Se encuentra usted aquí

Prendan las hogueras: Gaspar Noé habló con Shock sobre su mal llamado porno 3D

Una sociedad que se avergüenza de mostrar los pezones en Instagram, te habla de la esquizofrenia del mundo occidental.
Foto: Getty
Foto: Getty
Por
Luis Fernando Mayolo

Una sociedad que se avergüenza de mostrar los pesones en Instagram, te habla de la esquizofrenia del mundo occidental. 

Por: Luis Fernando Mayolo @mayolito

No le importa lo que diga la crítica y mucho menos que lo definan como el Enfant Terrible. Entiende que la provocación y las críticas son parte de un juego en donde todo el mundo busca su conveniencia y al final solo queda lo que uno mismo piense de lo que hace. 

Su más reciente película Love hizo que sus contradictores prendieran las hogueras y su obra que siempre ha sido pasada de tono, fuera catalogada como pornográfica y molesta.

Pero como todos sabemos su postura ante las cosas nunca ha sido tibia, por lo que en el recuerdo su legado sobrevive con Solo contra todos, Irreversible, Enter the Void y obras que hacen parte de otros compendios o videos musicales. 

Ahora de visita en Cartagena para mostrar su particular narrativa como invitado de culto, Gaspar afinó sus gafas 3D, afilando su lengua contra los que toleran la violencia, pero condenan la sexualidad como si fuera un bicho raro escondido tras la moral puritana de unos cuantos.

Hablamos con él muchos menos minutos de lo que nos hubiera gustado, pero su postura nos puso a pensar, más allá de los escándalos mediáticos.

 

¿Está cansado de que la crítica le haga la vida imposible y acuse sus película de pornográficas?

Uno sabe lo que hizo y no conoces a los tipos que escriben, que para vender papel crean escándalos que no existen. Yo hago películas que tocan temas violentos y otras veces más sentimentales, y los realizó de manera falsamente frontal. Pero la verdad son películas y estas son como actos de magia, haces realidades que no son reales. Mi padre que es pintor por ejemplo se ofende, pero para mí es parte del juego. No hay que alarmarce.

¿Considera su cine provocativo?

No me importa que hablen mal de películas como Love, a veces es pesado porque le dañan el recorrido inicial por el circuito comercial y en vez de un mes termina estando solo dos semanas en las salas. En las fiestas por ejemplo se me acercan tipos borrachos a decirme que no les gustó alguna de mis películas y yo les digo que gracias, y se emputan mucho más. Me gusta saber que hay gente que no le gusta mis películas.

¿Paradójico no?

Yo sé las películas que me gustan y los directores que me apasionan. Fassbinder, Kubrick, Pasolini, etc. Hay directores como Michael Powell que prácticamente les destruyeron su carrera los críticos al clasificar sus películas como pornográficas. Dijeron incluso que se suicidó. No fue entendida en su tiempo. 

¿Entonces usted se considera adelantado a su tiempo?

Ni más faltaba, pero si estás contento como espectador de tu propia obra no hay nada más que decir. Solo cuando tus amigos íntimos, aquellos en los que confías y su gusto e intelecto te tocan, las críticas son valiosas.

¿Por qué cree que la gente tiene más tolerancia hacia la violencia que al sexo?

En la vida la gente tiene historias de amor que son en parte sexuales. El sistema comercial cinematográfico es muy puritano. Tengo amigos que cuentan sus aventuras durante una hora sobre lo que pasó en 4 minutos y no pasa nada, cállate les digo y eso me parece obsceno; pero la pasas al cine y es un escándalo. A mí realmente no me parece que filmar a una pareja en la cama o besándose sea obsceno. Estamos una sociedad que se avergüenza de mostrar los pezones en Instagram. Eso te habla de la esquizofrenia del mundo occidental. Para mí el sexo y el amor es mucho más puro, como el agua, en cambio la guerra si se parece mucho más al fuego. Es increíble que la gente pueda tener relaciones amorosas a los 15 años, pero que no se pueda mostrar en una pantalla. Es totalmente ilógico.

¿Cree en los estados alterados de conciencia?

Por suerte existen. Yo no experimenté demasiado con drogas psicodélicas, bueno, tal vez más que el promedio. Pero lo hice desde los 25 años, a veces de manera creativa, pensando que en un futuro iba a hacer una película donde mostrara lo que sucede. Pero desde que terminé Enter the void, rara vez me alteré con algo psicodélico.

Siguiendo con la alteración de la conciencia, ahora el 3D hace parte de su lenguaje

Hay un problema con el 3D y es que la gente lo filma como si fuera 2D cambiando de tomas cada dos segundos y deberías saber que este tipo de movimientos de cámara te puede dar nauseas o las tomas cortas no te dan el tiempo para recrear el volumen. Los subtítulos flotando son molestos también. Por eso mi película Love decidí hacerla en inglés, así podría ser vista sin subtítulos en la mayor parte del mundo, con tomas fijas y largas. Si fuera en 2D lo hubiera hecho diferente.

Temas relacionados: