Se encuentra usted aquí

.

10 años después, Tres Coronas inaugura la ‘Nueva Era’

 “Un aire nuevo nos anima. Los pulmones vuelven a llenarse de rimas”. Con esta frase, Tres Coronas anuncia su regreso a las canchas del rap.
Tres Coronas, 'Nueva era'
Tres Coronas, 'Nueva era'
Por
Fabián Páez López

 “Un aire nuevo nos anima. Los pulmones vuelven a llenarse de rimas”. Con esta frase, Tres Coronas anuncia su regreso a las canchas del rap en el tema homónimo de su nuevo disco, Nueva Era.

Por Fabián Páez López // @davidchaka

Nueva era está lleno de añoranzas, no solo por el camino recorrido, sino por el boom bap de los 90, por exhibir las capacidades narrativas. Rocca y PNO construyeron a la distancia, en plena época de confinamiento, el disco más redondo conceptualmente de la discografía de Tres Coronas.

Cada barra es un recordatorio para las nuevas generaciones. Son dos mc que, como mirando desde el palco de la experiencia, con la seguridad que les da transitar ya los 40, golpean la mesa con un convencimiento absoluto. Rocca y Poncho fueron los primeros que le pegaron al perro. Hoy se presentan a sí mismos con una versión más refinada de su patente.  

En el disco hay una puesta en escena que reafirma la atemporalidad del rap clásico. Los beats, las metáforas, las imágenes que lograron anotar están llenos de pasión. La misma con la que hablan de rap, cuando recuerdan las viejas épocas de ida y vuelta entre Nueva York, Paris y Bogotá.

“El tiempo nos dio un espaldarazo. Fue como esa mano que nos dijo ‘Muchachos, háganle, que lo están haciendo bien’”, cuenta Rocca mientras recuerda el momento en que decidieron lanzar nueva música: justo después de bajarse de la tarima de Hip Hop al Parque en 2019. La acogida multitudinaria que tuvieron en la tarima del Simón Bolívar fue como sentir un abrazo del tiempo.

Como en cada álbum, Rocca y Poncho (PNO) usaron una canción para mostrarse como solistas. Son los temas en los que mejor despliegan sus habilidades como narradores, como creadores de universos visuales precisos. Al son de un bolero, Rocca recreó una tragedia griega en el gueto (La falda azul); por su parte, PNO hizo un track que por texto y ambientación bien podría ser la secuela de una película de gánsteres (Xconvicto).

Cada una de esas crónicas urbanas traza una relación inversa con la concepción del pasado que se manifiesta en este álbum. La falda azul cuenta una historia edipica de un sicario que mata a su mamá y Xconvicto retrata la vida de un gambino que sale de prisión y ya no tiene nada. El pasado es una sombra. Para Tres Coronas Nueva Era es, en cambio, el tiempo de recoger la cosecha.

Si bien hoy encontrar colombianos con carreras exitosas en el exterior es casi una tendencia (Les puede interesar Diáspora: músicos colombianos migrantes), Tres Coronas plantó primero la bandera de la latinidad en el rap, de la lengua como valor clave mucho antes de que “lo latino” fuera una categoría rentable. Todo ese camino está escrito en Nueva Era.

“Cuando la gente analiza las canciones las entiende en un ensamble. No son singles colocadas uno tras otra. Este álbum se hizo en un momento en el que todo estaba incierto. No sabíamos nada del futuro. Lo hicimos en un momento de duda, de autocrítica, en un momento de confinamiento mental, confinamiento físico, confinamiento social. Por eso el disco tiene esa atmósfera. Apunta a un desconfinamiento mental y musical. Tanto en la música, en el mundo, en la sociedad”, apunta Rocca. 

Esto es Nueva Era, track por track.

Nueva Era

Rocca: Nosotros venimos de la era análoga. Una era sin redes sociales, sin página oficial, nada. Todo esto se acaba de abrir. Retomamos el concepto de volver a la red social, de reformar la banda en una nueva era, que es la era digital. Como somos de esa era siempre pensamos nuestra música para la tarima. Tenía que ser algo fuerte. Necesitábamos algo que introdujera a una banda mítica como Tres Coronas. Yo pensé en esos conciertos de los años 80, de Heavy Metal, que eran apoteosis, luces por todas partes, baterías y guitarras eléctricas que llegan. Una introducción muy cinematográfica. Queríamos algo así musicalmente. Al principio no pensamos meterle letra, era una introducción musical. La pista es de mi autoría, pero al final le pusimos los arreglos. Empezamos pisando fuerte. Pero cuando llegamos al momento del coro no sabíamos qué hacer...

PNO: El coro es de Flowky, que es mi hijo mayor. Él es un artista que ha sacado temitas aquí y allá. Está trabajando precisamente en un nuevo proyecto allá en Medellín y Rocca me dijo que le preguntara si nos hacía un corito con el estilo de él. Acá en el basement de mi casa lo empezamos a trabajar. Hizo algo simple, que le diera la ambientación necesaria al tema. No hizo nada complicado. Agregó un nuevo ambiente a la canción. Le agregó un color nuevo, fresco. La canción juega a esos dos mundos: la nueva era manteniendo la esencia de Tres Coronas. 

Rocca: Es una canción que tiene muchas percusiones que se mueven por muchos lados. Y como veníamos  de un disco llamado La música es mi arma, que tenía un sonido más tirado a la fusión del folclor sobre el hip hop, nos pareció indicado tener una continuidad en la música que estábamos haciendo. No llegar con algo muy diferente. 

 

Rap Machine

PNO: De Nueva Era, que te da un poco de lo nuevo, llega a Rap Machine que es la esencia o el corazón de Tres Coronas: flows sobre un beat más noventero. Tiene un ambiente a lo Wu-Tang y entra con unos cortes que cogimos de Rap al parque, de los dos festivales que hicimos. Los dos de cada época. 

Rocca: El primero es del último concierto que hicimos en Hip Hop al parque, que fue el motivo por el que volvimos. Y el otro sí fue de Rap al parque, el primero en el que estuvimos. Y Kyo hizo una pista que era demasiado brutal para un concierto. 

PNO: Tiene esa energía. Rocca y yo botamos nuestros versos con nuestros flows típicos de Tres Coronas, metiéndole el sabor nuestro. Y el coro es el público pidiéndonos a nosotros. ‘¡Tres Coronas! ¡Tres Coronas!’ Eso era lo que queríamos. ¡Llegamos! ¡Pam! Rocca y yo nos echamos dos versos de 22 barras con esa pista de Kyo. Le metemos candela. 

Rocca: Es una pista evolutiva. Cambia. Tiene muchas cosas. Queríamos crear un ambiente muy espacial. A pesar de que mantengamos ese boom bap muy fuerte, la mezcla, los flows y los arreglos musicales son muy actuales. Los arreglos son muy sutiles pero hay muchas cosas que pasan. Es como el veneno con la piel de la culebra. Eso queríamos: que el veneno que botábamos tuviera un matiz, una envoltura que lo acompañara. Todo va junto. Por eso nosotros escribimos la letra con la música. 

 

Amor y odio

Rocca: Es como cuando llega el final del concierto y están los fans reunidos en la calle. Hay un man todo celoso que nos viene a botar mala vibra y los mismos fans que están ahí dicen ‘Usted no ha entendido nada’. Y llega la canción Amor y odio. Es el tema típico de Tres Coronas, como Falsedades o Envidias. Siempre nos llevan en la buena y en la mala. Pero los que nos llevan en la mala nunca es por algo artístico. Siempre es por algo personal de ellos y es la propia envidia que vomitan, porque no nos conocen ni saben cómo somos. 

PNO: Pero no necesariamente el tema es todo así. También son los sentimientos que hay, por ejemplo, de un hijo hacia un papá que también le pega a la mamá; de ese odio del amigo que dice ser tu amigo pero por detrás está buscando que no logres las cosas. Eso es lo que logramos, retratar el típico sentimiento de envidia. Tres Coronas siempre ha expresado esos sentimientos que están mucho en estos ambientes. Explicamos las dos. Son cercanas y apasionadas. 

Rocca: Acabo de leer una frase de José Mujica que dice: ‘El odio es ciego como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye’. Eso justo queríamos hacer, juntar esos sentimientos que son muy humanos que a veces uno no logra entender. Es el tema madurado de Tres Coronas, unos manes que ya son del cuarto piso, que saben lo que es el amor y el odio y lo están expresando de una manera muy calle, muy hardcore. 

 

Rawkus

Rocca: Es un formato muy atípico del rap porque son dos pistas en una. Nos pareció bacano juntar las dos pistas y hablar de lo que estábamos viviendo en este momento. Yo estaba en Bogotá y Poncho en Nueva York. En Bogotá se vivió un confinamiento tétrico. Antes de que pasara eso nos pasó que el gobierno mandó camiones con bandidos que estaban azotando las puertas. Las casas estaban vigiladas porque había camiones de gente que estaba sembrando terror. Yo lo vi con mis ojos. Estaba en ese ambiente entendiendo lo que hacía el sistema y el gobierno del matarife. Ahí me nació eso.

Esa pista es un ambiente a lo Alfred Hitchcock, como tenebrosa. No se sabe para dónde va. Empecé a contar esa información que yo iba cogiendo y a darme cuenta de la situación, porque en Colombia no solo hay pandemia, hay corrupción, ilegalidad, matanzas hacia los jóvenes y las comunidades. Son muchas cosas que estaba viviendo en carne viva. La primera parte es el confinamiento mental y ahí llega la parte de Poncho, que es el desconfinamiento, la salida de la población a la calle.

PNO: Es una transición de algo que se está contando a un monte, a una selva. La letra y lo que estoy narrando, metafóricamente, es que la música es mi arma. Mi letra, mi flow, mis palabras, mis líricas, son mi arma para defenderme contra todo lo que está sucediendo. Lo hago de una forma militar. 

El concepto de Rawkus era traer esos dos colores. En mi parte llega una guitarra pesada y se vuelve guerra. Se va para el monte, ready for war. Y ‘Rawkus, I'm bringing the rawkus!’ significa estamos trayendo el agite, la conmoción. También está inspirado en una canción de Wu-Tang que se llama Bring Da Ruckus

Rocca: Rawkus también es el nombre de un sello disquero de los 90 que tenía un sello muy particular. Nos pareció muy simbólico porque Rawkus es el rocket, la bazuca, y en la jerga nuestra también es como la última noticia, el bombazo. Es una de las más hip hoperas del disco porque tiene su concepto social y político y a la misma vez muy urbano y muy hip hop por la palabra Rawkus. 

 

Máscaras

PNO: Es otro de mis temas favoritos. Tenemos en featuring al Cybernético. Ha trabajado conmigo en varias cositas y en ese momento estábamos trabajando, como siempre, por teléfono, WhatsApp, etc. Rocca me había mandado este beat y yo estaba en la casa de mi parcero en Washington Heights, en el alto Manhattan, y él salió con ese coro, con un flow y un sabor muy único. Él lo estaba soneando, sin letra ni nada. Dando una melodía. Le dio energía y ambiente. Yo metí mi rap y de ahí empezamos a construir el tema.

Habla de las máscaras que todos tenemos, de las situaciones que a veces nos toca enfrentar así uno no quiera. Solo la vida te pone en ciertas situaciones donde te toca ponerte esa máscara para sobrevivir. Por eso me pareció un tema en el que hay mucho que decir. No solo está la máscara del falso. Hay diferentes tipos de máscaras. Todos pasamos por etapas de la vida donde tenemos una máscara. La pista es como jazzy, como lay back, como relajada pero a la vez está en tu cara. Es un temazo. 

Rocca: La pista la hizo Kyo. Yo le monté la batería y le puse ese ambiente más jazzero con los platillos y el hi hat. Se tocó en vivo. Creo un ambiente más jazz y el sampler que hizo Kyo son discos diferentes que él puso en la misma tonalidad. Cyber le puso un sabor como de sonero, del antiguo jibarito que llega a Nueva York y es entre salsa, reggae y hip hop. No se sabe lo que es. 

 

Ajisosos ft. Akapellah

PNO: Empezamos recordando una canción clásica de nosotros del primer disco, Trato. Pero el trato es traficando nuestra propia música, porque era lo que estábamos pasando en el momento: ver cómo traficábamos nuestra propia música a Colombia, Nueva York y Paris. Cómo penetrar nuestra mercancía. La volvimos a crear en la época de ahora. Venimos con nueva merca y tenemos a Akapellah y él también trae su merca. Venimos conectados pa’ traer esta propuesta, este nuevo producto.

Rocca: Maj Trafyc  es el productor, es un antillano. Por eso yo hablo hasta creole ahí. Puse una palabra en creole. Es de los pioneros del rap en Martinica. Queríamos una pista que sea como dancehall pero que se mantuviera dentro del rap. Nosotros le mandamos la canción estructurada a Akapellah y él entendió todo el vibe. Nosotros somos muy pro en esa cosa. Le llegamos con la idea bien montada para que fuera cómodo para él entender el vibe. 

El coro llegó mientras yo estaba acá encerrado por la pandemia con mi sobrino y con mi esposa. Estábamos hablando e hicimos la canción. Todo estaba grabado pero no teníamos el coro. Akapellah tampoco lo puso y yo estaba jodiendo en mi cuarto hablando con Poncho y él me dijo ‘Hay que hacer un coro loco’. Yo seguí hablando con mi sobrino y dije que había que hacer un coro pegajoso. Y mi esposa, que estaba escuchando, llega y dice "¿Por qué no dice eso en el coro?" ‘Vamos a hacer un coro pegajoso’. Ahí llegó la vibe y le metimos el tono. Se estructuró el texto, pero llegó de una palabra que uno suelta. Por eso hay que tener cuidado cuando uno suelta palabras porque son ideas y la gente puede coger la idea ahí. 

 

La falda azul 

Rocca: En este disco no quisimos que nuestras canciones de solista fueran hits. Quisimos hacer crónicas sociales. Y ahí fue que me nació La falda azul, con una pista de un productor de Estados Unidos que se llama Mano1. Él me mandó esa pista que tenía como un breakbeat, una trompeta y un sample a lo Alfred Hitchcock. Me inspiré en las historias de la tragedia griega, como Edipo rey. La historia de que no conoce a su mamá, se vuelve un guerrero y se enamora de ella. Le hace el amor y se da cuenta que es la mamá. Se siente maldecido por el oráculo, coge una espada y se quema los ojos.

Me pareció interesante esa historia edipica puesta en el contexto social de Bogotá, de Colombia. El pelao que crece sin su mamá y su papá y se vuelve un sicario y en la primera misión que va a cumplir el destino se le burla y tiene que matar a una mujer (son cosas que pasan aquí). El tipo mata a la mujer y él no sabe que es su mamá. Cuando llega la parte del coro la volví un bolero. Necesitaba a un cantante y llamé a un colega colombiano que vive en Paris, le dicen El caleño. Él es un salsero de la época de hoy y cantó un bolero. Dice que el pasado no perdona. Uno nunca se puede olvidar de lo que uno es. Esa canción trata de eso. Es el Edipo del gueto. 

 

Ego Trip

PNO: Es el primer sencillo que lanzamos. Habíamos hecho un tema antes de ese que no lanzamos, pero llegó Ego Trip y salió el disco. Es muy rap, muy MC, donde estás escupiendo tus letras, tu flow. Estás representando de dónde vienes, quién eres. Estamos dejando claro en nuestras letras y metáforas que ya volvimos. Entre más cuchos venimos con más sabor, más flows. Es bien ¡Pam! Nos paramos duro para que la gente se diera cuenta. Es el primer video que hacíamos desde hace 10 años. 

Rocca: Es producida por DJ Duke. Le hicimos unos arreglos y tiene scratches hechor por Cas. Cas siempre ha estado con nosotros desde el comienzo. Cuando yo vivía en París iba a Bogotá y me encontraba a Cas que hacía fiestas muy underground en el centro. Un primo mío me lo presentó en esa época. Cas siempre ha sido parte de la familia Tres Coronas. Por parte de Poncho de sus inicios, y yo también lo conocía cuando iba a Colombia. Nos pareció muy importante que él estuviera en el disco, porque los scratches ya no se oyen mucho en el rap actual. Pero el scratch tiene un ambiente muy único. Cas lo montó bien. Estamos muy contentos con esa canción. 

Xconvicto

PNO: Es el tema mío solista. Cuenta una historia muy típica de acá de Nueva York. A un italiano mafioso, un gambino, lo cogen preso. Paga sus 20 años, sale de la cárcel y piensa que todo está normal, que su esposa y sus hijos van a estar igual y resulta que no. Su esposa rehízo su vida con otro hombre. La hizo sufrir por lo que pasó. Su hijo está perdido.

El beat es de Kyo y el sampler de piano te lleva a algo muy mafia. En el coro tengo al Cyber de nuevo, que le da ese color a vaina vieja, de disco viejo, pero a la misma vez hace sentir como si fuera el personaje que está narrando su vida en el coro. Al principio del coro invité a una cantante que me hizo unas voces italianas que completó toda la obra para darle ese color de ópera que te lleva a esa época. La meta era que en esos tres minutos te sintieras viviendo esa historia, esa vida de gambino family. Eso fue lo que logramos con ese tema. Es algo teatral, dramático. 

Rocca: En esos temas nos expresamos de una forma más literaria. Es como un libro abierto. Poncho te habla de los puentes neoyorkinos, yo te hablo de cosas muy claras cinematográficamente de la ciudad. Eso es una cualidad que hoy en día en el rap no se ve tanto. Esa calidad de contadores de historias. Hoy en día es más que todo el estilo, el flow, la percha. Pero no utilizan ese vocabulario para ir más lejos dentro de una obra literaria. Eso es lo que Tres Coronas hace, porque nosotros venimos de la letra. 

PNO: Narramos un libro con nuestras líricas. En esos tres minutos te queremos llevar a una historia con nuestra letra y la ambientación. 

 

Clásico

PNO: Es la descripción de cómo se hizo el disco. Nosotros lo grabamos por zoom, por WhatsApp. Rocca prende su cámara y me está mostrando un sampler y unos kicks. Precisamente así pasó Clásico. Rocca me dijo escúchese esto que es un beat que tenía guardado. Yo le dije esto me inspira, me trae a esto. Yo dije que así como me lo presentaste lo vamos a hacer. 

Clásico es la descripción y la biografía. Cada uno cuenta su historia desde que empezó hasta que nos conocemos, cuando llegamos a Tres Coronas.

Rocca: Es la canción más personal que hay en el disco, porque todas las canciones son el sujeto que habla como MC. Ya no son PNO y Rocca. Son Luis Fonseca y Sebastián Rocca que hablan desde sus inicios. Son anécdotas que tal vez la gente no sepa. Para el coro el beat tiene un sonido muy caribeño, tropical y a la vez muy urbano. La canción es atípica en su construcción porque no es un tiempo binario, es un 6/8. No podemos cantar encima cualquier canción. Es un flow que hay que adaptar. Es un ejercicio de estilo implantado en otro ritmo.

En el coro, Poncho había colaborado con Afaz Natural en sus discos como solista y él recomendó a Afaz Natural, que hace cosas como las que hacía Mad Lion. Como en esa época que los raperos colaboraban y en el coro llegaba una voz gruesa. Él entró perfecto en ese coro porque contextualizó eso que llamaban en su época el ragga hip hop. Cerró el disco perfecto y al final Poncho se inspiró y grabó unas voces en Nueva York. Se hizo natural porque da la impresión de que cada uno está en el mismo estudio. Y termina con una nota positiva. Entramos en una nueva era. La canción abre el espectro a la Nueva Era