Se encuentra usted aquí

Friends: el origen del adulto contemporáneo

Seis amigos, múltiples personalidades, toda una generación y una forma de vivir.
Getty Images
Getty Images
Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

Es muy difícil que alguna vez no haya visto al menos un capítulo de Friends. Desde las interminables y perennes maratones que le hacen en Warner hasta esa vez que la puso en Netflix porque no se decidió a poner otra cosa, Friends siempre está ahí, en el gusto popular, sirviendo de espejo para varias generaciones.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

Con Friends pasa el efecto Simpson: hay momentos en la vida que solo se pueden explicar con alguno de los chistes de la serie. Y esa es la gracia de Friends, que entendió y retrató tan fiel y cómicamente situaciones que a personas de todo el mundo le pueden pasar, que se volvió más que en una serie sobre amigos en un amigo más. Friends es una comedia excepcional, sí, pero también es un manual para entender al vecino o al amor; en un espejo para ver los defectos propios; en una guía para sobrevivir al mundo moderno.

No importa que su primer capítulo haya sido estrenado hace 25 años; esta comedia logró trascender en el tiempo para convertirse en un ícono pop que no pasa de moda. Su éxito fue tan contundente que eclipsó cualquier proyecto futuro de sus protagonistas –un elenco que, además, se convirtió en un grupo de semidioses intocables que impuso sus condiciones y logró llevar su salario a la cifra récord de millón de dólares por capítulo–. Tan solo Jennifer Aniston logró huir de la gigante sombra de Friends, pero sus compañeros de elenco quedaron encasillados en los amables y carismáticos personajes que representaban, que casi que se convirtieron en arquetipos de personalidades en los que todos nos podemos identificar.

Aunque vista en perspectiva se podrían detectar en Friends ejemplos tangibles o sutiles de relaciones tóxicas, homofobia (la sutil burla que había hacia la pareja lesbiana de Ross) y hasta encasillamiento de la figura de la mujer (todas, así sean la disfuncional Phoebe sueñan con casarse y tener hijos), la serie también fue un elástico punto de referencia de los roles que hombres y mujeres podían vivir en el siglo XX y XXI. Nuevos modelos de familia (incluso de no-familia), mujeres autónomas, hombres en búsqueda de las “nuevas masculinidades”, fueron algunos temas que de manera indirecta se colaron en la cultura popular.

Así mismo, Friends se convirtió en un espacio de regodeo para la cultura pop gringa con constantes referencias a su cotidianidad y la aparición de grandes estrellas como Bruce Willis, Brad Pitt, Gary Oldman, Sean Penn, Susan Sarandon, Julia Roberts, Jean-Claude Van Damme, Danny de Vito o George Clooney, entre otros. Varias frases de sus personajes se han convertido en modismos cotidianos y el famoso café donde los seis amigos se pasaban la mayor parte del tiempo saltó al mundo real gracias a que un ingenioso empresario iraní creó la franquicia Central Perk con locales en 32 países.

Friends acabó en el 2004 a pesar de ser una mina de oro que aún hoy da regalías a sus protagonistas y creadores y que, de salir del catálogo de Netflix, podrá quitarle una buena parte de suscriptores a la plataforma de streaming. Sin embargo, los actores sintieron que de avanzar llegarían a un estancamiento creativo que acabaría destruyendo su propio legado. La temporada 11 no se hizo y la película basada en la serie, a pesar de ser una fantasía anhelada por sus fanáticos, también es un proyecto que parece que nunca llegará.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER FRIENDS

¿Temporadas? 10

¿Capítulos? 236

¿Duración? 22 minutos cada uno.

¿Fechas?  1994 – 2004

¿Se puede ver en desorden? Si bien hay una trama secundaria que a veces es más presente que en otros momentos, todos los capítulos tienen una situación que comienza y termina.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? No. 

¿Cuánto tiempo hay que destinarle para verla completa? 3 días, 14 horas y 32 minutos

¿Es una buena serie para peliculear? De las mejores; no porque tenga contenido erótico sino porque es perfecta como ruido de fondo para romper el hielo.  

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Como un buen amigo, es perfecta para cualquier plan.

¿Se puede ver con papás? Sí.

LO QUE NECESITA SABER ANTES DE VER FRIENDS

  • El capítulo final de Friends fue tal suceso que los comerciales de 30 segundos que se podían emitir ahí fueron los más caros de la historia de la televisión, sin contar eventos deportivos. En Inglaterra se vendieron por cerca de un millón y medio de dólares.
  • Si usted es lo suficientemente viejo o geek de las series como para haber visto la serie de 1992 Mad About You, habrá notado que Lisa Kudrow, la actriz que interpretó a Phoebe Buffay, aparecía ahí como Ursula Buffay. Para vincular ambas series se arregló la biografía de los personajes para que Phoebe y Ursula fueran hermanas gemelas.

SI LE GUSTA FRIENDS, LE PUEDE GUSTAR:

  • Hay que ser muy, MUY, fan de Friends para que pueda engancharse con otras series que intentaron liderar sus actores principales. Sin embargo, si hace parte de este grupo de furibundos fanáticos, puede buscar Joey (el spin off del personaje de Matt LeBlanc que apenas tuvo dos temporadas), Cougar Town (la serie en la que intentaron convertir a Courteney Cox en un símbolo sexual maduro) o Go On (el intento de repetir la ironía y sarcasmo de Matthew Perry).
  • How I Met Your Mother: para muchos una copia sin gracia de Friends, para otros, una divertida serie de un grupo de amigos que se la pasan todo el tiempo juntos y donde hay algunos… momento, ¿eso no es una copia de Friends?
  • Sex And The City: empoderamiento femenino noventero. Un desprejuiciado espacio para hablar de lo que las mujeres quieren y necesitan.
  • That 70’s Show: más teen que Friends, en los años 70 y menos ingeniosa, pero con Mila Kunis y Ashton Kutcher a bordo.  

MOMENTOS MEMORABLES DE FRIENDS

El gran triunfo de Friends es que toda la serie está llena de pequeños momentos memorables: el bronceado de Ross; Mónica bailando con una cabeza de pollo; la aparición de nombres como Brad Pitt, George Clooney, Winona Rider, Bruce Willis o Susan Sarandon; el “Oh my god” de Janice, la novia de Chandler; el baile de Ross y Mónica; “Unagui”, el concepto japonés de Ross; el armadillo de Janucá; Joey aprendiendo francés; el papá de Chandler;  el nacimiento de Emma; la hija de Rachel y Ross; y por supuesto el momento en que Ross confundió en su boda el nombre de su prometida con el de Rachel.

VUELVA A LA LISTA DE LAS 52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR

O SIGA CON FARGO O GAME OF THRONES

 

Temas relacionados: