Se encuentra usted aquí

Estéreo Picnic 2019: ¡Qué chimba el apoyo del público a las nacionales!

Escenarios llenos y coros potentes. Así estuvo el día 1 del Estéreo Picnic
Daniel Álarez - David Schawrz
Daniel Álarez - David Schawrz
Por
Redacción Shock

The Kitsch fue el trio encargado de darle play al Estéreo Picnic con la cuota de artistas nacionales. Una salvajada sonora que llenó de notas la tarima uno en el festival y con ella un sinfín de aplausos que traspasaron kilómetros. Al otro lado estaba Mabiland, la reina la de las rimas, una morena con chaqueta brillante rosada que destacaba por sus letras exquisitas y los coros de sus canciones que cantaban a grito herido los asistentes. 

En dos tarimas distintas tres improvisaciones potentes. En una Ha$lopablito tiraba tarjetas de Transmilenio, en la otra Alcolirykoz nos recordaba cómo en el 90 lograron colarse en los oídos del país con sus beats humildes y críticos, mientras Rap Bang Club nos hacía bailar y gritar con sus notas rebeldes y pegajosas.  Las tres bandas demostraron que lo urbano se está colando en los oídos colombianos y que se mete de a poco como gran headliner en espacios musicales tan grandes como este. 

Esteman y su mensaje de amor libre nos hizo recordar la fuerza más grande del universo: el amor y el amor por la música. Un público completamente entregado y una referencia clara de apoyo a la comunidad LGBT.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

Los shows:

Sería imposible decir que las nacionales no lo dieron todo. Cada una de las bandas que pisaron tarima dejó todo en la cancha: striptease, regalos, invitados, tarjetas del transporte público, coreografías y críticas a la industria, a los organizadores y a los que no creyeron que la escena musical colombiana está creciendo a pasos agigantados.

No fue necesario meterle fuego a las tarimas o alguno de los shows, cada una de sus letras se encargó de encender al público y dejar en alto lo grande que está nuestra música. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

El público:

Los diez años del festival pisaron fuerte. Es necesario destacar que el apoyo de los asistentes a las bandas colombianas fue contundente, la lluvia no fue excusa, el horario pasó desapercibido. Cuando se abrieron las puertas, las primeras imágenes que se vieron eran de personas corriendo de lado a lado para no perderse un segundo de sus artistas, en menos de una hora el festival estaba a su 50%. No hubo espacios en las tarimas, no escatimaron en los coros y la energía de los asistentes logró meterle calor al frío tan tremendo que estaba haciendo en el campo Briceño.

#MadrúguenleALasNacionales, por lo menos en el primer día de Estéreo Picnic fue un credo. Funcionó a la perfección.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

*La cagada:

Debemos decir abiertamente que el horario en el que se presentó nuestro dj nacional Don G, fue una falla completa de la organización. El público no tuvo cabeza para alguien más que Kendrick Lamar y el escenario dispuesto para bailar al ritmo de los beats del artista brilló por su ausencia. Era de esperarse que enfrentarse contra el headliner no iba a traer algo positivo.