Se encuentra usted aquí

Terminó la polémica, el cierre latino triunfó en Rock al Parque 2015

Por
Redacción Shock

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito. // Foto: Inaldo Pérez. Como todos los años el show de cierre del Festival se convierte en la previa en uno de los temas más polémicos dentro de la escena musical y las mismas redes sociales. Por lo menos así se siente cuando se habla con esos personajes clásicos de Rock al Parque, los que no se lo han perdido nunca, o se hace un barrido por el tema en medios de comunicación o en esas tardeadas con el parche de amigos.

Lo más divertido de todas estas discusiones es que cuando llega el día del festival y luego de los vaticinios de que no se va a llenar el parque porque la banda ya ha venido muchas veces o en teoría no está en su mejor momento para hacerlo, lo que sucede siempre es lo contrario. Definitivamente el gran público parece estar ajeno a estas polémicas y como ha ocurrido una y otra vez el parque se pone su mejor percha con lleno total.

Este año con Café Tacvba sucedió lo mismo que con Fito Paéz, Calamaro, Draco y Charly García, por tan solo nombrar algunos ejemplos. Las redes sociales no coronaron a Mockus como presidente y tampoco acertaron esta vez con el mal ambiente en el cierre. La presencia de SUM 41 fue también clave, por supuesto, porque como 'Cafeta' los dos fueron banda sonora de la adolescencia de muchos y reunieron un combo poderoso. Esta última jornada logró llenar el Simón como no lo pudo hacer ni el Día del Metal. Un gran respiro para los organizadores que tiene que lidiar todos los años con una buena dosis de política, porque son dineros públicos.

Aunque a todos nos gustaría ver a los grandes headliners en el Festival hay que tener un poco de cordura para entender que la platica no alcanza para traerlos y mirar la historia para entender que el espíritu de Rock al Parque siempre ha sido el tener a las grandes leyendas latinoamericanas como protagonistas. Así lo recuerda por ejemplo Marcela Giraldo de Colectivo Sonoro, quien además destacó el que esta vez la apuesta fuera mexicana y no argentina: "México nos lleva mucha distancia en cuanto al proyectarnos su identidad en sus propuestas y preocuparse porque en su show todos los elementos se alineen en este sentido, un ejemplo claro fue la propuesta de Nortec Collective".

El éxito de este lunes de los Cafres y A.n.i.m.a.l. son también testimonio de toda esta carreta que estamos hablando. A pesar de los problemas de sonido del escenario Eco, A.n.i.m.a.l llenó y tuvo la mejor de las actitudes y así el público lo entendió. Lo mismo sucedió con los Cafres y sus melodías romanticonas.

Aunque 'Cafeta' estuvo el año pasado en el Julio Mario en tres shows para cerca de 3000 espectadores celebrando los 20 años del 'Re', en el concierto de la esperanza en 2013, en el Palacio de los Deportes en 2009 y en los 10 años del festival y otra ocasión más de Rock al Parque, parecen hacer ya parte de la cultura capitalina, esa que una y otra vez a todos nos gusta disfrutar. Nadie se cansa de escuchar su playlist taquillero.

Lo otro es que aunque parezca increíble todavía hay mucha gente que nunca los ha visto, porque no tuvo el dinero, la oportunidad o simplemente no los conocía. Así lo destaca Catalina castillo de Canal 13, que con 26 años declara no haberlos escuchado en vivo con toda la propiedad hasta ayer, contando además que su hermanito los descubrió hace poco por la colaboración que hicieron con Monsieur Perinê: "Es una manera de acercar una propuesta clásica a las nuevas generaciones".

"Además no hay que desconocer que es un privilegio poder escuchar nuevamente el 'Re', uno de los álbumes más importantes de la historia de la música latina. Ojalá las bandas nacionales sigan teniendo también esas oportunidades", dice Jose Baquero, exWamba y durante este festival conductor de la transmisión del festival para Citytv.

Para refrescar un poco  la memoria Pestilencia, Superlitio y Aterciopelados ya triunfaron cuando la responsabilidad del cierre estuvo en sus manos, lo que no hace extraterrestre que en el futuro vuelva a hacer la apuesta por encima de cierres de otras latitudes como los de Slayer en 2014 o Black Rebel Motorcycle en 2008. Cierres que sirven de argumento para los contradictores del protagonismo de las grandes leyendas latinas en el Festival, que exigen a gritos el jugársela por bandas mucho más rockeras, con un presente musical más importante.

Solano, periodista musical de El Tiempo, por ejemplo dice que el problema no era la presencia de Café Tacvba, sino “la repetición de una fórmula, el cuadricular el Festival”. Pero como siempre esa es una discusión larga en la que juegan por supuesto la tendencia del curador y muchos elementos como por ejemplo el presupuesto, ya que difícilmente se puede traer a una banda que cobre más de 100 mil dólares, quedando en ese rango propuestas muy independientes que significan un gran riesgo para el concepto masivo que se busca con el cierre.

Como siempre el debate queda abierto con muchas preguntas por hacer, pero con la alegría de haber sido testigo de otra edición más del festival gratuito más importante del continente, dejando en la memoria la frase que la banda argentina A.n.i.m.a.l. compartió este lunes con sus fanáticos: "Hay que ponerle más atención a las bandas latinas".