Se encuentra usted aquí

Stranger Things: terror ochentero con sabor a chicle y comida chatarra

La ciencia ficción y el terror ochentero en talla para niños y jóvenes felices.
Stranger Things - Foto: Netflix
Stranger Things - Foto: Netflix
Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

Stranger Things no cuenta la mejor historia, no es la más original, pero tiene un carisma tan alto que se ha convertido en la serie más devorada de Netflix. La combinación perfecta de historias ligeras sobre la infancia y la adolescencia, acción y terror inofensivos, y un tributo a la cultura pop, se convirtió en la llave de su éxito.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

Metan en una licuadora todos los clásicos del cine de terror y ciencia ficción de los 70 y 80 como Alien: el octavo pasajero (1979), Los cazafantasmas (1984), Gremlins (1984), E.T. (1982), Los Goonies (1985), Encuentros cercanos del tercer tipo (1977) y Poltergeist (1982), y obtendrán Stranger Things. De hecho, siendo sinceros, Stranger Things no es una serie muy buena ni muy original. Los niños no son tan buenos actores y a veces se pasan de gritones, el papel de Eleven es medio chueco y la trama es predecible (humanos vs. monstruos; niños brillantes vs. adultos tercos; y, la nueva y más obvia, gringos vs. rusos). Y entonces, ¿cuál es la gracia de una de las series más vistas de Netflix y que tan solo en su tercera temporada ha sido reproducida en más de 40 millones de hogares?

Stranger Things es la serie ideal para ver sin pensar, y es para los que crecieron en los 90 y 2000 y alguna vez oyeron de esos lejanos títulos de terror que ahora no asustan sino que dan risa. Stranger Things es un tributo de la cultura pop a la cultura pop (con descaradas propagandas incluidas), y también una celebración ingenua y sin pudor del poder gringo. Sin embargo, todo empaquetado tan lindo y tan pulido, y con una banda sonora tan afinada, que todas las flaquezas se olvidan y solo queda una serie para disfrutar.

Otro gran golazo de los hermanos Duffer, creadores de la serie, fue conseguir y consagrar un elenco tan simpático que hoy en día nombres como el de Gaten Matarazzo (el mueco Dustin), Caleb McLaughlin (Lucas), Maya Hawke (Robin) y, la nueva gran reina pop Millie Bobby Brown (Eleven), son las estrellas de los tapetes rojos en temporadas de premios y portadas de revistas. El secreto está en el equilibrio entre la ingenuidad púber que da pie a situaciones cómicas y rosa, y la oscuridad apocalíptica que mezcla el más allá, conspiraciones políticas y un poco de terror sicológico. (Por eso todos queremos un spin off en el que Dustin y Steve resuelvan misterios como dupla.) Es como ir a una tienda de video y hacer una sola cinta con los títulos favoritos. Es como comer nachos con queso chedar derretido. Es como comer diez pedazos de pizza. Es como comer papitas fritas con helado. Es el placer de la comida chatarra hecho televisión.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER STRANGER THINGS

¿Temporadas? 3
¿Capítulos? 25
¿Duración? 51 minutos cada uno
¿Fechas? 2016 – presente  

¿Se puede ver en desorden? No. Stranger Things está en el terreno entre ser una miniserie y una película del Hollywood ochentero dividida en capítulos.
¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? No, y en realidad ya ubicarán a todos los personajes por alguna característica.
¿Cuánto tiempo hay que dedicarle para verla completa? De corrido, 20 horas y 50 minutos, pero si no son obsesivos podrían dedicarle un día a cada temporada.  
¿Es una buena serie para peliculear? No. ¿Alguien quiere pensar en los niños?
¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Las escenas a veces son reiterativas y algunos capítulos innecesarios, así que sí podrían echarle una ordenada al cuarto mientras.
¿Se puede ver con papás? Sí, es puro contenido para toda la familia.

COSAS QUE TIENEN QUE SABER ANTES DE VER STRANGER THINGS

  • Ross y Matt Duffer fueron contratados para escribir algunos capítulos de la serie Wayward Pines, asesorados por el director de la producción M. Night Shyamalan (el mismo de El sexto sentido). Cuando terminaron ese trabajo se les ocurrió escribir su propia serie que fue rechazada por 15 cadenas de televisión. ¿La razón? Una historia donde los niños fueran el eje no funcionaría.  
  • Los hermanos Duffer han confirmado que la serie tendrá una cuarta y tal vez quinta temporada. Pero, si la gallina sigue dando huevos, ¿podrán darle final a su fórmula ganadora?
  • En el 2012 el cineasta Charlie Kessler presentó en el Festival Internacional de cine de Hamptons el cortometraje Montauk, que contaba la historia de un niño que se perdía cerca a una base militar donde se hacían experimentos secretos. En el 2014, durante el festival de cine de Tribeca, Kessler conoció a los hermanos Duffer y les presentó Montauk con la intención de convertirlo en un largometraje. En el 2018 Kessler demandó a los Duffer por haberle robado la idea y exigió un tercio de las ganancias de la serie. Los Duffer negaron a través de su abogado haber conocido el proyecto Montauk y en mayo de 2019 Kessler retiró la demanda por haber conocido documentos que probaban que Stranger Things se había comenzado a gestar en el 2010.

Advertencia

Los niños gritan mucho. Se tenía que decir y se dijo.

SI LES GUSTA STRANGER THINGS, LES PUEDE GUSTAR…

  • E.T. (1982) – niños andando en bicicletas por un pueblo gringos solucionando un problema supraterrenal. No, no estamos repitiendo la trama de Stranger Things, sino la de una de las películas de extraterrestres más famosas de todos los tiempos y obra clásica en la carrera de Steven Spielberg.
  • The Goonies (1985) – niños salvando su barrio de un desalojo descubren el mapa de un tesoro pirata y ahora deben luchar contra el Datacrédito gringo y contra criminales. Otro ejemplo más de que los niños unidos jamás serán vencidos.
  • Stephen King – los hermanos Duffer han admitido que la serie ha sido influenciada por los libros de este maestro del suspenso literario; desde la fuente de los títulos y los episodios, que son las mismas de los libros de King, hasta varias escenas de lucha entre héroes y antagonistas.
  • Tangerine Dream – uno de los grandes ganchos de Stranger Things ha sido su banda sonora, creada Kyle Dixon y Michael Stein de la banda de synthpop Survive. Como la propuesta visual de la serie, hay abundantes homenajes a sonidos de los 80 como Jean Michel Jarre, Vangelis (compositor de la banda sonora de Blade Runner) o Giorgio Moroder. Sin embargo en la serie también se pueden oír canciones de una de las bandas pioneras de la música electrónica, la alemana Tangerine Dream. También encontrarán canciones de Joy Division, New Order y The Clash.

VUELVAN A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENEN QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGAN CON STAR TREK O CON THE BIG BANG THEORY.