Se encuentra usted aquí

‘Bombo y Sal’ de Ruzto: lecciones de una vida llena de anécdotas

“Vivo seguro que lo que canté a los 14 años con Aerophon no es lo mismo que canto en este álbum a mis 30”: Jeff Ruzto
Foto: Javier Quintana
Foto: Javier Quintana
Por
Sebastián Peña

Luego de despedir a su ex banda Aerophon durante el Concierto Radiónica, Ruzto presentó Bombo & Sal, su cuarto álbum de estudio vocal en solitario, y una joya que contiene 10 tracks en los que trata temas que están muy presentes en el momento actual que está pasando. Jeff vive en Villavicencio, a pesar de haber crecido en el sector de La Estrada de la capital colombiana, pero con este álbum de cierta forma regresa a esos inicios de barrio logrando reflexionar sobre su historia, sus problemas, historias ajenas y hasta en las incógnitas que han pasado por su mente a lo largo de este año. ¡Cuidado con el oro si no lo has colado, de pronto te quedas con las piedras!

Por: Sebas Peña - @SebasNews // Fotos: Javier Quintana / @jquintanar8

En marzo de 2019 el dúo Aerophon anunció que no realizaría muchos conciertos y que cerraría la era de su álbum Horizonte (2018) con un concierto especial en Boogaloop. Un mes después Ruzto, la mitad del dúo y protagonista de este artículo, lanzó Mi son, primer track de este álbum y una canción en la que muestra el brillo que mantiene cuando hace cosas en solitario. Este tema le abrió la puerta a una nueva era del rapero; más personal, un regreso a la esencia, consciente de lo que es como artista y donde las decisiones creativas y laborales dependen principalmente de él.

A principio de 2019 Ruzto decidió hacer una pausa con Aerophon, no quería afanar el proyecto y sentía que eso estaba pasando con las expectativas que se tenían con Horizonte. Eso estaba afectando directamente la creatividad y su forma de trabajo, “cuando uno comienza a hacer música pensando más en los resultados que en el arte, que es una expresión de desahogo, termina cometiendo errores y haciendo música que le gusta más a otra gente que uno mismo”.

 

Jeff es padre, esposo, artista, productor, beatmaker y está encargado de cada una de las aristas de su proyecto. Villavicencio es su centro de operaciones, allí vive con su familia y en esa ciudad nació su hija menor. Para él este álbum es volver a lo básico. Sus discos vocales retratan mucho el momento que está pasando y se convierten en una especie de diario; temas descriptivos de vida que llevan una línea conceptual, en este caso basadas en dos cosas: el bombo y la sal.

BOMBO Y SAL

Bombo y sal es el nombre del disco y de la segunda pista de este álbum y, como opinión muy personal de quien escribe este texto, es un corte que tiene una magia especial en vivo que no está presente en la versión de estudio; aun así, es una de las canciones que más he reproducido en el último mes y fiel candidata a favorita del año. Ruzto describe la elección del nombre del disco de esta manera: “el bombo es el primer instrumento percusivo de la música occidental. Siempre el poder del bombo es como el inicio de algo, el comienzo de la fuerza en una canción y en cuanto a la sal es el elemento esencial de la comida. Si no hay sal en un plato todo es muy desabrido. También es un concepto bíblico en que los humanos somos la sal de la tierra, somos luz y somos lo que le da ese plus al universo”.

ruzto_shock_bombo_sal_2.jpg

VAMOS A CAMBIAR A LA VISIÓN DE ESTA GENERACIÓN

Ruzto cree que actualmente todo se maneja por contactos, por el que es más lambón o por el que está rogándole a alguien para que le pare bolas a su proyecto. En varias canciones de este álbum toca ese tema y cree que es importante hablarlo porque, de cierta manera, su “independencia artística” y lo que relata en sus canciones es un mensaje para sus hijas y para las nuevas generaciones de músicos: “yo creo que hay maneras justas y buenas de llegar, no solamente pagando o lambiendo. Ese discurso lo mantengo en el disco porque ciertas prácticas en la industria hacen que se le quite el valor al arte”.

El bogotano llevaba dos años sin lanzar música en solitario, a pesar de haber estado activo con Aerophon, y por eso siente que Bombo y sal es empezar de nuevo, salir a conquistar el público que aprecia el rap hecho en esta tierra y que está buscando nuevas canciones para sus playlist. Para esta era él mismo mandó a hacer un tiraje del disco en físico y ya está próximo a vender todas las copias, “acá ya nadie compra CD, pero nosotros ya pasamos la línea de riesgo”, dice.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Ruzto (@jeff_ruzto) on

Todo el álbum fue muy artesanal. Ruzto lo mezcló, produjo y masterizó en su casa de Villavo. Ese fue un riesgo, un capricho de los treinta, pero está hecho con altos estándares de calidad: buenos equipos y mucho tiempo invertido. Este disco no son retazos de canciones, como muchos álbumes de hoy en día. Su formato es muy similar al 444 de Jay Z, disco que Ruzto escuchó cuando vivió en Nueva York. Él asegura, y lo podemos corroborar, que todas las pistas de Bombo y Sal se complementan y mantienen una línea que le da coherencia, por eso, muchas otras canciones que no hacen parte del disco fueron sacrificadas y no vieron la luz, por lo menos por ahora.

ruzto_shock_bombo_sal_3_0.jpg

El artista habla calmado, pausado y cada palabra que usa tiene detrás muchas horas de trabajo, de lectura y de anécdotas. Bombo y sal es un álbum maduro, íntimo y que vale la pena escuchar de corrido. Es un gran larga duración para conocer a Ruzto, en caso de que antes no haya oído hablar de él o solo conozca su trabajo con Aerophon. Cada pista tiene una energía especial y al unir las 10, incluyendo el intro, lo hacen una obra compacta que vale la pena tener de colección en la casa e incluirla en los favoritos de su plataforma favorita. Analicen las canciones, gócense cada experimento y sonido que Ruzto incorporó y, por último, dense la oportunidad de ver este proyecto en vivo que reafirma la fuerza artística de este bogotano.

ruzto_shock_bombo_sal_1.jpg

Bombo y sal | Canción por canción, según Ruzto

Oro entrada
"
Se ha perdido mucho en los discos hacer entradas. En los discos de los 90 siempre había intro, interludios, outro y canciones escondidas; yo siempre he sido muy amante de eso. En este disco no metí interludios porque la estética del disco no lo permitía, pero no quería que se fuera sin intro. El intro se llama Oro entrada porque es el tema del que hablo en la siguiente canción". 

Bombo y sal
"
Es una canción que toma varios temas, pero el principal es sobre el ser humano y cómo este pone muchas cosas materiales por encima de su integridad. Es una canción bien rapera y competitiva".

Mi son
"
Este fue el primer sencillo de este disco. Tiene un par de punchs que gustaron bastante como las analogías de la comida y ahí comienza el concepto de la sal, del sabor, del son. El son es la raíz de la música afrocubana que a la final se convierte en la salsa. Le pongo Mi son porque es la interpretación del son en la música que yo hago y de cierta forma es volver a las raíces, a lo esencial, al canto. A mí me gusta cantar a pesar de que no tengo una educación vocal".

Carta machine
"
Sale a raíz de una ruptura de Felipe Gordon; él me contó su historia y yo la narré. Es una canción entre despecho y rabonería de hombre. En sí es una carta de despedida que en verdad es un lamento y un arrepentimiento".

Bohemia ilusión
"
Es una canción que construí pensando en el coro para mis hijas y en las estrofas como papá. Hablo de las preocupaciones como padre, diciendo que no escogí una carrera muy fructífera y hablo de la ansiedad, las cosas que generan la paternidad temprana. El coro habla del aprendizaje que tengo a diario con ellas. Algo muy especial de esta canción es que mi hija Antonia llegó al estudio y me pregunta '¿qué estás haciendo papi?' y yo le respondo 'la verdad no sé qué estoy haciendo'".

Furia
"
Es una canción de hip hop honors. Acá quería hacerles honor a mis raíces, sentarme y ver qué escuchaba cuando empecé: Tres Coronas, Clan Hueso Duro, Macko. En esta canción trabajé con Macko; para mí él marcó el estilo del rap bogotano, ese man tiene el slang característico del rapero de esta ciudad y se ha mantenido en la misma línea del rap desde el principio. La canción habla de cómo enfocar la furia en creatividad y en canalizarla en algo positivo".

Diez
"Es una canción en la que toco el tema político-social. Cuento la historia de un pelado que coge la calle y anda en malos pasos, la segunda estrofa es de un gomelito de los malos, el que tiene amiguitos que va a escoger y que tiene licitaciones para la ciudad. Ambos van a la cárcel, pero uno va a pasarla pésimo encerrado y el otro tiene casa por cárcel. La conclusión final es ver cómo el dinero manipula todo. Este tema lo hice con Felipe Gordon".

img_8194.jpg

Perdiendo amor
"Es una historia de un man que se va de fiesta con sus amigos. Son varias historias en un mismo tema. Habla de cuando uno bebe con los amigos y se vuelve terapeuta, experto en todos y jueces de la vida de otros. Es esa construcción de una noche de rutina en Bogotá de fiesta. A la final de la canción todo termina con una tumbada que una vieja le mete a un hombre. Son pedazos de camino por Bogotá, cuando uno va en el taxi por la 26, etc".

Rigor
"Es el regreso al barrio. 'Lo mejor salió del barrio' es la frase que puede definir la canción. El video lo grabamos en mi barrio, en La Estrada. Nos fuimos a comer y a ver la ciudad desde otro punto de vista. Yo ya no vivo en la ciudad, pero reconozco que todas las cosas que me hacen ser es haber conocido el rap en las calles de mi barrio".

Quien quita
"Es una canción más tranquila y habla del tiempo en relación al dinero. ¿Cuánto cuesta el tiempo? ¿Cuánta gente empeña su tiempo? A la final uno pierde el tiempo pensando tanto en otras cosas. Hablo de que lo poco que tengo no se lo debo a nadie. Tiene varias lecciones de vida que también tienen relación con el oro".

#LaMúsicaNosUne

ruzto_shock_bombo_sal_5_0.jpg

Temas relacionados: