggar (uno de los cuatro de El Freaky): “Tan intelectuales que se ven criticando el gusto musical de los peladitos” y lo comparto porque es verdad ¿Y es que los que critican no fueron niños? por ahora déjenlos ser felices y que ellos decidan qué les gusta, con el tiempo tal vez cambien de gustos y dirán “Yo si era boleta de niño” pero ¿Quién no lo fue ? hagan una prueba sencilla: vayan a sus álbumes familiares y vean como se vestían , como expresaban la rebeldía. Y sin ser sicólogo puedo decir que todo esto hace parte de la construcción de la personalidad, sean y dejen ser. 

Así que  mi experiencia abriendo el primer show de la gira suramericana de One Direction (la boy band más grande del mundo actualmente) es totalmente positiva. Las críticas las acepto, pero en esta ocasión en especial prefiero quedarme con el recuerdo de esas 35.000 personas que estaban tirándonos buena vibra y gritando mientras tocábamos. Tener ese privilegio de que pongas algo que les gusta o les hables y te devuelvan en unísono un grito de emoción es único y si lo haces en el estadio de la ciudad que te vio nacer pues ya está...

Temas relacionados: