Se encuentra usted aquí

Un mágico recorrido por la destilería de Mr. Jack

Por
Redacción Shock

¡Qué buena fiesta de cumpleaños!

Por Mariangela Rubbini Q.
@bilirubbini

Videos: Cámara y edición: Alvaro Corzo

La emoción que sentí fue muy parecida a cuando, estando todavía en los últimos años de colegio, mis papás me dijeron que esas vacaciones de fin de curso pensaban mandarme a un paseo de parques de diversión en Orlando con mis primas favoritas. Tendría una semana y 500 dólares (que en ese entonces era un billete generoso) para vivir una experiencia extrema que me llevaría de la montaña rusa al shopping compulsivo y de ahí, al mágico y colorido mundo de Mickey Mouse y sus amigos. Tal cual fue la sensación que tuve cuando desde Brown-Forman Colombia me dijeron que querían que viajara a Tennessee, a propósito de la celebración de los 150 años de la destilería Jack Daniel´s. No pudo llegarme a la mente una respuesta diferente: ¡Queeee putería de viaje! respondí sin preocuparme por guardar la compostura. 

Nashville, la capital del estado de Tennessee en Estados Unidos, es un destino musical alucinante. Tierra fértil de la que han surgido artistas brillantes. Allí se encuentran ubicados el Museo y el Salón de la fama del Country y es el lugar que vio nacer a unos monstruos de los tiempos modernos del indie rock: los Kings of Leon. Pero también a la talentosa Taylor Swift y a la chica del showbiz que más le gusta llamar la atención: Miley Cirus.

Nashville vio morir a Johnny Cash (a él también le tienen su museo). Es la ciudad en la que Elvis Presley grabó cerca de 200 canciones en el estudio de RCA en Music Row y se honra de tener el programa radial musical más viejo de la historia (el Grand Ole Opry), que desde 1925 todavía hoy se transmite cada semana. Este es además, el lugar en el que el genio de Jack White tiene su estudio y su amarillenta y cautivante tienda de vinilos y 45s Third Man Records.

Y lo digo con conocimiento de causa, también es la ciudad en la que en un restaurante llamado Pucketts puede uno llegar a comerse las mejores costillitas barbecue del mundo. Y como si todo esto no fuera suficiente, este es sin lugar a dudas, el destino ideal para hacer bar hopping al ritmo de unos buenos shots de Jack mientras se hace el recorrido. 

Mi profesión me ha dado la posibilidad de festivalear y de entrevistar a gigantes del mundo de la música, de asistir a grandes premieres de la industria cinematográfica y de recorrer sets de grabación por los que más de algún fanático quisiera pasar, pero debo decir que mi viaje a Nashville, la visita a la destilería  del señor Jack, sentarme en la silla de su escritorio, beber agua del manantial de Cave Spring, caminar por ese mágico pueblito de no más de 600 habitantes llamado Lynchburg, y tener el privilegio de descubrir las manzanas caramelizadas con Jack Daniel´s en el restaurante de Miss Mary       Bobo´s, que hoy administra, Lynne Tolley, la tataranieta de Jack Daniel, entró al top 5 de mis viajes favoritos.

Publicidad