Se encuentra usted aquí

Tinder, el nuevo mercado de las drogas

En Reino Unido Tinder e Instagram están bajo la mira por ser el nuevo mercado de las drogas legales e ilegales.
Por
Redacción Shock

Según un informe publicado por The Guardian, los expendedores de drogas, legales e ilegales, se están tomando cada vez más las redes como Tinder o Instagram en Reino Unido. Y los principales compradores son los adolescentes, lo cual empieza a ser un problema grave. El proceso de compra y venta cada vez se vuelve más simple y difícil de rastrear gracias a las aplicaciones. 

Los expendedores utilizan, por ejemplo en Instagram, hashtags como #weed4sale o el nombre de las drogas (#mdma, #mephedrone etc) para empezar a interactuar a través de mensajes directos. En el caso de Tinder, los jóvenes reconocen los códigos de los posibles vendedores para empezar un match. 

Por otro lado, los medios de pago también se están digitalizando. Cada vez es más frecuente el uso de Bitcoins o Giftcards prepagadas como Vainilla Visa para efectuar los pagosen línea. 

Aunque realmente no hay estadísticas serias sobre la gente que está comprando drogas a través de plataformas digitales, según las entrevistas hechas por el medio británico, los jóvenes conocen y utilizan cada vez mejor los mecanismos de compra. A pesar de los riesgos -que incluyen el ser estafado y no tener control sobre la composición de las sustancias- los adolescentes crean sus líneas directas con los vendedores.

Otro de los públicos susceptibles son las comunidades LGBTI, que acceden a estos servicios para comprar hormonas ilegalmente y hacer tránsitos de género gestionados en línea sin la supervisión médica necesaria.

También se distribuyen medicamentos recetados como Ritalin o dexanfetamina, y "drogas inteligentes" sin licencia como modafinilo.

El hilo común es que en estas plataformas sociales y sitios web dependen de que sus millones de usuarios reporten el contenido inapropiado. Incluso, la policía se basa en la presentación de informes por parte del público, animando a la gente a ponerse en contacto con su fuerza local o la unidad de ciberdelincuencia si ven un comportamiento sospechoso en el Internet.

Por ahora, la regulación y el control en plataformas es inexplorado y los riesgos son incontrolables.

Temas relacionados: 
Publicidad