Se encuentra usted aquí

Al Estéreo Picnic 2015 todos vinieron a divertirse

Por
Redacción Shock

Estamos conectados gracias a TIGO-UNE.

Por: Luis Fernando Mayolo. Si hay un lazo poderoso que une a los artistas y al público en un festival, es que todos vienen a divertirse. Cada uno a su manera, pero esa es la esencia. Y dentro de esa misma dinámica sociológica, tienen lugar una serie de historias y consecuencias que determinan el destino de los involucrados para bien y para mal.

Este viernes 13 convivieron toda esa horda de melómanos que recorren caminando más kilómetros que un ciclista subiendo La Calera, para escuchar al mayor número de bandas posibles, y todos aquellos para los que la música no es la prioridad, solo es la disculpa para pasarla una chimba con los amigos, disfrazarse, tomarse unas polas, acostarse en el pasto, comprar artículos y hasta someterse a las variadas activaciones de marcas que prometen el cielo y la tierra. 

En ese orden de ideas sólo las mejores bandas lograron convocar a un parche significativo. Aquellas que con los años se han ganado con trabajo un cariño incondicional de su fanáticos. Los artistas que todavía están a medio camino hicieron la tarea, aprendieron y siguen cultivando.  

Milmarías por ejemplo aprovechó para presentar el video de su más reciente disco 'Palmeras voladoras'. Rancho Aparte enfiestó a la gente prometiendo que "esto se va a putear" y DMK salió de la viralidad de Youtube para con sus covers de Depeche Mode reunir más gente que Danicattack.

La gente buscó a toda costa enfiestarse y en esta línea Herencia de Timbiquí demostró una vez más que ya está en las grandes ligas, suenan mejor que nunca y la gente los adora. 'Amanecé' y su nueva canción 'Quiero cantarte' todavía retumban en el cuerpo de los que tuvieron la fortuna de bailarlas. Eso es mucha marimba, tumbao y sabor. Como dicen ellos: “This is gozar”.

Puerto Candelaria también lo logró. Su presentación fue un carnaval y como Herencia siguió abriéndole espacio al 'nuevo folclor' en festivales como este, poniendo a moverse hasta los curiosos que no los conocían y se asomaron para llevarse una gran sorpresa.

Otra de las grandes fue Superlitio, quienes lucieron mucho más enérgicos que en Rock al Parque y en mejor sintonía con el público. Su álbum 'Nocturna' adquiere cada vez mucha más importancia en sus presentaciones y los fanáticos lo referencian tanto como sus grandes clásicos. Un tránsito necesario para reinventarse. 

Con Aterciopelados no hubo sorpresas. Siguen celebrando sus 20 años con un viaje nostálgico por sus mejores temas, con algunos nuevos arreglos. Para recordar la canción ‘Candela’, en la que Andrea en un show bastante pintoresco bailó todo el tiempo con un muñeco. Seguimos esperando nueva música.

Por el lado internacional lo mejor del día estuvo a cargo del combo británico de Alt-J y Kasabian, además del íntimo y carismático australiano Chet Faker. Kasabian al igual que Jack White dejaron de ser hace rato un experimento independiente para convertirse en un fenómeno global. Una descarga de rock and roll para presentar su álbum más reciente '48:19'.

Con Alt-J y Chet Faker las sensaciones fueron un poco diferentes y necesarias. La gente recibió sus propuestas más allá de la fiesta, encumbrado sus sonidos experimentales como una alternativa masiva dentro de los fanáticos colombianos. Tanto Chet Faker como Alt-J asumen riesgos y con montajes muy minimalistas privilegiaron su sonido por encima del espectáculo. 

Estamos hechos de música.