Se encuentra usted aquí

.

Crudo, honesto, futurista y global: así es ‘Memento’ de Jona Camacho

El ibaguereño estrena un poderoso álbum debut, acompañado de experiencias tecnológicas que serán clave en el futuro de la industria musical
Foto: Arturo Muñoz / Decimal
Foto: Arturo Muñoz / Decimal
Por
Sebastián Peña

Luego del lanzamiento de sus primeros tres EP Sincopado Vol 1, Sincopado Vol 2 y Plástico, el músico ibaguereño estrena Memento, su primer larga duración de 30 minutos que incluye 12 nuevas canciones y un honesto bonus track. Este álbum debut, que ha tenido un impacto significativo a nivel internacional, logra mostrar la evolución y consolidación del sonido del cantante ibaguereño, además de fusionar su estilo con artistas extranjeros diametralmente opuesto a él, incluyendo temas bilingües y explorando el inglés.

Para todos ha sido un año complicado, pero para Jona Camacho ha estado lleno de desafíos. Este 2020 el artista ha estado produciendo para otros artistas, componiendo para estrellas del mainstream y metiéndole toda la gasolina a su proyecto solista; cada uno de estos retos lo ha afrontado con el mayor profesionalismo posible y eso se ve reflejado en cada uno de los resultados que tienen su mano.

La pandemia lo agarró en Estados Unidos donde tuvo que pasar dos semanas encerrado y esperando poder regresar a su hogar Ciudad de México. Cuando pudo hacerlo se metió en su estudio, desarmó unas canciones, hizo unas nuevas y terminó el disco en una semana. Memento, el nombre de este disco, fue la primera cosa que se eligió para esta nueva era musical, “lo elegí de la frase proveniente del latín ‘memento mori’ que es recuerda a morir, recuerda a la muerte. Me pareció impactante por lo que vivimos ahora y he vivido en mi vida. Esos altibajos humanos a los que estamos expuestos en nuestro camino antes de llegar al destino final”.

jona_camacho_shock_1.jpg

Jona debutó en 2015 con un concepto musical que en Colombia poco se había explorado. Para esos primeros EP el ibaguereño aprendió sobre mezcla y masterización para meterle a sus canciones la visión completa que él tiene de la música y también por costos, “para este álbum fue bonito que pudimos involucrar a otra persona para esa función haciendo que suene apropiada la música y lo arreglos. He aprendido muchas cosas que no entendía cuándo lancé los primeros EP y para este álbum las empleé”.

El ibaguereño es muy intuitivo, su cerebro está constantemente recibiendo información y eso lo ha dejado plasmado en sus producciones musicales. De cierta forma en Memento se puede escuchar lo que él ha aprendido musicalmente a lo largo de su vida y el resultado lo ha dejado contento a él, a su equipo y a las personas que han escuchado el álbum, “en Colombia vivimos la salsa, el vallenato y el reggaetón, elementos que de una manera definen nuestro sonido y que solo es identificable cuando estamos afuera y alguien nos lo dice. La idea está en saber cómo hacer algo mainstream y al mismo tiempo ofrecerle algo más al público”, agrega Jona.

El álbum cuenta con tres colaboraciones ganadoras que de cierta forma muestra el impacto que México y Estados Unidos han tenido para este álbum. Aquí participan la mexicana Vanessa Zamora, la norteamericana de origen latino JVZEL y LAZR. En el proceso de creación Jona se fue dando cuenta que tenía un par de tracks en los que quería que alguien colaborara y de esa forma “mandar las para donde yo no puedo”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Jona Camacho (@jonacmusic) on

Para la portada del disco Jona quiso que no solo fuera una foto retocada de él, sino que fuera un arte con concepto, mensaje e impacto. El arte de Memento es futurista y en palabras del ibaguereño “hasta pandémico” porque allí se ve soledad, se siente nostálgica y también realidad. De ahí Jona empezó a tener más ideas para el concepto visual de esta era y se decidió a experimentar con nuevas herramientas digitales como lo que es video en realidad virtual del sencillo Memento donde también se explora el audio 8D.

El disco experimenta varios sonidos, formas de interpretación y las fusiones logran mostrar un lado B de lo que es Jona, pero cada canción sigue sumergida en una honestidad maravillosa que le da mucho más peso y valor al disco. Son 11 composiciones crudas, sensuales y reales que están vestidas con elementos poderosos del R&B, dancehall, rap y el pop experimental. Con este álbum Jona se abre puertas a un mundo globalizado que está interesado en descubrir proyectos con ese toque latino, universal y auténtico que él ha ido construyendo desde que debutó en 2015.

Recomendado | Jona Camacho: Aire fresco para el R&B nacional | Shock Presenta

#LaMúsicaNosUne