Se encuentra usted aquí

The Vampire Diaries, la historia sangrienta más romántica de la televisión

Por
Redacción Shock

Por: Paola Ovalle

Van de la vida a la muerte, de la maldad a la bondad entre un capítulo y otro; van del amor al odio y del canal MTV a los televisores de Latinoamérica. A partir de esta semana empieza la maratón de The Vampire Diaries.  

Y como los vampiros viven en Atlanta, viajamos hasta allá para conocer los estudios en donde se rueda la serie juvenil por excelencia de la televisión americana. La historia sangrienta más romántica, protagonizada por Nina Dobrev , Ian Somerhalder y Paul Wesley . 

Empecemos con el malo, que finalmente siempre es el que tiene más rock and roll y este sí que lo tiene. Se llama Ian Somerhalder e interpreta a Damon Salvatore, churro como él solo, activista, vela por el bienestar de los animales, la naturaleza y hasta la conciencia, y todo lo bueno que hace en la vida real lo echa a perder en la ficción. Se desquita siendo el chupa sangre más antipático y frio de la historia. 
 
“Demon es impredecible y muy peligroso, el tipo frio que puede tener la misma expresión si está salvando a un niño que está arriba en un árbol, o si va a cortarte la cabeza. Es el mismo, la misma cara, tienen que estar atentos, la escuela se llama Mystic falls, así que nadie puede estar feliz por mucho tiempo”.

Ian no es un tipo que se quede pegado hablando sobre el éxito, es muy hábil cambiando la charla, dirigiendo la atención al tema que lo tiene botando corriente,  los jóvenes.

“Es un honor y una ventaja tener la atención de la juventud del mundo, nosotros tenemos acceso directo a ellos, es un privilegio que incluso ningún gobierno tiene. Así que soy realmente un nerd y ayudo a fundar compañas de aprovechamiento de la energía, de cuidado y adopción de animales, de producción de papel sin utilización de árboles, en fin, para mí el entretenimiento es una herramienta muy poderosa para echar a andar esos proyectos”. 

Paul Wesley , por su parte, trabaja el doble, casi el triple, pues además de tener dos papeles en la serie (Stefan Salvatore y Silas )debe lidiar con un hermano vanidoso y malvado (Demon Salvatore).
 
“Como actor es un reto, los dos personajes tienen diferencias muy marcadas, desde la mirada hasta la actitud, pues son verdaderamente diferentes en su interior. Técnicamente resulta agotador porque me toca grabar el doble, es fácil desconcentrarse y olvidar quien soy , por suerte un anillo marca la diferencia. ” lo dice en voz baja para no lastimar a la producción, (para no patear la lonchera). 

La que más se hizo esperar fue Nina Dobrev, el objeto del deseo, quien interpreta también dos papeles claves en el show. 

“Lo mejor de ser Elena y Katherine al mismo tiempo es poder jugar, es como ser humana y vampira, es ser egoísta o ser buena, es jamás sentirse aburrida. Amanezco cada día y no creo que esto me esté pasando. Lo que quería desde pequeña lo tengo ahora, soy parte de una serie increíblemente exitosa”.

Elena es quien sin duda lleva en sus venas la sangre más provocadora de la escuela y en algún punto tendrá que elegir.

“Especialmente a su edad es difícil saber que se quiere. Elena se ve tentada a acercarse a lo malo en un punto en el que pierde la perspectiva. A veces tienes que pasar momentos malos para apreciar los buenos, eso es lo que mi personaje vive tratando de averiguar”.

Temas relacionados: