Se encuentra usted aquí

Rock al Parque 2014: El expediente secreto Killswitch Engage

Por
Redacción Shock

Es posible que muchos de los metaleros que asistirán el próximo 16 de agosto al inicio de la vigésima edición de Rock al Parque, en los años 90 aún no habían nacido, cuando se emitía la exitosa serie los Archivos Secretos X (X Files), y lo más probable es que desconozcan la relación que tiene esta serie de culto estadounidense con uno de los más destacados grupos de ese país en la escena “metalcore” o metal alternativo. Lo más probable también es que ese grupo de fieles al festival gratuito más grande de Latinoamérica no puedan relacionar, sin tener algún conocimiento “wikipédico”, los avatares del investigador del FBI Fox Mulder con la agrupación Killswitch Engage.

Pues amigos metaleros, es hora de rastrear las huellas de su banda favorita de Westfield, Massachusetts, y desvelar el misterio Kill Switch; palabra extraída del undécimo episodio en la quinta temporada de la mencionada serie de ciencia ficción, escrito por los pioneros del género cyberpunk literario, William Gibson y Tom Maddox, guionistas de esa obsesión televisiva acogida por miles de fanáticos entre septiembre de 1993 y mayo de 2002.

Es lo menos que deberían saber los “metalcoreros” locales de su agrupación favorita, antes de que el próximo mes de agosto la banda formada en 1998 inunde sus oídos con las agudas y veloces guitarras de Adam Dutkiewicz o la potente batería de Justin Foley.

Aunque que no lo crean, ser geek y escuchar metal tienen más en común de lo que la escena rockera colombiana reconoce. Ya quedaron en el pasado los nombres y temáticas lúgubres, épicas u ocultistas, que antaño los grupos pesados contenían en sus líricas y/o imagen: demonios, magos con espadas, lucifer, brujas, purulencia, neurosis, necrofilia, etc; un prolongado “grooooll”.

Los Killswitch hacen parte de los “vientos de cambio” de la escena (parafraseando la canción del clásico grupo Scorpions), junto a músicos de la talla de Slipknot, Mastodon, Avenge Sevenfold, Baroness, Asking Alexandria, entre otros, que llevan el rock fuerte a territorios más “amables”, melódicos, y con temáticas más variadas, a pesar de mantener su agresividad; algo reconocido por propio bajista y miembro fundador de los banda, Mike D'Antonio, “nuestras líricas desde el inicio se han pretendido diferentes a lo que se escucha, son más positivas, hay tantas cosas que te pueden hacer desfallecer en la vida, que no está mal enviar mensajes positivos o diferentes a lo que se hace en el metal tradicional....la música debería animarte...Debes disfrutar, sonreír y agradecer a la vida...” aclara en tono jovial el hombre de las cuatro cuerdas.

Desde sus orígenes la banda ha pretendido, más que ser lo más pesado posible, ser fieles a lo que sienten. Desde que a finales de esos años 90, influenciados por la escena harcore, mezclada con punk clásico y metal melódico, buscaran resurgir de las cenizas de dos bandas, Overcast y Aftershock. D'Antonio afirma que en esos inicios musicales, mientras reclutaba a algunos exmiembros de aquellas agrupaciones y con base en su rutina de “anotar frases o palabras mientras veo televisión o leo para crear líricas, ideas, títulos, etc”, apareciera la idea Kill Switch. De esos inicios, al consolidar una alineación, junto a Adam Dutkiewicz, grabar un demo de cuatro canciones, “Soilborn”, hasta su debut discográfico, “Killswitch Engage” en el 2000, se sentara la base de lo que sería el novedoso estilo a lo largo de otras 5 producciones musicales.

D'Antonio afirma con emoción, “me ha influenciado el terror, como “The Thing” (La Cosa), de John Carpenter, Evil Dead y sus secuelas, de Sam Raimi, la ciencia ficción, las películas con diseños bizarros. Me gusta actualmente el gore y lo sangriento. De joven escuchaba mucho harcore, Bad Brains, Agnostic front, Cro-mags”.

El bajista y diseñador gráfico confiesa que la situación de la industria musical es horrible: “No somos diferentes a los jóvenes en el público. Los grupos ya no dependen en vender discos, ahora el interés y la necesidad son el tocar en vivo. Ahora es demostrar que más que saber tocar frente a una grabadora, es hacerlo frente al público. Somos una banda real que no necesita pregrabados o sobreproducción”, añade de manera enfática. “No nos preocupamos sobre lo que sucede alrededor de la música, solo por la música”.

Ante la pregunta por el diseño de las carátulas de sus discos, D'Antonio le otorga poca importancia: “me gusta que la música hable por sí sola, aunque nos preocupa en algo la imagen”, en este sentido gráfico dice haber sido influenciado por discos como los de Misfits, “no nos gusta eso de carátulas con sangre y entrañas saliendo, me siento avergonzado por eso”.

La agrupación en la actualidad se encuentra en gira continua, después de casi tres años, un trabajo extenuante, especialmente para D'Antonio, teniendo en cuenta que en su presentación de julio en el “This is Harcorefest” de Filadelfia, no solo tocó con Killswitch Engage, sino también con su resurrecta agrupación netamente harcore, Overcast, cosa a lo que D'Antonio no le ve mayor lío, no es difícil aprender las canciones de cada agrupación.

A pesar de que ahora es complicado salir de gira y separarse de las familias, ya que muchos están casados y con hijos, el tocar en vivo es “ganarse la lotería de los mejores trabajos,  es un buen vivir. La industria se encuentra ahora casi exclusivamente en recorrer el mundo”.  Lo cual les ha llevado a tener la suerte de hacer presentaciones con algunos de sus ídolos, “grandes bandas con las cuales no nos imaginábamos estar, Metallica, Crowbar, Iron Maiden, AC/DC. Muchas historias que contar con esos grupos”, sonríe maliciosamente.

Sobre los planes del futuro inmediato, el bajista afirma que la banda se encuentra en el modo “gira” y esto los lleva a estar emocionados para su presentación en Rock al Parque, evento que dice desconocer, aunque sí recuerda su previa presentación en Colombia, donde “la gente está loca, los colombianos son muy agradecidos que bandas de extranjeras puedan tocar en el país. Esperamos que la gente vaya, levante sus brazos, grite, salte, o inclusive solo sonrían. Todos para uno y uno para todos en el concierto”.

Posterior a su corta estancia en el país se tomarán un breve descanso. Retomarán en octubre con un mes de conciertos en su país, para luego, en noviembre y diciembre, dedicarse a grabar demos en lo que podría ser su siguiente disco que al parecer saldría en 2015.

Sumados a sus dos proyectos base, el músico añade: “me gustaría iniciar o tocar en una agrupación de “stoner rock”, así como Kyuss, una de mis favoritas de toda la vida; o me gustaría tocar con ellos, pero no sé si estuviera a su altura, jejeje”.

La conversación termina en medio de la elocuencia por parte del músico y el poco atinado inglés del entrevistador, sin embargo, pudo enviar el típico mensaje a los aficionados colombianos ansiosos por escuchar, muy seguramente en medio de la lluvia capitalina, canciones tan destacadas como “Last Serenade”, “The End of Heartache”,  “My Curse”, “The Arms of Sorrow” o “Life to Lifeless”. “Colombia, la primera vez que estuvimos allá nos mostraron mucho amor, y queremos devolver el favor. Estamos ansiosos por llegar y tocar lo más fuerte posible”.

Un contundente y a la vez trillado mensaje de un artista que suena como su grupo, directo,  descomplicado, cero pomposo, cero “metalero”, más acorde con los tiempos que desde ya en los 90 se vislumbraban, cuando ese personaje enigmático Fox Mulder escudriñaba los misterios del universo exterior, y en algunos capítulos, el universo paranormal; cuando como el eslogan de la serie, “la verdad está afuera”, y en el mundo del rock se exhibía una nueva clase de grupos dentro del rock fuerte, sin géneros, melódicos, temáticamente menos convencionales.

Tal vez algunos jóvenes capitalinos se resistan a profundizar sobre Mulder, el culto a la serie X files en el rock, o lo que generó en la cultura “geek” mundial de esa década, inclusive en sus padres; sin embargo, a lo largo de la historia ningún ser se ha negado a escudriñar los misterios del universo, así que se podrán preguntar “¿de dónde viene la palabra Kill Switch?, ¿existe un virus cibernético llamado así? ¿existe vida en otros planetas?”.

Por: Bokon Haram.