Se encuentra usted aquí

Festival Estéreo Picnic: este no es el cartel que nos merecemos

Por
Redacción Shock

Por: Nadia Orozco M @Cornfake 

*Esta es una carta irónica para un país irónico, que habla de paz pero no es capaz de ser tolerante en sus escenarios culturales. Basta con mirar las redes oficiales del Festival Estéreo Picnic y leer los comentarios para entender el contexto. 

Señores organizadores del Festival Estéreo Picnic, esta es una carta abierta para expresar el descontento por el cartel que fue lanzado el pasado domingo. Me uno a los miles de mal llamados “trollers” (por cierto, ellos deberían tener otro nombre más adecuado a sus profundas posiciones y alto rango de reflexión)

Haga clic aquí para conocer el cartel completo del Estéreo Picnic 2015 

Creo firmemente que este cartel no es el que se merecen ni los creyentes, ni los fieles asistentes, ni mucho menos los analistas de carteles detrás de las pantallas. Esperábamos más grupos con nombres impronunciables que llegarán en un avión desde algún lugar del mundo desconocido (claro ese vuelo debe ser internacional); porque si la idea era conocer nuevas propuestas, esperábamos que fueran de otro país que no fuera Colombia, al final de cuentas lo foráneo siempre ha tenido más calidad. La historia nos lo ha enseñado así, no es nuestra culpa y tampoco tenemos muchas ganas de cambiar esa mentalidad.  

Como bien lo comentó uno de los tantos analistas que hoy habitan las redes: “Es importante que traigan a estas bandas para que la gente tenga tiempo de ir al baño o a comer”; él tiene toda la razón, a nosotros en qué nos afecta que la mayoría de estas agrupaciones sean revelaciones y propuestas poderosas en cientos de festivales alrededor del mundo.

Poco nos importa si Lana del Rey empezó cantando para diez personas, seguramente en ese momento no se nos hubiera pasado por la mente ir a un concierto de ella así nos hubieran regalado la boleta, pero ahora que es una diva hipster era lo único que nos interesaba ver en esta nueva edición del festival ¿Era tan difícil pedir su presencia en el cartel así no nos supiéramos más de tres canciones?

Señores del Estéreo Picnic, es una total falta de respeto que a este cartel se sumen grupos de hip hop local. ¿Crew Peligrosos? Me uno, una vez más, a los sagaces críticos, no conozco la música de estos señores pero a juzgar por sus pintas, su nombre, su música y el lugar de donde vienen no son muchas cosas buenas las que se pueden esperar de ellos. Y sí, nosotros somos los mismos que gritamos a los cuatro vientos que nuestro país necesita paz, somos los mismos del #soycapaz y somos la generación más avanzada, tolerante, abierta y nada tenemos que ver con el gen prejuicioso de nuestras pasadas generaciones. SIN EMBARGO, no tenemos porqué tolerar esta clase de grupos en nuestros espacios.

¿Y qué si en todos los diciembres, bautizos, fiestas de 15  y en general cualquier evento familiar nos tocó –y nos toca - bailar al ritmo de la música con que crecieron nuestros papás? ¿Y qué si nos criamos al ritmo de la cumbia o el chucu chucu? ¿Y qué si en cualquier paseo donde haya piscina y cerveza nos gusta bailar apretadito?  Aquí se trata de esconder nuestras raíces, así que por favor absténganse de traer agrupaciones que nos recuerden de dónde venimos. 

A nosotros qué nos importa si en festivales de la talla de Lollapalooza, Coachella o Rock in Río han lanzado carteles donde el hip hop, el reggae, el rock, el indie y demás géneros se juntan, lo que queremos un cartel soso y plano, no queremos desgastarnos en abrir nuestro oído musical.

En resumidas cuentas termino esta carta pidiendo que no continúen haciendo este ni ningún festival llámese Rock al Parque, Festival Centro, Soma, Yavería, Altavoz, etc.  Realmente preferimos pagar el pasaje y la boleta a un festival en otra latitud (entre más lejana mejor). Allí posiblemente seremos los únicos que no conozcan a las bandas nuevas, pero si están tocando en dichas tarimas es porque tendrán algo bueno. Claro está, allá no comentaremos nada, no juzgaremos, seremos felices, nos vestiremos igual a todos y hasta abriremos y cerraremos la boca haciendo la mímica de que nos sabemos las canciones. Allá seremos borregos sumisos, pero mientras ahorramos 30 años para eso, seguiremos siendo expertos en lo que mejor sabemos hacer: criticar sin saber nada de nada.

P.D: *Esta es una carta irónica para un país irónico, que habla de paz pero no es capaz de ser tolerante en sus escenarios culturales. Basta con mirar las redes oficiales del Festival Estéreo Picnic y leer los comentarios para entender el contexto. 

 

Temas relacionados: