Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

‘ZETA ONCE’ de Babelgam es el fulgente resultado de un aguacero de ideas

Babelgam presenta su primer larga duración: un homenaje a Suba, a los barrios en los que crecieron, a las texturas de esa zona urbana de Bogotá y a todos los sonidos que los han tocado desde la infancia hasta la adultez.

Babelgam-Zeta-Once
'ZETA ONCE', primer larga duración de Babelgam
// Fotografía por Laura Claveles

Tres hombres habitantes de la localidad de Suba (de Bogotá), una mujer de Ibagué y Felipe Rondón, de Telebit, son los elementos que conforman el cóctel llamado Babelgam , una de las bandas locales que mejor han definido su personalidad por encima del género musical en los últimos años.

Su sonido es el resultado de sus vivencias. En él se sienten el ruido de fondo de una ciudad sobrepoblada y los eternos viajes en transporte público.

ZETA ONCE es su álbum debut. Un proyecto que nació en el primer año de la pandemia y con el que descubrieron que podían ser coproductores de sus propias canciones y no solamente músicos de un solo instrumento.

El proyecto, sin duda, está ampliamente influenciado por Suba, una de las localidades más habitadas de Bogotá y el territorio en el que se formó Babelgam.

Juan Tuaty, vocalista de Babelgam, cuenta también que el impulsor económico de este disco fue una beca otorgada por la Alcaldía Local de Suba: “podíamos hablar de cualquier tema en este disco, pero decidimos hablar del lugar donde vinimos, de los barrios, las texturas y los contrastes”.

A Babelgam los conocimos con su alineación de cuatro hombres bogotanos, pero en agosto de 2020, con el sencillo KYC, nos informaron sobre un prometedor fichaje: la llegada de Maria Paula Mondragón.

Publicidad

Es curioso porque ella es la única de nosotros que tiene formación académica en música. Su aporte es bastante técnico. Además, es la más sabia en términos musicales. Su presencia se nota mucho en el disco y enriquece demasiado el tenerla con nosotros”, dice Juan.

Jocosamente Juan ha dicho en Instagram que este álbum es Guaracha Punk, pero al ponerse serio explica apasionadamente (y hasta técnicamente) cada proceso que vivió la banda al crear, escribir y producir las once canciones que conforman ZETA ONCE. Felipe Rondón, integrante de Telebit, también fue clave para el desarrollo de este proyecto discográfico.

ZETA ONCE tiene diferentes velocidades y cada canción tiene un estado de ánimo diferente. Se parece al clima de Bogotá o, mejor, el clima de Suba: a veces tranquilo, a veces con mucho ruido y otras veces nostálgico.

Este disco tiene un sonido industrial, propio de las ciudades caóticas, pero también tiene plasmado esa latinidad que no se puede negar y justamente ese sonido tiene protagonismo al cerrar el disco.

Las letras también vienen con el sello Made In Colombia, un distintivo del que los compositores deberían apersonarse más y que Babelgam ha sabido usar con maestría. Así como muchos nos identificamos con composiciones de proyectos extranjeros que escriben sobre sus ciudades y realidades, Babelgam invita a que los que escuchemos sus canciones sintamos esas vibras de Suba así no hayamos vivido en esa localidad.

Suba tiene varios lugares o venues en los que bandas locales quieren tocar, pero para celebrar la publicación de este disco, y lamentando que el coronavirus sigue en el aire impidiendo la realización de muchos conciertos, Babelgam se inventó una auténtica sesión en vivo filmada en un “todo a mil” llamado Almacenes El Chiquitín, ubicado cerca al centro comercial Subazar.

Publicidad

Un mes antes de la publicación de este álbum, Babelgam emigró de Suba y su centro de operaciones ahora es Chapinero, otra zona urbana gigante de Bogotá, de la que también hablan en pistas como BAZU. Juan finaliza diciendo que “prácticamente nos despedimos de Suba con este disco”.

Recomendamos escuchar este disco con los audífonos a todo volumen en una ruta de Transmilenio, SITP, alimentador, bus o bicitaxi que conduzca a Suba. Si no está en Bogotá, puede hacer de la sala de su casa su propio barrio imaginario y adentrarse en este mundo sonoro llamado Babelgam.

Juan Tuaty de Babelgam habla canción por canción sobre ZETA ONCE.

  • LA BENDICIÓN

Es un rave estalladísimo como ese tema que queríamos para abrir el disco por el poder que tiene. Es de los más largos del disco y líricamente habla de un tema curioso que es ese pensamiento del colombiano de bien que escribimos pensando en la idiosincrasia religiosa que está relacionada a la doble moral que tiene la autoridad. Tú te echas la bendición para que te roben, diezmas para que te roben o para que la policía te casque. ¿Te cuida Dios o te cuida el Estado? Está ese cuestionamiento de que nadie te cuida.

  • DELETE

Es un tema más post punk, pero con mucha influencia del EDM. Despecho lírico con mucha síntesis, fue escrito con todos los sintetizadores analógicos. Se canta entre María Paula y yo sobre una terminada.

  • Z-11

Marca toda la realización del disco porque tiene muchos contrastes, es como un mercado de géneros. Habla en sí de un sentimiento que se puede tener sobre la vida y lo difícil que puede ser el vivir para una persona en un país como Colombia. Es un sentimiento sobre lo que es ser colombiano.

Publicidad

  • KLAN-DESTINO

Evoca mucho esa temática de fiestas que tuvimos en la banda durante la cuarentena como el cumpleaños de Adolfo o el grado de María Paula. Es medio electro clash, pero también es muy guitarrera y sampleada.

  • INTOCABLE

Es de los temas más arriesgados que hemos hecho hasta el momento. Nace de un sample que le hicimos a la banda Toto y empezamos a crear una especie de trap, las voces son un fraseo rapeado y entra Spektra de la Rima. Se habla de la superación personal.

  • VENTANA E-16

E-16 era una ruta en la que nos transportábamos. En la canción es una participación vocal entre María Paula y Eduardo donde cantan sobre el despecho.

  • MISCELÁNEA

Habla sobre la calle donde venimos Adolfo, Eduardo y yo que es la 167. Esa vía conectaba nuestras casas con nuestro colegio, una calle llena de luces, comercio y neon. Sonoramente es un electro duro y distorsionado que imprime una energía sobre ello. Como si uno fuera a toda por esa calle.

  • AFUERA ESTÁN LOS RIVALES

Es una canción que habla sobre videojuegos . Entender lo duro que puede ser una experiencia de vida, pero entendiendo la ciudad como un video juego.

  • ULTRA PUNKA

Este tema le habíamos hecho un bpm de 220, entonces solucionar eso en percusión fue curioso. Es una oda al ruido, así como Depeche Mode tiene su Enjoy the Silence este es Enjoy the ruido. Un tema que habla sobre romper, hacer ruido y las guitarras son ambiguas porque son muy disonantes y parecen mega afiladas.

Publicidad

  • BAZU

Es decir Suba al revés, pero con Z. Es el segundo hip hop del disco y habla lo difícil que es vivir lejos de todo. Es una vivencia anecdótica sobre lo que soportabamos cuando hacían comentarios por vivir apartados de Chapinero, mientras que uno sí se tenía que aguantar horas de camino para los planes.

  • DOLORES

Es un tema en el que se toca el pensamiento de muchos cercanos sobre la decisión de emigrar. Una canción interesante que escribimos en 2018 y queríamos imprimirle nuestra herencia latinoamericana de bolero salsa y latin jazz.
¡La música nos une!

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.