Se encuentra usted aquí

Arrested Development: la alegría de ver una familia disfuncional ajena

La serie familiar cuyos fanáticos lograron salvar de su cancelación. El pueblo unido jamás será vencido.
Foto Cortesía Netflix
Foto Cortesía Netflix
Por
Redacción Shock

Arrested Development es la serie que se rehúsa a morir y que, además, es de las pocas que logró salvarse gracias a la petición de su público. Desde 2003 ha tenido varias encarnaciones, primero en Fox y luego en Netflix, donde completa dos temporadas y un “remix”. Todo para retratar a una familia de ineptos y arrogantes cuya frase favorita es “cometí un gran error”. Puro humor cínico y surreal.

Por: Gabriela Sáenz Laverde // @gabidearest

Arrested Development es casi surrealista por lo exagerado de sus situaciones. Como un ataque de risa de esos que lo ponen a escupir la gaseosa porque no se imaginó de dónde venía. Nunca imaginará ver un ataque de focas asesinas, un mago perverso, ni un “never-nude”: una persona que bajo ningún punto de vista puede estar desnuda.

Arrested Development gira alrededor de los Bluth, una familia riquísima que cae en desgracia cuando el FBI descubre que el papá está desfalcando a sus clientes en varios proyectos de construcción. El hijo más responsable, Michael (Jason Bateman), vive alejado de sus parientes pues los considera a todos una partida de corruptos, egoístas y autocomplacientes y él no piensa permitir que su hijo crezca de esa forma. Cuando el patriarca entra a la cárcel, sin embargo, debe hacerse cargo de los negocios (o la ruina) de su empresa familiar, y se va a vivir con el pequeño George Michael (Michael Cera, antes de Scott Pilgrim y toda esa fama de los tempranos 2000) en la casa modelo de un condominio que se quedó sin construir. El pobrecito George Michael está feliz de tener familia y poder jugar con su prima Maeby (Alia Shawkat), mientras su papá lucha por mantener la cordura (y claro, fracasa).

Si somos más específicos les vamos a dañar la serie, así que pararemos ahí para que se enganche.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER ARRESTED DEVELOPMENT

¿Temporadas? 5

¿Capítulos? 84

¿Duración?  22 minutos cada uno

¿Fechas?  2003 – 2006 + 2013 – presente

¿Se puede ver en desorden? No. Los chistes son más bien recurrentes. Es una serie muy inteligente y por lo mismo es exigente con su público.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? Tampoco. Muchos de los actores son tan conocidos que usted puede simplemente decir “Portia De Rossi” o “el señor de Transparent” y con eso quedar tranquilo.

¿Cuánto tiempo hay que destinarle para verla completa? Tómese por lo menos un mes. Cualquiera puede cansarse. Si la ve de corrido sin parar se gastará un día, 3 horas y 52 minutos.

¿Es una buena serie para peliculear? Sí. Es más: si sale con alguien y no entiende el humor de Arrested Development, mejor déjelo así.

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Mientras se cocina quizás sí, pero no mientras plancha. No vaya a dañar sus camisas por estar muy pendiente de la escapada de George Sr. de la cárcel. 

¿Se puede ver con papás? Claro, hay papás chéveres.

COSAS QUE DEBE SABER ANTES DE VER ARRESTED DEVELOPMENT

  • El famoso director Ron Howard (Apollo 13, A Beautiful Mind, Solo: A Star Wars Story) es el productor ejecutivo y narrador de la serie. Haga de cuenta como cuando Alec Baldwin hizo de narrador de The Royal Tenenbaums y usted no se dio cuenta.
  • Cada capítulo empieza con un “anteriormente en Arrested Development” y termina con un “próximamente en Arrested Development”, como la mayoría de las series tradicionales. A diferencia de ellas, ninguna de las escenas que sucede en estos segmentos está presente en el capítulo anterior/siguiente.
  • Pocas fanaticadas son tan fieles a un producto como la de Arrested Development. Aunque era una favorita de la crítica, Fox la canceló en 2006 por tener el rating muy bajo. Pero los fanáticos, que nunca desamparan al objeto de sus afectos, mantuvieron viva la campaña para que otro canal o cadena lo adoptara, inclusive a pesar de que los actores saltaron a carreras exitosas y no parecían tener mucho interés en volver atrás. Durante años se habló de una película. Sin embargo, Netflix, papá de la nostalgia (¿alguien dijo Fuller House o Gilmore Girls?) aprovechó la idea y en 2013, seis años después de su cancelación, los Bluth volvieron al aire. La química entre los actores y la buena escritura estaban tan intactos que recibieron nominaciones a los premios Emmy de ese año.
  • Advertencia: su humor absurdo no es para todo el mundo y puede aburrirse. Además, las situaciones nunca van a tener el desenlace que usted quiere o se imagina. No se preocupe, ponga una temporada de Friends para limpiarse el paladar y vuelva con el mismo cinismo de antes.  

SI LE GUSTA ARRESTED DEVELOPMENT LE PUEDE GUSTAR:

  • Toda la obra de Mel Brooks, especialmente la serie original del Super Agente 86. Hay una línea recta entre Brooks y Hurwitz. Además, si usted es apasionado de la comedia, no hay genio superior. Mel Brooks es el santo patrono de la risa.
  • Las canciones de Barenaked Ladies. Busque If I had $1000000 y conversamos.
  • Lady Dynamite: otra creación de Hurwitz que está en Netflix.

¿CÓMO ENGANCHARSE CON ARRESTED DEVELOPMENT?

El gran valor de Arrested Development es lo mucho que parece tomarse en serio, cuando realmente es una gran tomadera de pelo. Cada personaje está completamente inmerso en su historia, haga de cuenta como si fuera Dinastía, pero llevado a un extremo tan ridículo que no queda sino reírse.

MOMENTOS MEMORABLES DE ARRESTED DEVELOPMENT:

  • Busque durante toda la segunda temporada a Ann, la novia de George Michael interpretada por Mae Whitman. Es una niña tan simple y tan conservadora que a la familia simplemente se le olvida que existe, así que jugar a encontrarla es como un mini ¿Dónde está Wally?.
  • En la tercera temporada aparece Charlize Theron como Rita, una chica inglesa que conquista a Michael Bluth. Es tan hermosa, que Michael no entiende que ella tiene problemas serios de aprendizaje, y cuando su familia trata de decírselo se ofende.
  • “Siempre hay dinero en la tienda de bananas”: El patriarca Bluth empezó su fortuna con un quiosco de bananos congelados en el muelle, y ese ha sido el negocio más cercano a su corazón, tanto, que todos los hijos y nietos en algún momento trabajaron en él. Ahí yace la posible salvación de la familia.

VUELVA A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGA CON 30 ROCK O CON ATLANTA

Temas relacionados: