Se encuentra usted aquí

Todo lo que tiene saber sobre el Festival Yavería 2015

Por
Redacción Shock

Yavería ya no cuenta como un festival primíparo, es un festival que con 6 años de vida hoy se posiciona como uno importante y sobretodo como uno que anualmente llega para refrescar el surtido actual de festivales que a veces queda en manos de las mismas manos curatoriales.

En vista de la falta de espacios que tenían para exponer en sus épocas estudiantes Jaime Barbosa, Santiago Ayerbe y Juan Rojas idearon un espacio para exponer lo que hacían en la universidad y lo que comenzó como una noche donde exponían seis artistas y seis bandas terminó por convertirse no solo en un festival de seis días, sino en una plataforma para artistas interesados en promover, gestionar y crear nuevos espacios inter-dependientes de difusión, intercambio, investigación y producción de expresiones artísticas,  musicales y culturales. A la iniciativa se les sumó Juan Guillermo Ramos y hoy por hoy se apoyan en galerías, colectivos y artistas para dar con un espacio poderoso.

Artistas como Monsieur Periné, Esteman, Árbol de Ojos, Juan Pablo Vega, Salt Cathedral, por nombrar algunos, son solo algunos de los artistas que han llenado de música el festival y este año no es la escpeción.  Elkin Robinson, 4 Cabezas, Guetto Kumbé, Superanfor, Las Hermanas, Bomm Full Meke, son solo algunas de las propuestas que conforman el ramillete musical de este año. 

Yavería arranca desde hoy hasta el próximo domingo y sus actividades estarán en diferentes espacios: Casa 9-69 (Cra 9#69-07), Matik Matik (Cra 11 #67-20) y Locus Espacio Creativo (Calle 69  A11-27)

 Bienvenido Yavería una vez más a la capital.

Hablamos con Juan Rojas, una de las cabezas, antes de que comience esta fiesta.

¿Cómo nació la idea de Yavería? ¿Cuál era la necesidad que tenían?

La idea surgió por la falta de espacios cuando éramos estudiantes de arte para exponer todo lo que estábamos haciendo en la universidad. Vimos que teníamos muchos amigos con las mismas inquietudes y decidimos hacer un festival que durara una noche, eran seis artistas y seis bandas. Todos éramos amigos y gestionábamos un espacio para juntar los públicos del arte y de la música. En ese entonces lo hicimos en Un cuarto de arte (hoy por hoy La Ventana). Luego empezó a crecer.

¿Cuál fue el proceso de crecimiento después de ese primer año?

Se convirtió en algo que empezamos a hacer anualmente y mientras llegaba el otro festival gestionábamos otro de acciones y espacios. Descubrimos mucha gente que tenía iniciativas no solo en el arte, sino en la cultural en general. Visualizamos entonces que se podía convertir en una plataforma de proyectos más que en una muestra. Dejamos de pensar como un festival, para pensar como plataforma.

¿Cómo es el tema curatorial tanto en la parte de exposiciones, música, proyecciones?

Sí bien hemos tenido apoyo privado hemos sido autónomos en nuestras decisiones y las políticas del festival. La curaduría de la parte musical se hace entre nosotros cuatro.

La parte del arte ha sido en sociedad con diferentes grupos que generan espacios artísticos. Este año tenemos cuatro exposiciones: Una es una alianza con una B Gallery (locus), es una curaduría de video arte, con artistas finlandeses y colombianos. Una exposición es de las portadas de Sablazo, la revista de crítica cultural que invita en cada una de sus ediciones a un artista en su portada. La tercera es “Apuntes: jardín-ciudad” una curaduría para el festival por BMA Collective y “Recuerdos en Caracas”, una exposición de esténcil de dos artistas de Venezuela.

¿Qué ha sido lo más difícil de auto gestionar un festival?

Tal vez organizar a tanta gente y por otro lado hay cosas que siempre hemos soñado hacer en espacios públicos pero no se ha logrado. Pero es un trabajo que hacemos con mucho cariño y siempre hemos querido que sea la mejor experiencia, es un festival que se paga así mismo, no hay remuneración.

¿Y un momento para enmarcar?

En el tercer festival cuando logramos traer a Kanaku & El Tigre por primera vez a Colombia, es una banda peruana. Teníamos miedo porque no sabíamos que público iba a llegar, era un riesgo que decidimos tomar porque la banda nos gustaba y creíamos mucho en ella. Cuando tocaron fue increíble ver cómo la gente respondió, coreando las canciones. Nosotros creíamos que solo la conocíamos nosotros y fue descubrir un público.

Lo que no hay que perderse este año

El módulo de teatro que es el miércoles en Locus y en Matik Matik. En Matik es un teatro para un espectador, un formato chileno que está trayendo el director Carlos Carvajal. Y la obra “La Nona” de Jose Luis Rígeles.

Más información de Yavería aquí 

PROGRÁMESE PARA YAVERÍA: 

DÓNDE

 

Recordando el Yavería del año pasado