Se encuentra usted aquí

Alan Correa el mejor joven talento del BAM 2015

Por
Redacción Shock

Fotos por: Daniel Álvarez 

La semana pasada nos pusimos la camiseta del BAM muy bien puestecita y no solo estuvimos dando vueltas por las conferencias programadas por la Cámara de Comercio junto a Proimágenes, sino que quisimos premiar al Bammer (entiéndase por el nuevo talento que los talleristas escogieron cómo el más pilo) con una estatuilla y una Go pro.

El ganador fue Alán Correa, un comunicador audiovisual de la Universidad de Antioquía de 27 añitos.  Hablamos con él y bastaron pocos minutos para darnos cuenta porqué fue el elegido.

Para empezar y romper el hielo: cuéntenos de usted.

Mi nombre es Alan correa, comunicador audiovisual del a universidad de Antioquía, he estado explorando el cine desde la música. He trabajado mucho con la industria y es mi gran pasión. He hecho muchos videos musicales, por eso creo que he estado en la mitad del cine y la música. Me encanta viajar y estudiar (de hecho soy un poco nerd). Hice una maestría en Canadá, estuve en México en un proyecto de investigación, exactamente en Guadalajara, explorando mucho el vínculo entre lo narrativo y las interfaces interactivas.

¿Y de camello?

Ya llevo más o menos 7 años trabajando en audiovisuales, empecé haciendo publicidad cuando vivía en Bogotá, he hecho documentales, proyectos, y eso me ha servido mucho. He trabajado como parte del equipo de producción de películas como La sociedad del Semáforo, productoras en Bogotá, para Discovery Chanel, Naciones Unidas… mejor dicho he estado súper inquieto.

¿Cómo es eso de que también le gusta el tema de la música?

Trabajo con artistas de Medellín como Dj Dmoe, Militantes. Tengo un proyecto del que estoy enamorado que se llama Xol, es una banda de electrónica en la que mezclamos sintetizadores, guitarras eléctricas, sonidos autóctonos y estamos próximos a lanzar un EP. También estoy trabajando en un proyecto, es un largometraje que estoy escribiendo, es un musical de tangos.

"A través del BAM nacieron un montón de sueños y se renovaron muchas expectativas en lo que queremos hacer como cineastas"

¿Cómo llegó al BAM? ¿Qué tal estuvo la experiencia?

Yo soy becario de Colfuturo en un convenido con Proimágenes. Esta beca me permitió llevar a cabo mi maestría en medios digitales en Canadá; ellos nos hicieron una convocatoria para ser parte del grupo de Bammers y quedé seleccionado. En ese momento yo estaba en México, pero estaba muy pendiente porque era volver a Colombia a conectarme con lo que más me gusta.

Ha sido una experiencia increíble: por un lado fue reconocer que está pasando en los medios audiovisuales y por otro ha sido un motivador, sentimos que a través del BAM nacieron un montón de sueños y se renovaron muchas expectativas en lo que queremos hacer como cineastas. Se reanudó el vínculo con esas pasiones y nos dimos cuenta que la gente está dispuesta a colaborar a armar equipo, a distribuir sea lo que hagas.

¿Cómo ve el panorama de la industria audiovisual en Colombia?

Yo siento que estamos en un momento clave los audiovisuales en Colombia, en un momento de transición, estamos transformando el pasado y lo estamos convirtiendo en una percepción de lo que es Colombia a través de los ojos de los cineastas.

Esta el ejemplo de Ciro guerra, directos del Abrazo de la serpiente, es una cineasta que es joven y es cercano, te puedes tomar un café con él. Te das cuenta que hay una exploración del territorio colombiano, no solo como espacio cinematográfico, sino de lo que somos. Algo personal que va a las raíces de nuestras comunidades indígenas y como ha sido ese encuentro con el mundo occidental.

Paralelo a eso hay un montón de gente ahora revaluando el cine en Colombia, y haciendo cosas.

Iniciativas particulares, de amigos o de colectivos terminan en unos proyectos muy grandes. Es un momento de consolidación

¿Y qué falta?

Yo siento que falta en Colombia romper paradigmas, dejar atrás el pasado. En una clase un profesor me decía que le cine es muy incierto y que para hacer una película se toman 7 años. Yo creo que es importante romper esas barreras que a la final son mentales, empezar a creer en la iniciativa, en el trabajo colaborativo, en ser recursivo… que esas herramientas tomen un rol importantes y pensar en una nueva cinematografía. Una que no tenga que ser complicada ni de altos presupuestos, donde los referentes no tengas que ser Estados Unidos o Europa, sino que sea pensada para nuestro contexto.

¿Cómo Bammer o en otras palabras talento joven cuál es su sueño?

Cómo músico y cineasta es trabajar porque las cosas sean más fáciles, porque sean posibles. 

Temas relacionados: 
Publicidad