Se encuentra usted aquí

.

Una inmersión en el primer disco de Kali Uchis en español: ‘Sin miedo’

La diva pereirana del neo soul estrenó por fin su disco en español, una placa como para escuchar en una cantina de R&B.
Kali Uchis - Sin Miedo
Kali Uchis - Sin Miedo
Por
Fabián Páez López

De la colombo-estadounidense Kali Uchis hemos hablado bastante. A principios de 2020 estaba programada para el show de lanzamiento del Estéreo Picnic. Sería su debut como headliner en Colombia. Nos emocionamos, nos preparamos y hablamos con ella mientras llegaba la fecha. Desde luego, no pasó. Pero ahora tenemos nuevas noticias. 

Por Fabián Páez López @Davidchaka

En 2020, finalmente, llegó el virus a todos los rincones del mundo. Nos encerramos, Donald Trump alborotó a los fascistas, (como siempre) persiguió a los migrantes y las protestas escalaron en Estados Unidos.

Más o menos para la época en la que Kali Uchis debió presentarse en Bogotá, nos reunimos con ella por Zoom para hablar sobre lo que demandaba el momento: la comunidad latina en Estados Unidos y las lecciones del movimiento Black Lives Matter.

Nada ha cambiado mucho desde entonces, excepto porque sabemos que Trump no será más presidente y porque, con la marea menos espesa y una vacuna en el horizonte, Kali decidió soltar un álbum que se había guardado por esa sucesión de eventos desafortunados.

Sin miedo (Del amor y otros demonios) es su segundo álbum de larga duración. El primero que canta en español casi por completo. Si ya la habíamos escuchado haciendo neo soul con reggae y R&B, en este disco Kali abraza no solo la lengua, sino los ritmos asociados a lo latino.  

Mike Windle / Rich Fury - Getty Images Entertainment

Una masticada a la estética de Kali Uchis. ¿De dónde salió tanto estilo?

Una mujer hecha a punta de pintas entre el ghetto gold latino y la nostalgia californiana

El resultado fue un cancionero visionario que retuerce la experiencia de una cantina paisa, la refina y la filtra con trap y neo soul hasta convertirla en el perreo más hardcore.

Son trece cortes que, de entrada, se presentan como beats mínimos sintetizados y acuosos pero que poco a poco se intensifican en dembow.

El recorrido empieza con La luna enamorada, un track introductorio con una voz que recuerda a uno de sus mayores éxitos, Ridin Round. Es un R&B de cantina en el que la voz de Kali Uchis acompaña una tusa con un bolero.

Luego, en compañía de PartyNextDoor hace uso del spanglish en Fue mejor. En downtempo y con una onda lo fi se define el ambiente que rige el primer bloque de canciones. Sobre un beat fantasmagórico y un fraseo muy al estilo del Trap&B, Kali se reafirma en su independencia.

En Aguardiente y limón Kali Uchis no solo empieza a ponerse más experimental, sino que exhibe por completo su voz en español, con ecos fantasmagóricos incluidos. Aguardiente y limón es como atravesar un portal, como entrar a un jardín de ecos resplandecientes.

Esa introducción no es más que el aviso de que va a afilar la artillería. En Aquí yo mando, construida junto a la gran Rico Nasty cantan sobre un beat más intenso y casi gansteril. No hay muchas rendijas en el discurso: Kali es la que manda. Le creemos.

Luego, con un beat más cinematográfico, Kali sobrevuela con su voz un colombianismo, el Vaya con dios, un clásico futurista al estilo neo soul en el que muestra el hastío de las mentiras y lleva su voz a otros rincones. Es como el intro de una serie épica de la HBO.

pink_kali.jpg

Qué te pedí, el tema que le sigue, es como un nuevo interludio, conectado al intro. De nuevo se evoca un paisaje como de cantina con paredes de madera en la que los boleros están remixeados con soul.

Se abre paso a Quiero sentirme bien, un R&B más clásico en el que Kali habla de su sufrimiento, de su seguridad, del control que tiene sobre sí misma. Un toque cálido y brilloso.  

En Telepatía la agilidad ya ronda con más intensidad. Los bajos de este beat son más robustos. Kali casi que rapea y ejecuta uno de los coros más pop del álbum. Todo esto filtrado, desde luego, con el aura lo fi del resto del álbum.  

Al llegar a De nadie la fiesta está calentándose. El tema es un mix entre un dancehall rebajado y R&B. La pista se va filtrando, se va rebajando más, como pidiendo un freno.

Luego viene un pretexto que también es sentencia: No eres tú (soy yo). En spanglish Kali se presenta como un vicio incontrolable. Y aparece el dembow. Es como un reggaetón acompañado de una melodía solemne.

Te pongo mal (prendelo) es perreo intenso de alta factura. Un tema que recuerda a los inicios del reggaetón, a los primeros temas de Yankee, o a Hector y Tito. Acá se nota la mano de Tainy como productor. Jowell & Randy la acompañan.

La luz, sin abandonar el dembow retoma el aura del resto del disco, que opera como un filtro y sello de originalidad a la vez. Jhay Cortez, su compañero de track, es también la prueba de que hay una nueva ola en el reggaetón.

Para cerrar, Ángel sin cielo complementa un bloque de tres canciones  con La luna enamorada y Qué te pedí. De nuevo al bolero. De nuevo a la cantina del R&B. Un sampler de bolero se va rebajando más y más a punta de ecos y filtros.


Sin miedo de Kali Uchis - Tracklist

  • La luna enamorada
  • Fue mejor ft. PartyNextDoor
  • Aguardiente y limón
  • ¡Aquí yo mando! Ft. Rico Nasty
  • Vaya con Dios
  • Qué te pedí
  • Quiero sentirme bien
  • Telepatía
  • De nadie
  • No eres tú (soy yo)
  • Te pongo mal (préndelo)
  • La luz (Fin) Ft. Jhay Cortez
  • Ángel sin cielo

Sin miedo (del Amor y Otros Demonios) ∞ de Kali Uchis en Apple Music

 

Más contenido sobre: