Se encuentra usted aquí

House: un buen coctel de ciencia, ateísmo y odio a la humanidad

Un cruce entre Sherlock Holmes y un médico de sala de emergencias muy distinto al que verá en otras series.
House
House
Por
Redacción Shock

¿Quiere volverse adicto a una serie sobre un adicto? ¿No le importa si esta se acabó hace años y usted la vio a pedazos en Universal Channel? Bueno, le tenemos LA noticia: House está completica en Netflix para que se sumerja en sus misterios médicos, humor negro y drama.

Por: Gabriela Sáenz Laverde // @Gabidearest

House es una serie sobre Gregory House (Hugh Laurie), un médico genial que lidia con una adicción a los calmantes al tiempo que resuelve los mejores misterios médicos que llegan a su consultorio en el hospital (ficticio) Plainsboro, de la universidad (real) Princeton. Siempre anda con tres estudiantes que tratan de resolver junto a él los males que aquejan a sus pacientes y por alguna razón que nadie entiende, siempre creen que saben más que House.

En su vida personal, House cuenta con su único y mejor amigo Wilson (Robert Sean Leonard), un oncólogo, y Lisa Cuddy, la administradora del hospital, que al mismo tiempo es némesis e interés romántico. Así como Sherlock lo convierte a uno en un detective de primer nivel, posiblemente House lo convierta en un médico capaz de resolver los peores misterios. Sin embargo, tenga en cuenta que a veces el acné adulto es solo eso: acné adulto.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER HOUSE

¿Temporadas? 8

¿Capítulos? 176

¿Duración? 44 minutos cada uno.

¿Fechas?  2004 – 2012  

¿Se puede ver en desorden? Sí, menos la última temporada.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? Si House no se los aprende, ¿por qué tendría que hacerlo usted?

¿Cuánto tiempo hay que destinarle para verla?  5 días, 9 horas y 48 gloriosos minutos.

¿Es una buena serie para peliculear? Claro, y si le gusta el juego de roles bien puede tomar una sombrilla de las grandes y jugar a que es House con su bastón.

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Sí, es mejor que se concentre completamente. Son misterios médicos, pero misterios, al fin y al cabo.

¿Se puede ver con papás? Seguramente esta es la serie favorita de su mamá. Es el mejor integrador familiar que existe.

COSAS QUE TIENE QUE SABER ANTES DE VER HOUSE

El personaje del doctor Gregory House fue basado en el famoso e ingenioso detective ficticio Sherlock Holmes, creado por el escritor y médico Arthur Conan Doyle a finales del siglo XIX. Conan Doyle se basó a su vez en el médico Joseph Bell para crear a su personaje.

El actor Hugh Laurie es inglés. No solo es inglés, es quizá el tipo más inglés que existe: flemático, con un sentido del humor sequísimo, es el mejor amigo de Stephen Fry, y además ¡adaptó las obras de P.G. Woodehouse a la televisión! (¿Quién es PG Woodehouse? Piense en la imagen estereotípica de un mayordomo y su jefe. Woodehouse se inventó esa imagen). Por eso es grandioso que los productores lo hayan escogido, teniendo en cuenta que estaban buscando a un actor que fuera “la quintaesencia” de lo estadounidense.

SI LE GUSTA HOUSE LE PUEDE GUSTAR:

  • Sherlock. Ver arriba.
     
  • La sociedad de los poetas muertos (1989): sólo para los fans de Wilson, esta es la película que lanzó a la fama a Robert Sean Leonard. Si no la ha visto, prepare pañuelos.
     
  • The OC: House habla lo suficiente de esta serie para antojarlo a uno de verla, aunque no tiene absolutamente nada que ver. Pero además Olivia Wilde aparece en ambas series. Para los fans.
     
  • Gossip Girl y la película The Oranges. Sí, ambas son series de adolescentes, pero si han visto Gossip Girl y consideran que Blair Waldorf es el mejor personaje de la historia de la televisión, esperen a ver a Leighton Meester como la adolescente que se enamora del doctor. Luego pasen a The Oranges, donde Meester y Laurie se embarcan en un romance, y piensen que quizá todo está relacionado.

MOMENTOS MEMORABLES DE HOUSE

  1. Capítulo 21 de la primera temporada: House reta a sus estudiantes a solucionar un caso, sin decirles que realmente están diagnosticándolo a él: los síntomas resultan finalmente en el derrame que dejó inmovilizada su pierna. Los flashbacks a la vida de House antes del accidente y sus consecuentes adicciones merecen todos los premios.
     
  2. House vs. God: En la segunda temporada, House se enfrenta a un paciente con cáncer de 15 años que espera que Dios le envíe la cura para todos sus males. House, por supuesto, es ateo y misántropo, así que entre el odio a la humanidad y el odio a la religión los debates que aparecen están increíblemente bien escritos. Lo suficiente para poner a cualquiera a reflexionar. Además tiene un humor bastante negro.
     
  3. House’s head/Wilson’s heart: El final de la cuarta temporada es tremendo. Amber, la novia de Wilson, y House están en un accidente de tránsito, pero aunque House no se acuerda de nada, y no tiene casi ninguna lesión, Amber sufre heridas irreparables y muere en el hospital. El golpe es durísimo para los personajes pero también para la relación entre los dos grandes amigos, por lo que este capítulo en dos partes puede romperle fácilmente el corazón.
     
  4. The C Word en adelante: Los últimos capítulos de la serie dejaron a un lado la parte médica y se centraron en la relación de House y Wilson, quien para ese entonces estaba en la etapa final de un cáncer terminal que atravesó la serie. La relación entre estos dos hombres es una muestra de amor que sobrepasa todas las especulaciones chimbas de la sexualidad: el amor, realmente, es la amistad más pura.  

VUELVA A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGA CON HANNIBAL O CON HOUSE OF CARDS.

Temas relacionados: