Se encuentra usted aquí

El universo expandido de Star Wars

Por
Redacción Shock

No todos saben que cuando George Lucas vendió el guion de ‘Star Wars: A New Hope a la 20th Century FOX, el estudio no contaba con un departamento de efectos especiales. Así como Lucas tampoco sabía en lo que iba a desencadenar su ímpetu por llevar a cabo su sueño.

Por: @superhyperacido en colaboración con @fmogoll

Miles y miles de textos se han escrito sobre Star Wars, la saga iniciada por George Lucas sobre ‘La Fuerza’ y la lucha en una galaxia por el control de la misma. No solo para analizar lo que sucede en ella, sino también para colaborar con la expansión de su historia. El tamaño del universo narrativo que abarca Star Wars es uno en constante expansión y que incluso se le ha salido de las manos a su mismo creador.

Por allá en los años 70, el cine de ciencia ficción no tenía la fuerza comercial que tiene ahora. Si bien se había dado un gran paso en el 68 con ‘2001: Odisea en el espacio’, no se trataba de un género popular ni nada similar a lo que ocurre ahora. Sucedió entonces que un cineasta, fascinado por las historias de ‘Flash Gordon’, buscaba con ímpetu adquirir los derechos de la historia para llevarlos a la pantalla gigante, sin mucho éxito en su empresa. Pero su necesidad por narrar historias del espacio, lo llevó a idear el universo que hoy tantos conocemos como ‘Star Wars’.

Nadie parecía interesado en su guión, sin embargo el prestigio adquirido por su película previa, ‘American Graffiti’ (1973), le valió el aval de la 20th Century Fox, un consolidado estudio de Hollywood. Era tan poco el interés de la industria por la ciencia ficción que Lucas decidió negociar todos los ítems del contrato ‘standard’ que el estudio le ofrecía, pretendiendo con ello garantizar la promoción de su película (en palabras del mismo Lucas: “negocié los derechos del merchandising, en los que nadie veía dinero en esa época, con la intención de hacer las camisetas y los posters, porque pensaba que ellos (FOX) no los harían”). Lo que Lucas no sabía, era que con ello estaba abriendo una puerta dentro de la industria creativa que iba a cambiar para siempre el modo en que se conciben y se disfrutan las historias, especialmente las de ciencia ficción.

Para rematar y dedicarle entonces otra venia al señor Lucas, recordemos que para ese entonces el departamento de efectos especiales de ‘Fox’ se encontraba cesante y básicamente era inexistente. Es entonces cuando funda, en mayo de 1975, ‘Industrial Light and Magic’, ILM por sus siglas en ingles. Esta compañía, señoras y señores, ha sido nada más y nada menos que la productora de efectos especiales e imágenes generadas por computador (‘CGI’ por sus siglas en inglés) más importantes del siglo XX y lo que va del XXI, teniendo en su haber más de 300 películas hasta la fecha, incluyendo toda la saga de Star Wars, Indiana Jones, Jurassic Park, Harry Potter, Volver al Futuro, Piratas del Caribe, Misión Imposible, Flubber, Star Trek, mejor dicho, para que se hagan una idea, Pixar nació como una sub-división de ILM.

Entonces tenemos a un director de cine de 31 años obstinado por hacer realidad su historia de batallas interplanetarias bélicas y políticas, con héroes y villanos, profecías y poderes especiales. Tal fue su obstinación, que fundó una empresa de efectos especiales para ello y se dedicó a comercializar cuanto fuera posible para buscar garantizar el éxito de su película. ¿Qué pasó con esta historia?

Pues bien, echó a andar y al igual que las bolas de nieve que ruedan por la colinas nevadas, su tamaño fue aumentando de forma casi exponencial y se convirtió en uno de los universos narrativos más prolíficos e inmensos que jamás se habían visto, fácilmente comparable con las mitologías de las culturas a lo largo y ancho del planeta y nuestra historia en él.

El 25 diciembre de 1977 se proyectó por primera vez en salas ‘Star Wars: A New Hope’ (nombre original en inglés), una película que contaba la historia de una galaxia muy, muy lejana en la que un tiránico imperio galáctico, comandado por una mezcla entre cyborg y humanoide con un efecto de voz muy particular que controla fuerzas invisibles y tiene una espada laser, se ve enfrentado por un grupo de ‘rebeldes’ entre los que se encuentran una princesa y un piloto de combate, quien resulta ser sensible a la misma fuerza que el antagonista y es entrenado por un viejo maestro, quien parece conocerlo muy bien. Al final la historia queda en continuará, pues sabemos que ni el protagonista ni su antagonista han muerto y esto acaba de empezar. (No se ofendan fans, la historia claramente es mucho más que eso, pero piensen que eso fue lo que el público vio en términos muy básicos luego de salir de la proyección, hace casi 40 años). La historia fue un hit. Grandes y chicos (especialmente los chicos) quedaron fascinados. Los años de arduo trabajo de los practicantes universitarios, diseñadores, programadores e ingenieros en ILM, dejaron al público boquiabierto luego de ver naves disparándose en un combate en el espacio, una batalla de espadas laser, cuyo efecto de sonido al encenderse aún le eriza la piel a más de un fan, y una historia política con infinidad de alienígenas, orquestada musicalmente por el maestro John Williams.

Luego de la primera película vino la segunda (’El Imperio Contraataca’, 1980), seguida entonces por la tercera (‘El Retorno del Jedi’, 1983)  y el universo de ‘Star Wars’ echó a andar. Si bien la tercera película era la última de la saga escrita por Lucas y daba cierre a toda la historia, lo que le siguió luego fue un proceso de expansión nunca antes visto para una saga de películas, que desembocó en lo que hoy se conoce como el ‘Universo Expandido’ de ‘Star Wars’.

‘Universo Expandido’

Aquí es donde toda la historia se pone muy interesante. Con el éxito conseguido en taquilla por las tres primeras películas de la saga (que corresponden a las tres últimas películas de una saga de seis en su orden cronológico), y probablemente debido a que se trataba de una historia de fantasía con alienígenas y demás, se abrió para ‘Star Wars’, un mercado como el mundo no había conocido. Disfraces de los personajes de la película, juguetes, camisetas, elementos de colección, réplicas y demás, llenaron las estanterías de juguetes y tiendas de artículos variados. Diversas marcas de confección y producción de elementos de uso diario como loncheras, sabanas o utensilios de cocina, corrieron a hacerse con una licencia oficial de la marca para poder producir artículos contramarcados (el casco de Darth Vader lo tiene hasta el ‘Sr. Cara de Papa’). Esto dejó en claro que se trataba de un negocio lucrativo que se trasladó también al espacio de la adaptación y, apoyados también en el naciente mundo de los videojuegos de las décadas de los 80’s y 90’s, Lucas se lanzó a expandir lo que ya había inventado. Ahí aparece su gran ‘cabezazo’: permitir la adaptación de su obra para diferentes formatos de entretenimiento, pero alejándolo de la historia original ¿Eso qué significa? Significa que cuando la saga fue licenciada para invadir formatos diferentes al cine, se buscó narrar en esos espacios historias que, si bien se desarrollaban en la misma galaxia, no entraban a tratar temas de las películas mismas, sino que se contaban nuevas historias de nuevos personajes que no hacían parte de las películas (o a veces sí) pero sí hacían parte del universo en donde se desarrollaron, de allí su nombre: ‘Universo Expandido de Star Wars’.

Este universo expandido ya estaba fuera de las manos de Lucas. Si bien era su compañía la que otorgaba las licencias, estas nuevas historias fueron escritas por otras personas que, sin salirse de los parámetros propios del universo de la saga, se permitían soñar con diferentes personajes en diferentes momentos y lugares de la historia. De allí salieron novelas como las de ‘Darth Bane’, un Sith que declaró la guerra a La República, o ‘X-Wing Rogue and Wraith Squadron’, una serie de novelas (y video-juegos) sobre los pilotos de las naves rebeldes de combate. Aparecieron también video-juegos como ‘Star Wars: Battlefront’, ‘Republic Commando’ o el gran ‘Jedi Academy’, en los que los usuarios pueden ser ‘Storm Troopers’ durante ‘La Guerra de los Clones’, o ‘Jedis’ en proceso de entrenamiento.

Toda esta proliferación de contenidos relacionados con ‘Star Wars’ fueron los que mantuvieron viva la saga y le permitieron a George Lucas, cuya compañía de efectos especiales había roto todas las barreras tecnológicas para poder generar imágenes en computador con detalles de extremo realismo, lanzarse nuevamente a las salas para completar con su saga, produciendo los tres primeros episodios de la misma, que nadie había podido ver jamás. Así, en 1999, apareció en salas ‘Star Wars: La Amenaza Fantasma’, que correspondía al primer capítulo de la saga y en la cual podríamos conocer a ‘Anakin Skywalker’, el Jedi que se transformaría en el ya mundialmente famoso ‘Darth Vader’. Le siguieron ‘El Ataque de los clones ’(2002) y ‘La Venganza de los Sith’ (2005), esta última contándonos la caída del héroe y su transformación en ‘Darth Vader’. Si bien estas tres películas recibieron fuertes críticas cinematográficas, no por ello dejaron de llenar las salas de cine con millones de fans que habían esperado casi treinta años para poder ver la saga completa y que, gracias a todos los contenidos publicados, pudieron mantener viva su pasión por una historia que no deja de fascinar.

Ahora, a 2015, Lucas Films fue adquirida por Disney y se dispone a lanzar una nueva película: ‘El despertar de la fuerza'. Será dirigida por J. J. Abrams, el ‘geek’ más famoso de Estados Unidos y en quien confiamos hará la película lo más fiel a las originales que le sea posible, pero que ya nos advirtió que de ahora en adelante, la saga de Star Wars se reinventa, dejando la saga inicial como un episodio histórico pero abriendo nuevamente la puerta a nuevos personajes y nuevos conflictos dentro del mismo universo narrativo.

Para cualquier fan de la saga, este es un año glorioso. Podremos volver a ver los ‘light sabers’ en pantalla gigante y surround, a los que les gusta podrán volver a disfrazarse, con los nuevos dispositivos digitales vendrán montones de juegos, novelas y nuevas experiencias. Mi hermanita de 16 años va a poder ver algo de lo que yo vi a su edad y nuevamente el Universo de Star Wars se expandirá. Que emoción!

P.D.: Si quiere saber más del universo expandido, estos links le darán por dónde empezar:

Temas relacionados: