Se encuentra usted aquí

Los DJs desataron la fiebre en el segundo día del Summerland 2014

Por
Redacción Shock

Por: Jenny Cifuentes - @Jenny_Cifu

Sets energizantes sacudieron a los asistentes el segundo día del Summerland 2014. En dos tarimas el Main Stage y el Underground Stage, ubicadas en un espacio pastoso de 16 hectáreas a las afueras de Cartagena, una invasión de DJs enlistó con sus frecuencias una larga fila de creyentes, que desde horas de la tarde empezaron a dirigirse hacia el festival, haciendo que llegara el trancón a ciertas vías y el desespero a algunos  taxistas que aprovecharon la ocasión para subir al cielo las tarifas y agradecieron de paso a los hacedores de música electrónica su arribo a La Heroica. Para los que se quedaban del bus, entre 47 mil pesos, dependiendo de la hora, valía una carrera en taxi. Pero con el ánimo intacto y la emoción por un gran cartel, todo se vale, dijeron por ahí.  

Esta vez los horarios fueron acortados un poco para finalizar la jornada más temprano, a la 1:30 a.m., por una sana convivencia en el evento y en pro de la buena onda. 

A pleno sol, despega la fiesta:

En un escenario de 90 metros de ancho y 18 de alto, (el Main), con mucha energía Paul Lennar arrancó la fiesta y mostró la habilidad técnica que desplegó el pasado año en su trabajo Emotions con Alex Villanueva. El turno fue recibido por John Dish, un DJ de veinte años que ha lucido producciones como Cubic (Original Mix) y Karmma. Encantador. Mientras tanto, del otro lado, en la tarima Underground, Modfrek, seguido por Hidro oficiaban de protagonistas, enganchando gente a punta de beats, ofreciendo a sus oyentes porciones electrónicas de diversas cataduras que escalan desde el otro lado de lo mainstream. Bien lo dijo Cedric Gervais cuando le preguntaron hacia donde se dirigía el futuro de la música de baile y contestó que hacia la irrupción del underground. 

El sol derretía gafas negras, y en la platea grande la colombiana Alexa hacía que los asistentes alzaran brazos con sus reconocidos malabares sónicos y relucía material que estrenó hace unos meses: The One. Muchos paisas rendidos a sus audífonos. MYNC llegó bombardeando su nuevo sencillo con Moska y Tamra Keenan: el himno del Summerland 2014, Beautiful People. La temperatura musical seguía aumentando.

Temas relacionados: 
Publicidad