Se encuentra usted aquí

Estéreo Picnic: ¿Por qué las bandas nacionales van tan temprano? 

Este año, #MadrúguenleAlasNacionales
Archivo Shock
Archivo Shock
Por
Redacción Shock

Tan pronto se dan a conocer los horarios del Festival Estéreo Picnic algo se destaca: las bandas nacionales por lo general tocan muy temprano y no mucha gente alcanza a verlos. Este año, por ejemplo, Mabiland estará el viernes a las 5:15p.m., The Kitsch a las 5:00 p.m., Absalón y afropacífico a las 4:00 p.m. el sábado y TSH Sudaca a las 3:30 p.m. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Shock (@shock) on

¿Es a propósito que las propuestas nacionales sean temprano? Philippe Siegenthaler, uno de los programadores del festival, aclara que no es que los organizadores quieran “matar” a las bandas en esos horarios. “Somos un movimiento musical, y nos gusta presentar la mayor cantidad de sonidos posibles. Para ello necesitamos programar desde temprano”. 

Pero no necesariamente las nacionales siempre van temprano y las internacionales más tarde. Este año, bandas emergentes como Usted señálemelo, Silvina Moreno (ambos de Argentina), o Alejandro y María Laura (Perú) serán las primeras en presentarse en sus respectivos escenarios. También recordamos que en 2013 Two Door Cinema Club, una de las bandas más esperadas, se presentó a las 5:30 p.m.  Otro caso para mencionar es Bomba estéreo, que en 2018 se presentó a las 9:45 p.m., un horario privilegiado. 

bomba_estereo.jpg

Philippe cuenta que las bandas internacionales son muy exigentes con sus horarios y esto hace parte de sus exigencias a la hora de confirmar. “Lo primero que hacemos es una programación general de bandas internacionales, y de ahí curamos y programamos según lo que tengamos en la parte nacional. Nos gusta tener líneas lógicas de sonidos y nos gusta que ojalá haya algún sentido global y colectivo entre las diferentes propuestas”. 

Dentro de la curaduría de bandas nacionales se tiene en cuenta su peso en el mercado musical, así como el número de fans. “Aunque la ‘fanaticada’ sea algo difícil de cuantificar en muchos casos, somos promotores activos que van a los bares, a los clubes a ver cuáles son las bandas que venden boletas y tienen público. Tratamos de ser lo más justos posible”

Para Alejandro Araújo, integrante de Montaña (que se presenta el próximo domingo 7 de abril en el Escenario Axe), “nuestra cultura prefiere lo extranjero. Hay países donde el público se ofende si no hay artistas nacionales como headliners en los festivales. Mi punto es que no se le puede pedir peras al olmo, la gente va al Estéreo Picnic por los artistas internacionales, en parte porque en nuestra cultura está instalado que todo lo de afuera es mejor (que sea o no cierto, ya es otro tema. Y los festivales funcionan según eso”. 

Más que un “relleno”, como creen algunas personas, las nacionales “son el futuro, el aporte fresco y diferente a la estructura del festival. Bandas que necesitamos apoyar, conocer, disfrutar y han sido la apuesta desde el comienzo”, según agrega Philippe. Recordemos que grupos como Bomba estéreo, Monsieur Periné o Diamante eléctrico llegaron a escenarios de grandes festivales en el mundo, y también empezaron presentándose temprano en el Estéreo Picnic. 

“Si los artistas nacionales crecen, todos crecemos: promotores, bares, medios, bandas, técnicos, etc…No es una bobada: la industria musical en todo el mundo genera mucha plata, así que termina siendo una contribución directa al crecimiento económico del país”, según opina Alejandro. 

“Creemos que es importante disfrutar el Estéreo Picnic desde que se abren hasta que se cierren las puertas. Obviamente cada persona es libre de ver lo que quiera, pero hacemos la invitación a ver la mayor cantidad posible de bandas”, opina Philippe. "Hay gente que paga la boleta únicamente por las bandas internacionales, pero también he visto que esto ha ido cambiando con el tiempo y que ahora las personas quieren “hacer valer su plata” llegando temprano para conocer nuevos sonidos y aprovechar al máximo la experiencia", piensa La Ramona, artista bogotana que abrió uno de los escenarios en 2018. 

La Ramona agrega: "obviamente si en un lineup pusieran a un internacional antes que a un nacional, eso haría que tuviera mucha más visibilidad, no sé si eso vaya a pasar, pero si sé que al menos en la versión pasada (2018) hicieron muchas activaciones con las bandas nacionales para moverlas y hacerlas conocer. Poco a poco se ha ido construyendo una escena nacional independiente, seguimos en ese proceso de cambio". 

El Estéreo Picnic, además de la oportunidad de ver a esas bandas internacionales que siempre hemos esperado, es el momento ideal para descubrir nuevas propuestas "de la tierrita". Esas que en unos años serán las que nos harán decir “éste paga la boleta”. Así que hagan el esfuerzo y este año, #MadrúguenleAlasNacionales.