Se encuentra usted aquí

Tres dosis de televisión violenta para entretenerse sin remordimiento

A muchas personas nos gustan las historias que mueven fibras y emociones, así nos perturben la mente y nos quiten la tranquilidad. Nuestros recomendados.
Por
Luis Fernando Mayolo

A muchas personas nos gustan las historias que mueven fibras y emociones, así nos perturben la mente y nos quiten la tranquilidad. No cerramos los ojos ante el lado oscuro de la sociedad, porque para poder convivir con él pensamos que no podemos encerrarnos en una urna de cristal, sino que debemos ser fuertes en medio de la mierda. 

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito

Por eso a los que nos identificamos en este perfil nos llaman la atención los personajes imperfectos, los antihéroes, los thrillers e historias que dejan en evidencia los diferentes rostros del ser humano, sin moralismos que busquen ocultarlos. Al final, aunque sean historias que podrían inspirarse en la vida real, no perdemos el horizonte de que son pura ficción.

Encontrarlos en la televisión ya no es extraño, si contamos una cantidad de propuestas ligeras sin trascendencia. Lo que sí es una fortuna es detectar profundos dramas complejos, que trascienden la violencia sin razón y entran el los terrenos propios de mentes brillantes y retorcidas para reinventar el género.

En este orden de ideas no pueden pasar desapercibidas tres series que se estrenaron en octubre con este espíritu, que definitivamente deberían estar viendo.

A HBO, Netflix y AMC se les prendió el bombillo de la creatividad incluyendo dentro de su programación historias que exploran los más bajos instintos del ser humano. 

Animal Kingdom (AMC) - Domingos 9 p.m.

La primera de ellas es Animal Kingdom de AMC. Un remake de la película australiana que lleva el mismo nombre, que en 2010 ganó en Sundance. Lo interesante de la historia es ver como la familia puede entenderse desde la base para construir una sociedad o también para destruirla. Por otro lado el cómo se pueden generar unas bases afectivas fuertes en medio del crimen y la maldad. La serie sigue a Joshua "J" Cody, un joven de 17 años que luego de la repentina muerte de su madre, víctima de una sobredosis de heroína, se ve forzado a contactar a su distante abuela, Janine “Smurf” Cody, que es una especie de matriarca que lidera un clan familiar criminal. La primera temporada de cuenta con 10 episodios de una hora de duración.

West World (HBO) Domingos 9 p.m.

La segunda es West World, la promocionada serie que llegó a la programación con la promesa de llenar el espacio dejado por Juego de Tronos. Aunque por ratos parece no ir a ningún lado y repetirse una y otra vez como si fuera la película el Día de la Marmota, es una serie para leer entre líneas. Como por ejemplo, que es una especie de parque temático de atracciones del viejo oeste, donde el que pueda pagarlo puede darle rienda suelta a sus más bajos instintos, así sean crueles o desalmados. El desarrollo de una posible inteligencia artificial y una conciencia en los 'robots' llamados anfitriones, hace que todo lo que sucede ahí sea aún más reprochable. Se acerca la revolución y no deberían perdérsela. 

Luke Cage (Netflix) Cuando le plazca 

Por último, siguiendo los caminos de Jessica Jones, llega otro superhéroe que no se considera como tal, y que por el contrario sus habilidades fuera de lo normal pueden convertirse en un verdadero karma, cuando a su alrededor hay tanta maldad. Los personajes de Luke Cage no son un modelo a seguir porque están untados de la misma mierda que terminaron combatiendo, en un contexto en donde la mafia y la corrupción reinan en los territorios de Harlem, Nueva York.