Se encuentra usted aquí

‘Dejate llevar’ de Manigua Rock Mestizo: el llamado del territorio

La banda de rock del municipio de Cajicá estrenó su primer álbum luego de 11 años de aprender a tejer la palabra y el sonido.
Cortesía prensa Manigua Rock Mestizo
Cortesía prensa Manigua Rock Mestizo
Por
Redacción Shock

La familiaridad y el comunitarismo rodean el primer álbum de la agrupación Manigua Rock Mestizo: Déjate llevar. La banda, nacida, criada y radicada en el municipio de Cajicá, en el departamento de Cundinamarca, existe desde 2008. Fue fundada como un proyecto entre amigos de la cuadra. Pero fieles a los tiempos de su geografía, más pensados y meticulosos, menos febriles que en las grandes ciudades, se tomó años para darle forma a su primer álbum. Se podría decir que “tardaron” 11 años en publicar, pero más bien fue un tiempo de maduración de sonido, un acto de aprendizaje casi que rebelde para los presurosos tiempos de internet.

Desde sus inicios se encontraron en estudio con el productor Caros Roldán, un meticuloso de la música que los llenó de tareas para mejorar cada canción que componían. La grabación de su álbum fue como la culminación de un proceso de formación que no tuvo ningún afán comercial. Y de esa primera experiencia en estudio no solo salieron los 8 temas que componen su primer álbum, sino un repertorio de 15 canciones que vaticinan un lanzamiento muy próximo.

El comunitarismo presente en Dejate llevar tiene que ver mucho con la forma en que los cinco integrantes de Manigua se han sabido manejar como grupo durante estos años que crecieron juntos (hoy rodean los 30 años). Se interesaron en la tierra, en sus antepasados, investigaron y su proceso creativo y de convivencia está inspirado en los rituales de creación de comunidad de una variedad de pueblos indígenas provenientes de lo que hoy es tierra colombiana. Según cuentan, después de aprender el concepto del mambeadero, el ritual de la palabra, un espacio donde cada quien se expresa para desahogarse, se convirtió en uno de los ejercicios que han ido asimilando y que han influido directamente en el proceso creativo y en la convivencia del grupo. Es puro mestizaje sonoro. 

“A través del tejido de la palabra encontramos el camino”.  

Así, concibieron su forma particular de reinterpretar los ritmos tradicionales colombianos bajo un filtro rockero. A punta de “tiple” (guitarra mestiza de los Andes colombianos), gaita, las flautas, semillas y tambores construyeron un discurso que escarba en el estudio de las costumbres atávicas de la zona.

Los ocho temas de Dejate llevar abarcan un amplio espectro de ritmos en el que se destaca, más que las voces, la variedad y los saltos instrumentales. De melodías más acústicas y guitarreras, cercanas a la canción popular latinoamericana (No queda nada), pasan con naturalidad a las distorsiones y las percusiones caribe (Nadie sabe), o al funk con flauta más fiestero (Manigua).

Acá nos desmenuzan el álbum track by track

Duerme

Es un tema para los que ya no están, para que se siente y se valore la muerte como el lugar a donde todos vamos a llegar.

Manigua

La magia que tiene la banda es la sinergia y el sonido que logramos los cinco.

Antiguo secreto

Es un tema para recordar la ancestralidad del territorio; las montañas, los valles. Es el renacer de todo ese mundo en nosotros.

Déjame

Es una invitación a que la gente goce de su sexualidad, del amor. Es una invitación a que todos seamos dios con corazón y pies.

Nadie sabe

Es un homenaje a las cosas que pasan y ya no comprendemos. Al agua, al poder de la lluvia. También a la fiesta, a la música colombiana.  

Aquí

Habla de lo que sucede en Colombia. Como siempre, el país muestra su cara amable y es uno de esos territorios lindos para conocer, a pesar de todo la naturaleza se impone. Habla también del amor, de lo mucho que tiene la gente para dar.

Cristal

Es sobre cuidar. Todo hay que cuidarlo diariamente. Es el camino que cada cual se está trazando, el que cada cual se inventa. Es sobre cuidar el pensamiento.

 

Temas relacionados: