Se encuentra usted aquí

Hablamos con el padrino del crossover thrash: Mike Muir de Suicidal Tendencies

Todo alrededor de Suicidal Tendencies es una marca registrada en el mundo del metal. Hablamos con Mike Muir antes de que vuelvan a tronar en Rock al Parque
Por
Fabián Páez López

Todo lo que se mueve alrededor de Suicidal Tendencies es su marca registrada en el mundo del metal. Hablamos con Mike Muir antes de que, 11 años después, vuelvan a tronar en el escenario de Rock al Parque.

Por: Fabián Páez López @Davidchaka // Foto: Gettyimages

Desde los ochenta Suicidal Tendencies viene forjando una buena cantidad de fieles adeptos a los sonidos extremos. Después de combinar una fuerte dosis de letras filosas, la agresividad del thrash, la potencia y energía del hardcore-punk, y aliarse con el mundo skater se convirtieron en los abanderados del crossover thrash.

Ahora, a un poco más de tres décadas de haber lanzado su primer álbum, (Suicidal Tendencies, 1983), no les queda grande el rotulo de legendarios. Encabezados por el cantante californiano, Mike Muir, Suicidal ha mandado la parada en un estilo que va mucho más allá de la fuerza de sus canciones. La conexión de la banda con el mundo skater y su estética cercana a la onda gánster californiana son una marca registrada en el mundo del metal.

Ese mismo estilo, autentico y sin palabras para guardarse, es el que de una u otra forma los ha hecho meterse desde muy temprano en espacios invadidos por la cultura pop y codearse con las grandes figuras del rock. Fueron la primera banda de hardcore punk en aparecer en MTV, y lo hicieron con el tema I shot The Devil (que originariamente se tituló "I shot Reagan"); aparecieron en la serie de televisión Miami Vice; formaron parte de la banda sonora de Iron Man; y para su última gira han incluido un fichaje de alto calibre: el ex baterista de Slayer Dave Lombardo, quien vendrá con la banda a Bogotá para Rock al Parque 2016.  

Once años después de haberse estrenado en la tarima del festival de rock gratuito más importante de Latinoamérica, vuelven a pisar el Simón Bolívar. Hablamos con Mike Muir sobre la escena del metal y lo que se nos viene encima.

El público de géneros como el metal y el punk siempre ha sido fiel y crece con los años, incluso siendo un tipo de música que no ocupa un lugar central en la industria, ¿por qué crees que tienen tanta fuerza?

Creo que por muchas razones ya no hay tal cosa como la industria de la música. A la gente le gusta lo que le gusta. Hay modas que vienen y van como en la ropa y la vestimenta, la gente siempre estará tratando de empujarte en diferentes direcciones, pero con la música es diferente, dura lo que la gente se mantenga escuchándola en sus oídos y los haga guardar algo en su corazón. Para mí es diferente de las modas y colores que conoces un tiempo y luego abandonas, porque algo que tú escuches y sientas siempre se quedará. El rock en teoría es de esa música implacable, es más que algo que puedes abandonar cuando creces.

¿Y crees que eso tiene que ver con las identidades que se forman alrededor de la banda?

Cuando salió en el Reino Unido la movida del pop rock a principios de los 80 todo empezó desde abajo. La gente se preocupó por hacer un movimiento que fuera importante. Cuando nosotros estábamos en Nueva York estábamos pensando en grabar. Si a nadie le gustaba o no, no era importante, pero nosotros no haríamos algo porque creamos que a la gente le gusta, sino porque nosotros sabemos que nos gusta. Creo que eso es lo más importante. Los artistas pop se bloquean cuando hacen algo pensando en cómo van a ser interpretados, o en cómo van a ser recibidos, en vez de hacer algo que a ellos personalmente les guste y los rete. La música pop no puede retar la gente porque siempre engaña.

Tú pones azúcar en ella y sabe bien, pero no es buena para ti. Nosotros nunca hemos sido una banda que pone azúcar en su música, hacemos lo que nos gusta y lo que pensamos que es importante y poderoso, en vez de seguir lo que la gente hace. Creo que por eso es que estamos aquí después de tantos años y a la gente le gustan nuestras canciones, porque cuando salieron nuestros primeros discos la gente pensó: ‘yo puedo identificarme con esto’. Porque no estábamos tratando de ser algo más de lo que éramos y gente siempre se lleva bien con eso.

En este momento todos los latinos miramos con mucho cuidado las elecciones en Estados Unidos, ¿qué piensas de lo que se puede pasar?

Nunca he votado y nunca lo haré. La vida en América es muy simple: puedes tener muchas excusas o puedes levantarte en la mañana y tratar de ser la mejor persona que puedas y hacer lo correcto, no importa a qué te dediques o como seas. Obviamente ahora hay gente que no vale la pena ni de mencionar por lo ridículos que son.

Yo creo que esta es una oportunidad para la gente de decidir qué es más importante en el mundo, si la política o la gente. Los políticos no hacen mejor a la gente, es lo opuesto, la maldicen. No digo esto como un anarquista o algo así, pero mi papá siempre dice que mientras menos gente esté bajo su control menos poder tienen los políticos. Y cuando se habla de control se habla del control de nuestras vidas, mi papá nunca estuvo inmerso en política pero es evidente que la política puede llegar a joder la vida de las personas; yo creo que sería mejor si la gente se reuniera y controlara sus problemas por sí mismos. No disfruto la política, y con lo que está pasando ahora la disfruto menos.

¿Recuerdas la anterior visita de la banda a Rock al Parque?

Si, fue en 2005 y fue espectacular. Ser parte de ese festival fue un gran honor y estuvimos súper emocionados. Conocí algunos músicos de Chile y pasamos muy buen tiempo.

¿Qué piensas cuando te dicen que tienes que venir a Colombia?

Cuando nos lo mencionaron yo dije simplemente ‘me encantaría´’, tengo buenos amigos en Colombia y tenía que hacerlo de nuevo. Es muy emocionante porque allí, cuando estas en el escenario, no puedes ni ver a toda la gente que hay, es un verdadero honor estar allá.

¿Cómo ha sido la inclusión de Dave Lombardo en la banda?

Tener a Dave en la banda es genial. Él es definitivamente uno de mis bateristas favoritos de todos los tiempos; hacer un disco con él y hacer tures con él será muy divertido. Esta es una de las cosas que más amo de la música, ha sido una gran experiencia. Hemos estado encerrados en el estudio, hemos ido de tour, hemos vuelto y tenemos que salir al otro día, entonces todo ha sido estado muy ocupado, pero ha sido muy divertido.

Hablemos de la conexión de la banda con Dogtown y la movida skater

Bueno, mi hermano es  Jim "Reddog" Muir, dueño de DogtownXsuicidal.com,  y siempre ha sido una relación de aceptación y frustración porque yo nunca pude ser tan buen skater como él. Pero fue gracias a él que siempre estuve con algunos de los mejores skaters de por acá (California /Santa Monica). Cuando empezamos la banda a principios de los 80 hicimos tablas de Suicidal con Dogtown y lo estaremos haciendo de nuevo, somos afortunados de hacer tablas en colaboración; como cuando trabajamos con Jason Jessee y mucha otra gente que creemos que son skaters geniales.

Mi hermano fue vinculado al “Skateboard hall of fame”  hace dos años, y este año Suicidal también fue incluido. Así que estamos muy honrados de estar en el salón de la fama del skateboard.

¿Cómo van tus otros proyectos? ¿Habrá alguna experimentación con alguno de esos proyectos en lo nuevo de Suicidal?

Ahora mismo todo lo que hago es Suicidal, estamos haciendo el tema principal y cuando grabamos trato de concentrarme en lo que hacemos y no mirar nada más. Pero hay veces que escucho otras cosas que aprecio y otras que no aprecio mucho. La nueva grabación es algo que va a sonar un poco diferente y alguna gente podrá compararla con otros géneros. Creo que hay mucha gente que apreciará las diferencias; y apreciará nuestra definición artística de lo que creemos que es música poderosa, en cuanto al sonido y a la letra. Creo también que mucha gente se identificará con ella y continuaremos haciendo un gran trabajo con Suicidal.

Temas relacionados: