Se encuentra usted aquí

La diversidad, el credo de Rock Al Parque 2015

Por
Redacción Shock

Por: Fabián Páez (@DavidChaka) y Pilar Rendón (@MariaMarchita)

En Colombia tenemos el festival de rock al aire libre gratuito más importante que existe en Latinoamérica, y es de las pocas cosas que podemos decir que de verdad es nuestra. Lamentablemente, muy a fin a nuestra colombianidad, también es el evento más criticado. 

No existe un año en el que no  salga un personaje  “mala leche” a despotricar en cualquier medio de comunicación de las bandas invitadas, del lema o del afiche oficial. Las críticas parecen siempre las mismas: “que esto no es rock”, “que porque no traen bandas más conocidas", “que hay mucha fusión” o “que la diversidad es una mentira”. Pero ¿cómo quejarnos de un festival que reúne tantas visiones del mundo?
 
Este 2015 el cartel del segundo día nos demostró que las etiquetas tienen cada vez menos peso, y que el rock más que un sonido invariable es una actitud. Así rajemos hasta el cansancio, debemos reconocer que pocas veces hemos tenido la posibilidad de estar frente a agrupaciones con historias y sonidos tan contrastantes que lleguen a complacer a tanta gente. Eso es el rock para nosotros: la forma en que esas historias se encuentran y cobran vida.  

Después de una mañana capitalina con pronóstico de lluvia, empezaron los discursos altamente politizados de agrupaciones como Mal Gusto, Triple X, Breska, Ataque en Contra y Desorden Público. Hablaron de los falsos positivos judiciales; de los indígenas de la Guajira; le echaron la madre a Uribe, a Donald Trump y a todo el que se lo merecía a ritmo de hardcore y ska. Al mismo tiempo, en el escenario Eco, que cada vez va pidiendo más espacio, bandas como Chancha Vía Circuito, Mitú o Dub de Gaita personificaban el encuentro irremediable entre lo tradicional y lo electrónico.
  
Casi que todo ese miedo e indignación se resumieron en una de las mezclas más sorprendentes y completas del día: la presentación de The Coup. Solos acrobáticos de guitarra y bajo acompañaron los fraseos funkeros del gran Boots Riley. La música es su arma y lo dejó claro cuando cantó Guillotine. 

“We got the guillotine, you better run//We want to thank you for flying with us//May all your guns go off if it's time to bust//May all they tanks have time to rust//They got the armies turning bullets into gold”.

Publicidad