Se encuentra usted aquí

Diccionario básico para entender Star Wars

Por
Redacción Shock

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

Aunque “solo” tiene seis películas estrenadas (se viene una nueva trilogía), la saga Star Wars reúne libros, videojuegos, juegos de rol, series animadas y cómics. Por eso, si usted no las ha visto, y ahora con la fiebre de fin de año por “The Force Awakens” quiere subirse al bus de la victoria y declararse un starwarólogo, será difícil tragarse todo el universo de entrada. La mitología Star Wars es un sancocho trifásico al cuadrado compuesto por planetas, robots, razas de extraterrestres, metafísica religiosa (con algo de superación personal), intrigas políticas y príncipes incestuosos. A continuación un básico y elemental diccionario para comenzar a entender este mítico todo-incluido de la ciencia ficción.

•    Alianza Rebelde: algo así como las FARC pero sin pipetas-bomba, pescas milagrosas o alias exóticos. Más bien, una guerrilla con looks setenteros, más parecidos a una banda de disco, armados con pistolas láser y uno que otro sable de luz, que se opone a la tiranía del Imperio Galáctico.

•    C-3PO: pronunciado “citripio” por sus siglas en inglés, es un robot con caminado cagado que se dedica a hacer labores de protocolo y diplomacia. Con el perdón de los amantes de la saga, sus escenas hacen parte de los momentos más detestables de cada película. 

•    Chewbacca: la bestia peluda gigante (no, no estamos hablando de Enrique Peñalosa) que siempre aparece al lado del personaje de Harrison Ford tiene un grave problema de verosimilitud. Aunque no habla lenguas humanas sino que se la pasa rebuznando en todas sus escenas, es difícil creer que semejante bola de pelos más parecida a peluche de feria pueda ser un peligroso contrabandista que termina identificándose y apoyando la causa rebelde.

•    Darth Vader (Anakin Skywalker): tal vez uno de los villanos más importantes, influyentes y despiadados de la cultura pop. Ha inspirado anuncios de marcas que van desde Pepsi (https://www.youtube.com/watch?v=cr4qoFNS868) hasta Volkswagen (https://www.youtube.com/watch?v=R55e-uHQna0), memes, vines, gifs y todo lo que hay en la piñata de Internet. Comenzó como un niño bueno en el Episodio I, un adolescente arrecho en Episodio II, un despechado en Episodio III, y un miembro del Centro Democrático en los Episodios IV-VI. 

•    Episodio I, II, III, etc, etc: la historia que George Lucas comenzó en los 70 como un guion para una película era tan compleja, que luego de la primera entrega, siguió creciendo y dando pie para varias novelas y guiones. Lucas inicialmente veía que Star Wars podía seguir la dinámica de franquicias como James Bond, con indefinidos filmes. Sin embargo luego de hacer la primera trilogía dejó el proyecto en pausa y lo retomó hasta 1994, y escribió otra trilogía que funcionaba como precuela- Ahora el vil dinero y la imaginación galáctica ha permitido que se anuncien tres episodios más (si J.K. Rowling quiere hacer precuela de la secuela, sagas paralelas y reinventarse los finales de su saga Harry Potter, ¿por qué George Lucas no puede?), por lo que ya podremos contar los Episodios VII, VIII y IX.

•    Estrella de la Muerte: una nave gigante más peligrosa que un biarticulado de Transmilenio en hora pico, es el cuartel general / arma mortal del Imperio Galáctico. 

•    Ewok: dentro de las múltiples razas que habitan las galaxias, esta particular mezcla de peluche y Robin Hood enano fue una de las más famosas porque ayudó a los héroes de la saga en una de las más famosas batallas consignada en Episodio VI, “El retorno del Jedi”.

•    Halcón Milenario: otro de los famosos y legendarios iconos de esta mitología es un avión con forma de pandeyuca que puede viajar a la velocidad de la luz. Seguramente lo ha visto en juguetes o como protagonista de varias de las escenas míticas de la saga.

•    Jedi: meta en la licuadora un síquico, un ninja, un samurái, un caballero medieval, un acróbata, un sacerdote que respeta el celibato y un yogi, y obtendrá un Jedi. Los jedis están del lado brillante de La Fuerza (ver “La Fuerza”) pero si se dejan tentar por pensamientos negativos pasan al lado oscuro de La Fuerza y se convierten en su contraparte, los Sith (ver “Sith”).

•    La Fuerza / “Que la Fuerza te acompañe”: esta especie de poder energético presente en el universo, le da el componente metafísico a toda la historia. Detrás de los laser, robots y pistolas futuristas, hay una dimensión religiosa que separa a buenos y malos en la historia. Por eso se popularizó el “que La Fuerza te acompañe” (“May the Force be with you”) y el juego de palabras de la celebración del día de Star Wars, “May the Fourth be with you”, celebrado el 4 de mayo de cada año.

•    Padawan: aprendiz de Jedi. Una que otra vez, esta palabra ha sido citada en otras piezas de la cultura popular como sinónimo de “estudiante” o “aprendiz”.

•    R2-D2: en los 70 los fanáticos latinos castellanizaron las siglas de este robot como “Arturito”. Esta pieza con forma de bolardo era la encargada de hacer reparaciones mecánicas de las naves, hackeos a sistemas del enemigo o abrir puertas sin necesidad de llave al mejor estilo de los apartamenteros colombianos. Con historias igual de aburridas que las de C-3PO, no queda más opción que quererlo porque viene en el paquete. 

•    Sith: los malos del paseo. Todos aquellos vagos que no supieron cómo manejar la Fuerza, se fueron por su lado oscuro, y terminaron delinquiendo por ahí sin posibilidad de casa por cárcel o proceso de paz. 

 

•    Yoda: aunque este marciano viejito es el sabio de la historia, el que todos consultan y respetan por su conocimiento en el manejo de la Fuerza, tiene graves problemas de gramática y construcción de frases. Identifíquelo por sus célebres frases con sujeto y predicado invertido.

Fotos: EFE, AFP, Image.net