Se encuentra usted aquí

Ver o no la película 'No se metan con mi vaca', esto opina Jamel Debbouze

El filme, que ya está en la cartelera colombiana, cuenta la historia de Fatah, un humilde campesino que solo tiene ojos para Jacqueline, su vaca.
Por
Redacción Shock

Con las actuaciones del franco-argelino Fatsah Bouyahmed (Vive la France, Né Quelque Part), quien además coescribió el guión, Lambert Wilson, recordado por su interpretación de El Merovingio en Matrix Recargado y Matrix Revolución, y el comediante Jamel Debbouze (Amélie, Asterix y Obelix), se estrenó el pasado fin de semana en Colombia 'No se metan con mi vaca', dirigida y escrita por Mohamed Hamidi. 

El filme cuenta la historia de Fatah, un humilde campesino que solo tiene ojos para Jacqueline, su vaca. El sueño de llevarla al prestigioso show agrario de París parece imposible, pero cuando recibe una inesperada invitación deja su tierra por primera vez y se embarca en un viaje para atravesar Francia a pie. 

Entre inesperados encuentros y divertidas sorpresas, junto a Jacqueline, Fatah hará nuevos amigos, y les enseñará sobre el respeto y amor hacia los animales, además de aprender costumbres de la cultura francesa.

Esta comedia francesa recibió el Grand Prix, el Premio del Público y el Premio a Mejor Actor en el Festival de Comedia de Alpe D'Huez 2016.

El comediante Jamel Debbouze habla de la experiencia.

¿Cómo se convirtió en coproductor del film?

De una manera totalmente natural. Mohamed dirigió mi primer show y es una persona muy talentosa. Me gusta cómo ve las cosas  y su forma de contar historias cotidianas con las que todos nos sentimos identificados. Es el tipo de director y de historias que me gusta apoyar. 

Con una vaca y un actor desconocido en el papel principal, no debió haber sido fácil encontrar apoyo. 

Una vaca y un actor desconocido son precisamente las cosas más baratas en el mercado en este momento! No fue tan difícil. 

Usted ha descubierto muchos talentos, incluyendo a Fatsah y a Mohamed. ¿Cómo los encontró? 

Ellos me encontraron! Cuando Mohamed llegó a mí con su primer guión Né Quelque Part, descubrí a un hombre lleno de humor, con un genuino proceso de pensamiento detrás. Es un director muy aplicado porque sabe exactamente a dónde se dirige. Tiene la confianza de la gente que conoce su camino. En el set, no sé lo que siente por dentro, pero siempre nos da la impresión de estar con alguien lleno de calma, constante, estable, disponible y muy preciso. Él y yo compartimos muchas cosas, tenemos muchas afinidades, y nunca sentimos como si estuviéramos trabajando. Pero no debemos olvidar que él es profesor de economía, uno muy calificado, y que El Profesor, como lo llamamos, nunca se rinde. Con él, tenemos la sensación de estar trabajando en un parque infantil. 

En cuanto a Fatsah, lo descubrí a través de un sketch que vi en DVD. Me hizo reír muchísimo pero también me conmovió bastante, como Bourvil. Es un personaje muy tierno, profundo y divertido, y es una de las personas con las que más he trabajado en los últimos años, tanto en el Festival de Comedia de Marrakech como en sketches en los que formamos un tándem. 

¿Es muy diferente trabajar con él en el cine?

De hecho, no sentí que estuviera actuando, por el contrario, sentí que estaba en presencia de un miembro de mi familia con el que estoy acostumbrado a intercambiar palabras. Es alguien a quien conozco muy bien, así que todo ocurrió de forma muy natural. Hay muy pocas personas con las que tengo esa relación. 

¿Por qué escogiste a tu personaje?

Quería hacer parte de la historia, parte del mundo de Mohamed (el director). Su trabajo me recuerda al de los italoamericanos. Hablar sobre la inmigración de esta forma, como Rachid Bouchareb o Martin Scorsese lo han hecho, me conmueve profundamente.  

Al comienzo del filme, tu personaje se avergüenza de su cuñado, y le prohíbe contarle a su familia que vive con una mujer francesa y que tiene hijos con ella. Luego, gradualmente evoluciona… 

Me encariñé con este personaje porque me recuerda a amigos y primos míos. Es algo netamente cultural, no te lo imaginarías pero así somos los árabes. No estamos dispuestos a admitir quiénes somos o qué vida llevamos. Lo que más me gusta de mi personaje es que, en un preciso momento, mira hacia adentro y acepta lo que es. Cada personaje complejo es interesante de interpretar, especialmente cuando hay un desarrollo en su personalidad. 

Ya has trabajado con Lambert Wilson. ¿Qué clase de compañero es él?

Nos conocimos trabajando en Le Marsupilami, en las profundidades de la jungla Mexicana, y él estaba vestido de mujer! Realmente me enloquecieron sus piernas! (risas). Inmediatamente nos caímos bien. Lambert es alguien que inquieta a través de su proximidad. Tiene un carisma increíble y es extremadamente accesible. Es divertido, amable, afectivo y tierno. Y tiene un nombre genial. Es exactamente de la forma en que esperas que sea. Sabes, este rodaje fue una experiencia muy bonita. Para repetir.

Temas relacionados: