Se encuentra usted aquí

Estamos perdiendo las experiencias de nuestras vidas por culpa de los móviles

Porque sí, es cierto y no hemos querido darnos cuenta. Ya no disfrutamos ni los conciertos con nuestros propios ojos.
Por

Levante la mano si lo primero que hace cuando va a salir de su casa es verificar que haya echado en la maleta el cargador de su celular, bájela. Levante la mano nuevamente si en lo primero que piensa cuando llega a un festival como el Estéreo Picnic es en las fotos que va a tomar y los videos que va grabar, bájela. Levántela otra vez si en este tipo de eventos, la poca señal de datos es una de sus preocupaciones más grandes.... 
 

¿Con cuántas se sintió identificado?
 

Según una exhaustiva investigación que hicimos junto con nuestros amigos de Opticalia durante el primer día del Estéreo Picnic, descubrimos que 9 de cada 10 encuestados no es capaz de guardar más de tres minutos el celular a pesar de tener a su artista favorito a tan solo unos pocos metros de distancia. Tal parece ser que quienes hacen uso del dispositivo son más fans de Instagram y de WhatsApp que del artista que están teniendo la oportunidad de ver en vivo y en directo.
 

¿Y la conciencia musical? ¿El amor por el artista? Es probable que en esta generación, para disfrutar de un show a pleno haya que tener más que un buen músico enfrente: carga, datos y una buena camara. 
 

¿Y si nos unimos todos a un gran reto que sea levantar las manos para aplaudir, bailar, gritar y saltar y no para estar pegados a una serie de aplicaciones? ¿Y si no existieran los celulares cómo más mantendríamos el recuerdo? Intentémoslo y le garantizamos que vivirá una experiencia inolvidable.
 

Y si no quiere hacerlo por usted, piense en el artista. En él, que se esfuerza por dejarlo todo en la tarima mientras que su atención se queda en el aparato y no en disfrutar de su arte (y ojo porque mirar tanto el celular también causa miopía).