Se encuentra usted aquí

Starbucks se nos metió al rancho

Por
Redacción Shock

Llegó Starbucks a Colombia y sin ni siquiera haber inaugurado su primer local en Bogotá (lo hará este miércoles 16 de julio en el Parque de la 93), despertó un huracán amigos y enemigos de la noticia, entre los que ven como positiva su llegada al país y los que lo consideran una amenaza para las empresas nacionales y hasta del café colombiano (Ver 140 caracteres sobre la llegada de Starbucks a Colombia).

Se nos metieron al rancho dicen algunos, se nos metieron con el tinto carajo, y eso ya es cuestión casi que de seguridad nacional.

Pero gran parte de este debate subido de tono en las redes sociales se basa en el desconocimiento de las oportunidades y amenazas reales que representa la llegada de la multinacional que ya tiene más de 20.000 tiendas de café en todo el mundo.

Por eso hablamos con Jorge Andrés Orozco, gerente de MásFranquicias, uno de las personas con más autoridad y experiencia en el país para darnos luces de si está polémica tiene algún sustento, o simplemente son especulaciones o temores infundados. También consultamos la opinión de Manuela Velásquez, quien fue gerente para Centroamérica de la multinacional.

Por: Luis Fernando Mayolo - @Mayolito

¿Por qué es tan exitoso Starbucks?

Jorge Andrés Orozco: Lo primero que hay que entender es que Starbucks es la mamá de este negocio en el mundo, tiene más de 43 años de historia desde que abrió su primer local en Seattle. Esta marca logró lo que nadie había hecho en el mercado del café y fue que le generó un valor agregado al consumo de café y ese es el de convertir sus tiendas en una especie de segundo hogar para las personas. Popularizó su sitio no como el lugar para vender café, sino para parcharse con los amigos con la disculpa de tomarse uno.

¿Qué nos dice la experiencia en otros países, qué ha pasado en otros mercados con la llegada de Starbucks? Acaso ha perjudicado a las empresas locales?

Jorge Andrés Orozco: La marca tiene pensado abrir 5 locales para iniciar en Colombia, pero la experiencia nos dice que donde llegan por lo menos inauguran 50. En los países en donde han estado generan responsabilidad social, dinamizan la producción local al seleccionar los mejores granos de café, además de comprar un gran porcentaje de la producción. Las cadenas de cada país terminan creciendo también, porque se vuelven más productivas y competitivas, y esto se traduce en beneficios para el consumidor quien a la larga aumenta su consumo y elige el producto que más se adapte a sus gustos.

¿Entonces evidentemente para usted es más positiva su llegada que negativa?

Jorge Andrés Orozco: No es malo, porque lo que hace es en términos de consumo agrandar el pastel en un país como Colombia que está por debajo del promedio de consumo mundial. Es posible que lo que no toman un café habitualmente, ahora sí lo hagan. Además genera empleo, ayudarán a vender más café colombiano (eso prometen), y por cierto, una empresa nacional como Nutresa es dueña del 30%.

¿Cuáles son los peligros para una marca como Juan Valdez?

Jorge Andrés Orozco: El peligro es que le quite mercado, pero no creo que suceda porque Juan valdez está bien posicionado y somos un país nacionalista. La marca colombiana incluso se está expandiendo con fuerza en el mercado internacional. Aunque pienso que Juan Valdez se demoró en entender el concepto y ponerlo en marcha,  lo hicieron y siguen haciendo bien.

¿Para los consumidores entonces, cuál será su mayor beneficio?

Manuela Velásquez: La posibilidad de conocer además cafés de muchas regiones del mundo, para disfrutar aún más nuestro café. Será todo un aprendizaje en un lugar diseñado para atrapar al cliente, bajo la filosofía de el mejor café es el que tu quieras.