Se encuentra usted aquí

Compass, Mexrrissey y Circulart desde una mirada rápida del músico Camilo Lara

Por
Redacción Shock

Cuando Camilo Lara empezó a colarse dentro del mundo de la música lo hizo en el nivel más bajo de las grandes disqueras, pero pronto fue subiendo gracias a que decidió ayudar a sus amigos músicos a forjarse una carrera y el éxito de ellos también fue su fortuna.

Siguiendo la historia luego de ese gigantesco elipsis de tiempo pronto se convirtió en un burócrata de día y un artista de noche. Por lo menos así le gusta recordarlo, haciendo referencia también a ese proceso creativo que posteriormente convirtió en el Instituto Mexicano del Sonido, parodiando con el nombre un poco su misma vida.

Ahora las cosas no han cambiado demasiado, sólo que ya tiene su sello independiente: Casete, y sus proyectos musicales se crecieron. Hoy intenta lidiar con su Instituto, Compass y Mexrrissey.

Nos enteramos que estaba en Medellín participando en Circulart y lo llamamos para intercambiar unas cuantas ideas. Caminando por el centro de la ciudad logró atendernos lidiando con el ruido y por supuesto, la actitud dispersa de cuando estamos en la calle. Así que fue una plática breve y práctica para evaluar en qué estado están sus proyectos.

Luego de su paso por el Estéreo Picnic le preguntamos sobre Compass. Una aventura increíble que emprendió junto a Toy Selectah construyendo un proyecto musical a través de 80 colaboraciones en 10 ciudades del mundo, con la idea de hacer música callejera. Hasta el momento se han estrenado tres sencillos.

"Es raro, hemos estado haciendo lanzamientos 'interruptus', estamos girando tocando las canciones, pero presentándolas con todas las de la ley una a la vez. Ha sido una experiencia muy divertida porque siempre había hecho música solo y ahora tengo una gran banda. No esperábamos pausas tan largas entre las canciones y el disco, pero ahí vamos".

Temas relacionados: