Se encuentra usted aquí

Lost: una increíble y adictiva mezcla de acción, ciencia ficción y ¿fe?

La serie que nos convenció, o intentó convencer, que todas las tragedias pasan por algo.
Lost
Lost
Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

Lo que comenzó como la historia de supervivencia de un accidente aéreo en una isla desierta, lentamente se convirtió en un mitológico relato sobre la lucha entre el bien y el mal sazonada con viajes en el tiempo, cultos apócrifos y experimentos con electromagnetismo. No se asusten, vean Lost en Netflix y entiendan de qué les estamos hablando… y por qué los protagonistas están encerrados en una isla y nadie va a buscarlos.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

En la era de internet se puede medir el éxito o furor de una serie por el ruido mediático y viral que genera; es decir, la avalancha de blogs, memes, videos y teorías de conspiración que suscita tratando de descifrar sus misterios. El caso más reciente sucedió con Game of Thrones, pero devolvámonos al 2004 cuando Facebook no existía, Hotmail era la ley, los Power Points que daban/quitaban la suerte rotaban por correos, y los blogs, wikis y foros eran la tendencia. En ese panorama, una serie de la cadena estadounidense ABC llamada Lost ocupó gran espacio en la blogósfera con fanáticos enloquecidos tratando de entender por qué un grupo de sobrevivientes de un accidente aéreo habían terminado en una isla en el Pacífico sur y nadie los iba a rescatar.

La serie que salvó a ABC de una pésima racha de rating (junto a Grey’s Anatomy y Amas de casa desesperadas), fue un ambicioso proyecto global que comenzó mostrando las luchas de poder inherentes a la fundación de una nueva sociedad, pero que mostraba que debajo había algo perturbador y pesadillesco. Lo que hace grandioso a Lost es una fina y difícil mezcla de ciencia ficción, acción, terror, drama y planteamientos espirituales metafísicos. Año tras año Lost no aclaraba panoramas sino que, al revés, abría más y más enigmas, tocando fronteras de la física (viajes en el tiempo, electromagnetismo), historia y religión (había guiños a las culturas egipcias, cristianas y babilónicas), o hasta políticas (la eterna lucha de clases).

Lost era una serie rara con personajes normales, creíbles, que ofrecían muchas opciones para identificarse. Por eso sus creadores J.J. Abrams (el sucesor de Steven Spielberg en el mundo del entretenimiento, productor de las nuevas etapas cinematográficas de Star Wars y Star Trek, entre otras) y Damon Lindelof ensamblaron un elenco multicultural que reforzó las historias cruzadas y paralelas de la historia. El resultado fue una de esas producciones frenéticas, con continuas sorpresas, memorables finales de temporada, que tanto gustan a la hora de maratonear.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER LOST

¿Temporadas? 6
¿Capítulos?  118
¿Duración? 44 minutos (excepto los finales de temporada que duraban una hora)
¿Fechas? 2004 – 2010  

¿Se puede ver en desorden? No. Si el postulado de la serie es que todo pasa por algo, es porque todo pasa por algo. Eso incluye ver la serie en orden.
¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? Hay un núcleo de ocho o diez personajes pero la serie se los presenta fácilmente y no hay pierde.  
¿Cuánto tiempo hay que dedicarle para verla completa? 3 días y 18 horas 
¿Es una buena serie para peliculear? No, muy poco erotismo ahí.
¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Hay algunos capítulos que tienen mucha acción, otros que son diálogo que se pueden alternar con tareas básicas.
¿Se puede ver con papás? Sí, pero puede que sus papás no tengan tanta paciencia.

COSAS QUE TIENEN QUE SABER ANTES DE VER LOST

  • El piloto con el que se vendió Lost, que terminó dividiéndose para servir los dos primeros capítulos de la serie (y que justamente se llaman Pilot), contó con un presupuesto de entre 10 y 14 millones de dólares, cifra que triplicó la plata que ABC invertía para este tipo de propuestas.
     
  • Golosinas para ñoños. No se sorprendan si se dan cuenta que los nombres de algunos personajes coinciden con temas que estudiaron en el colegio en filosofía, sociales, historia o matemáticas. J.J. Abrams y Damon Lindelof usaron nombres de famosos filósofos, físicos, economistas o matemáticos como una representación de las ideas que estos pensadores aportaron. Por eso verán que en la isla hay un tal John Locke (homónimo del filósofo que describía al ser humano como una hoja en blanco), Danielle Rousseau (homenaje a Jean Jacques Rousseau, autor de la teoría de que el hombre es bueno y la sociedad lo corrompe), Daniel Faraday (en referencia al físico Michael Faraday que estudió el electromagnetismo), George Minkowski (homenaje al físico que ayudó a explicar la teoría de la relatividad de Einstein), Ben Linus (en homenaje al físico Linus Pauling), Mikhail Bakunin (homónimo del ideólogo del anarquismo), Jeremy Bentham (homónimo del filósofo político que defendió separación de iglesia y estado, derechos igualitarios para la mujer o libertad de expresión) o Desmond David Hume (tributo a David Hume, pensador clave durante la Ilustración), entre otros guiños.
     
  • Ñapa 1: Si logran llegar al final de las seis temporadas, tendrán su recompensa. Como material adicional de la caja de DVD con toda la serie, un epílogo titulado The New Man in Charge fue incluido. El clip de 12 minutos cierra algunas historias que quedaron inconclusas en la trama principal y, por supuesto, se filtró en internet y está en YouTube.
  • Ñapa 2: A su manera, Lost fue pionera en la creación de series web y contenido transmedia. En 2006, para mercadear y mover la serie, la cadena ABC se inventó el juego de realidad aumentada Lost Experience, que les daba pistas a los fanáticos a través de internet o llamando a líneas telefónicas para recibir pistas sobre los misterios de la isla. En el 2007, entre la tercera y cuarta temporada de la serie, la productora ABC produjo Lost: Missing Pieces: trece clips de uno a cuatro minutos que dan detalles adicionales sobre la trama y los personajes de la serie, e hizo una alianza con la compañía de telefonía de telecomunicaciones Verizon para entregarle a sus clientes estos clips en primicia.

Advertencia

La última temporada es casi tan polémica como la de Game of Thrones porque, según sus críticos, la trama entró en una dinámica mística-religiosa que dio unas soluciones gratuitas a los problemas. A otros les pareció un cierre digno de seis años de misterios y aunque desde este lado sí creemos que las cosas se fueron un poco a la mierda, no fue un cierre decepcionante.

SI LES GUSTA LOST, LES PUEDE GUSTAR…

  • El señor de las moscas – la célebre novela de William Golding de 1954 es uno de los grandes referentes de esta obra. Cuenta la historia de un grupo de colegiales sobrevivientes de un accidente aéreo y las luchas de poder que establecen por fundar una nueva sociedad mientras esperan su rescate.
     
  • Flashforward – si vieron Lost cuando la pasaban semanalmente en AXN, seguro recordarán la serie que estaba a continuación en el 2009. Aunque la cancelaron luego de su primera temporada, Flashforward también se movía en el ambiente de misterios globales y contaba la historia de un desmayo simultáneo que había sufrido toda la humanidad. En la investigación del FBI de este evento se descubre que no fue un accidente y que no toda la humanidad cayó en el sueño momentáneo.
     
  • Survivor (reality) y El náufrago (película): los creadores de Lost tomaron estos dos productos de la cultura pop como referentes para escribir la historia de sus náufragos en una isla siniestra.

MOMENTOS MEMORABLES DE LOST

Como buena serie, los finales de temporada son épicos y emocionantes y, por supuesto, dejan muchas preguntas abiertas para la siguiente. Pero si debo escoger uno, el de la tercera temporada en el que se descubre que un barco que llegó a la isla no es una misión de rescate como se suponía, cambia todo el entramado de la serie.

VUELVAN A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENEN QUE VER ANTES DE MORIR.

O SIGAN CON LOS SIMPSON O CON MAD MEN.

 

Más contenido sobre: