Se encuentra usted aquí

Vive Latino día dos: lecciones para asistir a un festival

Por
Redacción Shock

Fotos por: Andrés Alvarado 

Ir al concierto de su banda predilecta seguramente es una de esas experiencias que se quedan para siempre en el recuerdo íntimo y personal de cada uno. Nadie olvidará el primer concierto al que deseaba ir con ansias y logró asistir. Sin embargo, asistir a un festival de música es una de esas cosas que es necesario hacer. 

Hay algo (o mucho) de emocionante de esa sensación de impaciencia ante un cartel extenso, ante largas distancias entre escenario y escenario y ante nombres de agrupaciones desconocidas. Primero e importante no perder la calma, tener claro cuales son las agrupaciones que no se quiere perder por nada del mundo pero sobre todo tener en cuenta un factor clave y predominante: estar abierto a descubrir nuevas bandas. 

En el segundo día  del Vive Latino podemos decir que  descubrimos y reinamos: descubrimos a una Anita Tijoux, la rapera franco chilena más importante del continente, armada de su banda y cantando en sociedad “Vengo” su más reciente trabajo discográfico; descubrimos la potencia de los regiomontanos de Jumbo en todo su esplendor, el jazz empapado de hip hop de Cómo asesinar a Felipes, los ecos experimentales de Helado Negro, la nueva faceta de Ely Guerra y nos dejamos embrujar de Juana Molina; vimos a miles de personas corear las canciones de Love of Lesbian, la banda española que ha causado sensación en el circuito indie y nos dimos cuenta como un dúo como lo es Twenty One Pilots puede agitar masas.

Pero también repetimos viejos conocidos, nos enamoramos una vez de la dulzura y al mismo tiempo la ferocidad de Camila Moreno comiéndose el escenario, presenciamos a Los Tres, las leyenda chilena del rock, y liberamos la mente con el último disco de Cut Copy  y claro, acompañamos a el Freaky (el primer grupo colombiano en tocar la tarima del Vive Latino), quienes demostraron que su carrera va en subida, pues cuando nadie lo esperaba supieron convertir un escenario totalmente vacío en una pista de baile. 

Pero claro, tampoco podemos pasar por alto que tachamos uno de los grandes que queríamos ver: Arcade Fire. Nosotros (y las casi 60.000 personas que llenaron el escenario Indio) quedamos sin palabras ante el poderío de los canadienses. Le dieron inicio a un concierto inolvidable con Reflektor, y estamos seguros que el Foro Sol tembló. "Normal Person", "Here Comes The Night Time" y "Wake Up" fueron solo algunas de las canciones que retumbaron en el escenario; un show sin precedentes lleno de color, de atributos musicales por parte de los integrantes de la banda que se rotaban los instrumentos entre ellos en cada canción, y una potencia en escena que dejó sin palabras a los asistentes. 

En resumidas cuentas: cumplimos con la segunda jornada maratónica del Vive Latino 2014, descubrimos bandas, tachamos a las que queríamos ver, y nos dejamos enamorar de otras cuentas. Y vamos por el tercer día. 

 


 

 

Temas relacionados: