Se encuentra usted aquí

¡Guácala, la ciencia del asco! En Maloka

Insectos, comida en mal estado, acné, sustancias químicas, bacterias, fluidos corporales, microorganismos y más en una noche en el Museo.
Por
Redacción Shock

A través de cuatro estaciones, que incluyen recursos olfativos, táctiles, audiovisuales y digitales, el público tendrá la oportunidad de asombrarse con lo que la ciencia ha comprendido como asqueroso. La exposición se inaugurará el jueves 20 de junio a las 6:00 p.m. en un evento gratuito hasta completar aforo. 

Una nueva edición de una noche en el Museo trae en esta oportunidad ¡Guácala, la ciencia del asco!, una de las experiencias más innovadoras de los últimos años en el país, cuyo objetivo es explorar la importancia del asco para el hombre desde las dimensiones biológica y cultural.

Uno de los aportes más relevantes es que presenta al asco como una valiosa herramienta evolutiva que ha permitido asegurar la supervivencia del organismo humano, ya que lo protege de la ingestión de sustancias u objetos peligrosos y del contagio de enfermedades, lo que al final está mediado por aspectos culturales que en algunos casos sobrepasan la valoración de los riesgos reales.

Se destaca el Gabinete de asquerosidades, una galería con fotos, videos y frascos con simulaciones de rarezas como pescados de tres ojos, sanguijuelas, pelos de cloaca, heces, menudencias, afecciones de la piel, grasa humana y diferentes tipos de parásitos.

 ¡Guácala, la ciencia del asco! es además una invitación a que las personas se vinculen con los diferentes datos y nuevos hallazgos del mundo fascinante que se esconde detrás de las cosas asquerosas. Por ejemplo: cada esponja de cocina contiene cerca de 54 mil millones de bacterias y se transmiten más de 80 millones de bacterias por cada 10 segundos que nos besamos.

Ver comentarios