Se encuentra usted aquí

Maluma explica por qué en Colombia nos gusta tanto la plata fácil

¿Felices los 4?
CARLOS TISCHLER // GETTY IMAGES
CARLOS TISCHLER // GETTY IMAGES
Por
Paula Ricciulli

La codicia es uno de los 7 pecados capitales. Con canciones de Maluma explicamos algunos casos recientes en Colombia en los que la búsqueda de plata fácil ha sido evidente. La pregunta es: ¿Ha sido exitosa?  

Por Gifología // @gifologia 

No es un secreto que en Colombia nos gusta la plata y más si es la plata fácil.

En 2008, miles de personas le dieron su plata a DMG, una captadora ilegal de dinero que les prometía multiplicar utilidades. Las pérdidas se estiman en 4.8 mil millones de pesos.

Su creador, David Murcia Guzmán, cumplía en Estados Unidos una condena por lavado de activos y fue deportado a Colombia en junio de 2019.

 Recientemente, las autoridades alertaron sobre Telar de sueños, otra pirámide que se basa en llevar a mujeres recomendadas para que todas reciban las utilidades.

Pero si hay una prueba clara de la codicia en Colombia, esa es la corrupción.

Desde hace cuatro años el país se mantiene en una calificación de 37/100, donde 0 es muy corrupto y 100 muy transparente, según Transparencia Internacional.

En Colombia se pierden unos 50 mil millones cada año por la corrupción.

¿Será que como dijo Miguel Nule, “la corrupción es inherente al ser humano”?

Pero lo cierto es que el tipo sabe de corrupción: Estuvo detrás del Carrusel de la contratación, que se estima le costó al Estados unos 2.000 millones de pesos. Gracias a este carrusel el Transmilenio por la 26 se demoró 3 años más de lo esperado.

El Grupo Nule pagó millonarias sumas al Distrito para ganar contratos.

Recientemente, un juez decidió que los Nule no deben reparar económicamente al Distrito. Miguel y Manuel Nule fueron condenados a 19 años de cárcel.

Por su parte, Guido Nule, también implicado en el escándalo, ya está en libertad.

Pero otro escándalo de corrupción ha llamado la atención, no solo en Colombia: Odebrecht, con alcances a toda Latinoamérica.

Esto es como lo de los Nule, pero a mayor escala: la constructora brasileña Odebrecht ofreció sobornos a gobiernos en 12 países, para obtener contratos públicos.

Solo en Colombia, los detenidos son 12. Incluso los expresidentes Santos y Uribe estarían involucrados.

La codicia en Colombia la vemos siempre, tanto en los políticos como en la cotidianidad. Lo peor: seguiremos endeudándonos para tener más y más. (Las deudas de tarjetas de los colombianos son, en promedio, 4.8 millones de pesos).

¿Dejaremos de escuchar escándalos de corrupción en Colombia?

Por el momento, la solución parece ser dejar de buscar plata fácil.

 

Más contenido sobre: