Se encuentra usted aquí

Así fue el ensayo de Carolina Guerra y Ónix en los Premios Shock 2013

Por

Realización: Cristian Hernández

Si bien los shows de los Premios Shock son determinantes para las bandas que tocan en nuestra tarima, este sí que fue un caso especial. Ónix, un proyecto de electro pop liderado por Iván Cuevas (ex Diva Gash y ex The Mills), hizo su debut oficial en nuestra tarima con una canción concebida para convertirse en un hit. A pesar de tratarse de una banda en estado párvulo, sus integrantes no son ningunos novatos en la industria musical.

Huertas recogió varias ideas sueltas que estaban pendientes y buscó a los mejores en su especie para confeccionar un equipo sin pierde. Su primer recluta fue el productor de música electrónica Rex, a quienes siguieron Duper, en los teclados e ingeniería de sonido, Geogy, de The Mills, en la guitarra, y su amiga de infancia Carolina Guerra en la voz. El primer fruto de este ensamble es Amor o qué: una consecuencia de un despecho en ritmo de electro pop, con influencias sutiles del funk, el chandé y hasta la champeta en sus percusiones. “Todos hemos estado en los Shock, yo los he presentado, y siento que es perfecto estar acá. Más que nervios y miedo, sentimos el placer de estrenarnos en casa, porque siento que Shock es como mi familia. No pudo haber una mejor oportunidad para lanzar Amor o qué”, explicó Guerra. En tarima, los Ónix se presentaron como un misterioso colectivo futurista en el que Cuevas tocó la batería y rapeó, mientras que su gran estrella femenina demostró que ningún escenario le queda grande, especialmente, este. Con ustedes: Ónix.

Temas relacionados: