Se encuentra usted aquí

Premios Shock a la cultura reggaetonera

Voten por el reggaetón más más sucio; por el más cursi; por el mejor tema para pedirlo de frente y que se lo den; o por el clásico más prendefiestas
Por
Redacción Shock

No se hagan. Todos hemos escuchado reggaetón sucio, cursi y malo. Muchos de esos son nuestros guilty pleasures y deben ser premiados. Escojan acá al reggaetonero más entusado, la canción más sucia, la más cursi, el mejor tema para pedirlo de frente y que se lo den, o el clásico guilty pleasure más prendefiestas.

Foto: Gettyimages

Que alguien haya puesto en canciones frases como "Hágale papito, dele sin parar, dele como perro, que mi esposo va a llegar” o "está medio gordita pero chupa chévere: eso en cuatro no se ve" merece un reconocimiento entre las canciones más sucias de la historia.

Sus no tan sutiles letras han servido también para levantar (¿por qué no?), o por lo menos para pedirlo de frente, sin cursilerías.  

Pero también hay canciones rosas y cortavenas. Y reggaetoneros que se han querido flagelar tanto como para hacer una canción para entusados.

Todo eso merece ser premiado, así que voten acá por el reggaetonero más entusado, la canción más sucia, la más cursi, el mejor tema para pedirlo de frente y que se lo den, o el clásico guilty pleasure más prendefiestas. 

¿Cuál es el reggaetón más sucio de la historia?

Gústeles o no, y aunque pueda sonar como una comparación odiosa, tanto el funk norteamericano, los versos en doble sentido de la carranga y la música del caribe, incluido el reggaetón, están repletos de letras sexualmente cargadas. Eso sí, los reggaetoneros son los que se llevan el título en contenido explícito. Y por supuesto, hay unas más malas que otras.