Se encuentra usted aquí

‘El punto de no retorno’ la exposición que habla de VIH y SIDA

Una muestra de fotografías que llevan la mirada hacia un recorrido por la historia del VIH.
Por
Redacción Shock

Hacia los años 80 el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) obtuvo el foco de atención mediática. Gracias al asintomático proceder de éste virus y a las enfermedades oportunistas en etapa SIDA, la preocupación alcanzaba niveles mundiales. Llegó incluso a ser conocido como “La Peste Rosa” esto debido al prejuicio de su época, los pocos datos y estudios con que se contaba, las condiciones políticas, sociales y el alto número de víctimas mortales que se registraban en sectores asociados a la escena gay, empobrecida e inmigrante en Estados Unidos y Europa.

Apartándose de los datos estadísticos y encontrando en la individualidad de las personas que viven y conviven con VIH/SIDA, El artista Manu Mojito explora una historia de unión, resistencia y fortalecimiento dentro del sentir comunitario.

Entre el pánico y la desinformación, varias personas asumieron una actitud de rechazo hacia cualquier individuo que mostrara algún indicio de la infección, creando así un ambiente de segregación y estigmatización. Fueron pioneras en la búsqueda de respuestas claras frente al estado, varios grupos de personas que se resistían al ver a sus pares morir, abanderaron así, el amor y la resistencia para volver a acercarnos al otro mientras caminaban por el mismo incierto camino con orgullo y valentía.

Manu Mojito nomina a esta historia El punto de no retorno, una muestra de fotografías que llevan la mirada hacia un recorrido por la historia del VIH y algunas de las diferentes experiencias recreando momentos vividos. Es en sí, una afirmación y re significación del momento en que vivimos y un recordatorio para la no repetición. El VIH/SIDA se ha vuelto parte de la historia del mundo, una historia hoy reescrita donde se puede vivir con el virus y desarrollar plenamente un proyecto de vida a través de varias estrategias que nos permiten evitar su transferencia e infección, ya no somos datos, cifras y ésta, nuestra resistencia, celebra la vida, una nueva mirada y la llegada de la Profilaxis Preexposición (PrEP) a Colombia.

Temas relacionados: 

Ver comentarios