Se encuentra usted aquí

La Biblioteca Nacional celebra el Bicentenario de la Independencia

La exposición ‘200 años después: Nadín Ospina y la pervivencia de lo indígena’ invita a fijar la mirada en lo más profundo de nuestra identidad.
Foto Elvia Mejia Cortesía Biblioteca Nacional
Foto Elvia Mejia Cortesía Biblioteca Nacional
Por
Redacción Shock

El 24 de octubre la Biblioteca Nacional de Colombia se une a la celebración del Bicentenario de la Independencia con la exposición 200 años después: Nadín Ospina y la pervivencia de lo indígena, una exhibición que invita a fijar la mirada en lo más profundo de nuestros orígenes y nuestra identidad

“La singular conformación de estas piezas, su síntesis y su simbolismo me han llamado la atención desde que comencé a interesarme por el arte precolombino”. Afirma Nadín Ospina, la primera referencia a una pieza Quimbaya aparece en su obra en 1987. Pero la investigación de Ospina no se detuvo: diferentes versiones y transformaciones de retablos han aparecido en su obra desde entonces, hasta llegar a El paseante, la escultura inflable que hará parte de la exposición 200 años después: Nadín Ospina y la perviviencia de lo indígena, que se inaugura el jueves 24 de octubre a las 6 p.m. hasta febrero de 2020, en la Biblioteca Nacional de Colombia.

Esta escultura de 8 metros de alto inspirada en los retablos quimbayas, instalada en el hall central de la Biblioteca Nacional, entra en diálogo con otras representaciones e iconografías de lo indígena: las láminas de la Comisión Corográfica, proyecto científico (1850-1862), el cual hace parte de las colecciones de la Biblioteca Nacional de Colombia. Esta Comisión reunió a varios dibujantes que no sólo trazaron y pintaron caminos y montañas, sino a los indígenas del país y sus costumbres, en una forma de autodescubrimiento tras el proceso de Independencia.

Por otra parte, en la sala de exposiciones de la Biblioteca Nacional, se podrán apreciar documentos de las colecciones y fondos de la Biblioteca, divididos en siete categorías: el poder del lenguaje, la fuerza política, los dos grandes tesoros, los investigadores, La Vorágine, la mirada colonizadora y el Jorge Isaacs viajero.

Todas las piezas que conforman la exposición son diferentes versiones de cómo, desde la llegada de los españoles hasta el siglo XXI, se ha representado lo indígena. El material documental seleccionado también deja ver que en los diferentes soportes y registros ha primado más la voz, o el filtro, del otro –el letrado, el colonizador, el investigador- que la misma voz indígena. Ésta, cuando se ha expresado de manera directa, ha asumido un peso político y simbólico no pocas veces reprimido.

La exposición, con el apoyo de la Fundación Arteria, se inaugura el próximo jueves 24 de octubre a las 6 p.m., en el hall central y sala de exposiciones de la Biblioteca Nacional de Colombia, e incluirá una visita guiada con el artista Nadín Ospina, y un concierto con el grupo Los Sikuris Suaya, con un repertorio de Músicas indígenas latinoamericanas.

Esta agrupación fundada en 1985 trabaja en la recuperación de instrumentos ancestrales de los pueblos indígenas kuna o guna dule de Urabá en Colombia y kuna yala de Panamá, así como de comunidades de la familia lingüística tukano de los departamentos de Guaviare y Vaupés.

Entrada libre.

Más contenido sobre: 

Ver comentarios