Se encuentra usted aquí

La nueva película de La Bruja de Blair decepciona más de lo que asusta

Si lo que buscaban viendo la nueva versión de La Bruja de Blair era asustarse, no lo conseguirán, porque al final estarán realmente confundidos.
Por
Luis Fernando Mayolo

Si lo que buscaban viendo la nueva versión de La Bruja de Blair era asustarse, no lo conseguirán, porque al final estarán realmente confundidos.

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito

Como era de esperarse iba a ser difícil que una nueva versión de un clásico del terror lograra convencer 17 años después, apostando por estrategias audiovisuales similares a las que en su momento lograron hacer creer a gran parte del público que la historia que contaban era real. Nos tragamos el cuento de la existencia de unas supuestas cintas de video halladas en un bosque, luego de la misteriosa desaparición de un parche de jóvenes.

La cámara subjetiva en constante movimiento, con textura granulada y visión nocturna esta vez no evolucionó, como podríamos esperarlo 17 años después del estreno y por supuesto no consiguió sorprendernos. Al contrario, al final quedamos con la impresión de que realmente no vimos absolutamente nada, por la agresiva mezcla de oscuridad, movimiento exagerado de la cámara y ausencia de diálogos que le aportaran a la historia. Los sonidos del bosque y la gritería constante de sus protagonistas no contribuyeron tampoco con el cometido.

Una historia que podría resumirse en grupo de jóvenes que se internan en la misma selva de la primera parte (el Bosque de Blair), liderados por James Allen McCune, el hermano de una de las personas que desapareció en el anterior relato, con el propósito de encontrarla. Luego todo se saldrá de control y el resto lo averiguarán si deciden verla.

Pero no toda las decisiones creativas de Adam Wingard, el director, fueron equivocadas en La Bruja de Blair siglo XXI. El meterle nuevos gadgets como un dron y micro cámaras pegadas a la oreja de los protagonistas fueron refrescantes para la historia, aunque pudieron brindarnos más material audiovisual. También logró algunos planos memorables, como el asfixiante y claustrofóbico de Lisa metida en un túnel angosto intentando escapar. La ambientación oscura que nos sugirió estar en una noche sin fin, también fue muy interesante e inquietante. Finalmente logramos ver a la Bruja de Blair (bueno, eso creemos) y aunque eso no paga la boleta, por lo menos nos deja la alegría de haber descubierto algo. 

La película se estrena a partir de este jueves 13 de octubre en salas de cine.

 

Temas relacionados: