Se encuentra usted aquí

.

Los músicos invisibles: artistas informales necesitan ayuda por la pandemia

Los artistas que viven en el rincón más silenciado de la informalidad revelan su preocupación en medio del coronavirus.  
GETTY IMAGES
GETTY IMAGES
Por
Sebastián Peña

Día tras días las noticias muestran los golpes que el Coronavirus le ha dado a la economía colombiana y la forma en que afecta a todas las familias del país, principalmente a las más vulnerables. A estas alturas, mientras el planeta se refugia en casa y resiste a punta de música, los informales, músicos de oficio que viven de interpretar a diario sus canciones, se preguntan cómo vivir.

Por: Sebastián Peña @Sebasnews

El sector de los espectáculos de música en vivo ha sido uno de los mayores afectados por las medidas de aislamiento decretadas para frenar el nuevo coronavirus. Eso lo hemos notado todos, desde casa, confinados y obligados a recordar o a buscar sustitutos virtuales para remplazar la experiencia “en vivo”. Las grandes empresas de la industria han organizado reuniones y han buscando la manera de crear propuestas para que el Gobierno Nacional les otorgue auxilios a los involucrados en el sector. Pero, por otro lado, en la escala más silenciada de la informalidad musical, están aquellos que no pertenecen a ninguna asociación, que no están registrados en ningún lado, que viven de lo que ganan a diario y que forman parte de los trabajadores informales del país. Los serenateros, lutiers, docentes y artistas que no tienen música grabada de forma profesional o un grupo de fans que los soporte, esos que interpretan covers de grandes hits radiales en sus trabajos, talentos empíricos que no va a encontrar en el buscador de Spotify y que descubrieron en las calles de las ciudades que habitan la mejor forma para obtener un ingreso económico, están hoy fuera de cualquier registro.

Los músicos informales son parte de la vida de los colombianos. Los vemos en el transporte público o en las vías a la espera de recibir aplausos, monedas o billetes. Estos artistas, que no son pocos, no están afiliados a ninguna asociación, no reciben auxilios y son pocos los que pueden darse el ‘lujo’ de pagar servicios de salud o pensión. Muchos de ellos ni siquiera hacen parte del SISBEN porque legalmente perciben ingresos suficientes para afiliarse al régimen contributivo, pero ellos indican que al hacer ese tipo de cotizaciones dejarían de estar destinando su dinero para las necesidades básicas.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en el último trimestre de 2019 en Colombia había 5,78 millones de trabajadores informales (en esta categoría se incluyen los vendedores callejeros, músicos ambulantes, cantantes de discoteca, bailarines de strip tease, etc), la cifra para 2020 no ha salido, pero lo que sí es evidente es la crisis que están viviendo aquellos que por la cuarentena no pueden salir a las calles de sus ciudades a buscar un ingreso mínimo que les ayude a pagar deudas, arriendo, servicios públicos o hacer un buen mercado para su necesaria alimentación.

Encontramos varias categorías de músicos informales en Colombia: están los que trabajan en el transporte público, los serenateros que son contratados para amenizar fiestas privadas, músicos de clubes nocturnos a los que se les paga por la tanda de canciones interpretada, docentes que ofrecen clases de técnica vocal o enseñan a tocar instrumentos, los músicos que tienen un espacio fijo en las calles para mostrar su talento y maestros que reparan instrumentos con fallas o en mal estado.

Hablamos con siete colombianos y un venezolano que se consideran músicos informales y/o callejeros que no tienen un ingreso fijo o un tipo de trabajo seguro, pero que habían encontrado en la informalidad la mejor manera para vivir y ayudar a sus familias. Muchos de los personajes contactados están a la espera de un nuevo paquete de auxilio, con miedo de no recibir ningún tipo de ayudapor parte del Estado porque no hacen parte de un sector oficial y sus nombres no están en las bases de datos de ninguna organización estatal que certifique el aporte que le han hecho a la cultura de Colombia.

Luis Alberto Aljure
Lutier
62 años
Villa de los Alpes, 20 de Julio, Bogotá
Ingreso mensual: usualmente entre 1.000.000 y 1.500.000

"Vivo de mi taller para reparar instrumentos musicales y a veces toco con mi grupo de música carranguera. Realmente la informalidad nos la ha dado el estado, porque nosotros somos muy formales con nuestro trabajo. Ahí hay un distanciamiento del Gobierno con nosotros, que nos clasifica como informales porque no reconoce el aporte que le hacemos a la música colombiana. Yo llevo 50 años haciendo música y no se me reconoce como individuo que le aporta al país. En este momento estoy muy afectado porque nos toca estar en casa con nuestras familias, pero sé de músicos compañeros que están solos y no tienen cómo comer. Las manifestaciones del Estado uno las siente vacías, como de icopor. Vi la alocución del presidente con la Ministra de Cultura y sentí que eso parecía una feria de préstamos y propaganda para figurar. Ellos dicen que darán un subsidio de 160.000, pero nadie se sostiene con ese monto; a ellos 160.000 les vale un almuerzo en un gran hotel y piensan que cuatro personas pueden vivir con eso. En este momento debo dos meses de arriendo de mi taller de lutería, debo tres meses de salud en la EPS, estoy en deuda con el colegio de mi hija, con la ruta que la lleva a sus clases, no tengo ahorros y no tengo sueldo. ¿Sabe con qué me estoy sosteniendo? En diciembre rompimos una alcancía, hicimos bultos de 5.000 pesos y con eso compramos la comida. No tengo cómo pagar servicios porque no he tenido ningún ingreso. El Gobierno debería reconocernos como lo han hecho otros países, acá prima el petróleo o la minería y a los artistas nos ven como los que amenizamos sus fiestas, pero a la hora que los necesitamos no nos voltean a mirar".

luis_alberto_aljure.jpg

Diego Alexander Forero
Músico en servicio de transporte público
25 años
Bonanza, Engativá, Bogotá
Ingreso diario: Entre 40.000 a 60.000

"Llevo varias semanas sin producir estoy estancado porque día que no salgo es día que no tengo dinero. Tengo unos ahorros, pero eso se acaba y la situación es preocupante porque no sabemos qué va a ser de nosotros en los próximos meses. Estoy buscando alternativas para ver el gobierno cómo nos va a ayudar, todo es incierto y muchos estamos en las mismas, como los colegas venezolanos. Llevo dos años trabajando así y la meta diaria es 60.000 pesos con los que pago arriendo, servicios, la comida, el semestre de mis estudios y les colaboro a mis papás. Además, yo no tengo un certificado o algo que soporte que llevo mucho tiempo trabajando en Transmilenio. Y si el gobierno lanza subsidios ¿cómo pueden saber que lo que digo es verdad, mucha gente se puede aprovechar? Todo debería ser más ordenado y uno no sabe cómo poder recibir ayuda. Actualmente no hago aportes de salud, solo he pagado una vez, pero antes no lo hacía y no tenía esa conciencia de estar asegurado con una EPS. Dios quiera esto no nos golpee tanto y pronto podamos volver a trabajar".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Diego Foes (@diegofoesmusica) on

Duber Ferney Guevara
Docente musical y saxofonista
29 años
Molinos, Rafael Uribe Uribe, Bogotá

"A veces dicto clases, apoyo compañías de teatro haciendo música para las obras, en eventos o matrimonios. El ingreso es inestable, en este momento estoy viviendo con unos dineros que me debían y según el panorama veo que no va a entrar plata en los próximos meses. Además, dicen que una vez se termine la cuarentena va a tener que pasar mucho tiempo para poder realizar eventos multitudinarios o reuniones familiares como bodas. A mí se me informó que habría una especie de ayudas, pero no me han garantizado nada y no sé si es cierto. Para mí, como artista, no hay nada que me asegure un subsidio o ayuda por parte del Estado. Yo me iba a presentar a muchas convocatorias de IDARTES, pero eso quedó congelado y esperamos ojalá esos recursos sean repartidos para los que lo necesitamos. También estaría bueno poder obtener ingresos ofreciendo clases virtuales, en algún momento en mi localidad trabajé por ese medio y estaría bueno encontrar la forma de activar esos espacios".

duver.jpg

Axel Gustavo Alzate
Mariachi
39 años
Galerías, Teusaquillo, Bogotá
Ingreso: De 2 a 2.500.000 mensuales

"Desde el anuncio del simulacro de aislamiento, que fue un jueves, no hemos podido trabajar. Ese aviso no nos dio tiempo de preparar nada ni de prepararnos. Nosotros vivimos de lo que hacemos a diario trabajando en ferias, festivales, reuniones sociales y no hemos tenido ingreso en eso. Las deudas están creciendo y estimamos perdidas de entre 8 a 10 millones de pesos porque esto va a durar más tiempo. Los del gremio estamos empezando a buscar préstamos con gota a gota porque los bancos no nos prestan y el gobierno no ha tenido en cuenta líneas de crédito, subsidio o apoyo ni para los artistas ni para los músicos. Muchas medidas son para adultos mayores o personas en condición de extrema vulnerabilidad y, aunque nosotros no estamos en la pobreza por la ayuda de familiares o amigos, estamos en este momento sin nada y con muchas deudas a cuestas. Muchos somos emprendedores porque es motivado por el Gobierno Nacional y Distrital, pero un emprendimiento de mariachis resulta muy costoso, empezando por los trajes que usamos y una publicidad mínima. A pesar de ser un campo del arte informal, el mariachi mueve más de 200 mil millones de pesos al año y no estamos siendo tenidos en cuenta para nada por las administraciones".

axel.jpg

Hoover de la Oz
Músico de vallenato
59 años
Venecia, Tunjuelito, Bogotá
Ingreso: 300.000 pesos semanales

"Esta situación es bastante difícil y nosotros estamos muy perjudicados porque sin toque no hay ingresos y sin ingresos no podemos pagar nada. Nosotros no tenemos una vinculación con alguna compañía o identidad que nos pueda auxiliar, por ende, no he recibido ningún tipo de ayuda o subsidio. En este momento se me venció la renta y no tengo idea de dónde obtener dinero para pagar el arriendo, sobrevivir y medio comer. Ahora mismo dependo de la ayuda de mis hijos, que me preguntan cómo estoy haciendo con los gastos. He estado pendiente de los anuncios del señor presidente y vi que la ministra del Interior ha dicho que habrá ayuda para la comunidad gay, pero de los músicos no se ha dicho nada. Hace unos días habló la ministra de cultura, pero no explicaron el mecanismo para acceder al subsidio que anunciaron, creería yo que a través del SISBEN, pero yo no hago parte de esa entidad. La suma de 160.000 pesos no ayuda para mucho porque con eso alcanza para comer solo tres días y no alcanzaría para pagar las deudas. En estos momentos estoy fuera de las posibilidades de un subsidio y aunque lo necesito, el show debe continuar".

hoover.jpg

Stella Guzmán
Cantante de MúsicaSocial

56 años
Chapinero, Bogotá
Ingreso: Es relativo, pero aproximadamente 2 millones de pesos mensuales

"Los artistas independientes estamos en emergencia, necesitamos ayuda del Estado porque nosotros dependemos de conciertos y presentaciones. Todo está cerrado y es imposible que podamos trabajar o que nos contacten para amenizar sus reuniones. Nosotros vivimos al día y ahora que no hay ingresos me preocupan mucho los gastos, que son los mismos de todo el mundo, por fortuna no tengo personas a cargo, pero la mayoría de mis compañeros deben solventara sus familias e hijos. Nosotros no tenemos seguridad social ni hacemos parte de una sociedad que nos agremie y hablar en grupo de nuestras necesidades o falencias. Escuché lo del subsidio de 160.000 pesos y me parece una ofensa para con nosotros, porque nuestro compromiso cultural es gigante con el país y no nos pueden ver como personas que no significan nada en la sociedad. Yo no me imagino una sociedad sin música, teatro o arte y el Gobierno ha anunciado subsidios que no nos solucionan nada".

stella.jpg

Luis David Aaron
Músico callejero venezolano
22 años
Ingreso: 250.000 pesos semanales
Palermo, Teusaquillo, Bogotá

Llevo dos años en Bogotá y he vivido en el sur, en el centro de la ciudad y ahora estoy por Palermo. Desde pequeño y en mi carrera universitaria he sido músico, pero en Colombia no puedo ejercer porque necesito el cartón, así que me ha tocado trabajar por mi cuenta en la calle. Esto ha sido muy duro porque semanas atrás de la cuarentena no pude trabajar porque mi instrumento, el fagot, estaba en reparación y sin él no me puedo defender. No tengo ingresos hace mucho tiempo. Hoy debía pagar arriendo y no tengo cómo pagar, hablé con el dueño y me dice que la inmobiliaria no ha hecho nada para parar ese gasto y yo entiendo que el arrendatario necesita de ese dinero también. Yo cada jueves les enviaba dinero a mis familiares en Venezuela, ellos allá tienen vivienda propia, pero en mi país la situación está difícil hace mucho tiempo atrás por la crisis económica.  Esto es demasiado preocupante. He estado atento a las noticias, pero me siento ansioso porque no se sabe si los extranjeros vamos a recibir algún tipo de ayuda y, obviamente, entendemos que los gobiernos deben proteger primero a su pueblo.

venezolano.jpeg

Daniel Zapata
Músico informal
29 años
Ingresos: 1.300.000 de base, a veces más; a veces menos
Zona de Cuba, Pereira

La mayoría de mis ingresos son por toques en bares, pubs o discotecas y evidentemente desde el anuncio de la cuarentena obligatoria no he tenido ninguna entrada económica. Tengo la fortuna de que mucha gente me conoce en la ciudad y yo he estado haciendo en vivos en los que, por decirlo así, las personas pagan el cover por verme a través de internet. Yo habilité unas cuentas de bancos o de PayPal y he tenido el apoyo de muchas personas para tener un ingreso extra ahí. La vida siempre es lo principal y estoy de acuerdo con quedarnos en casa. En este momento lo que tengo es para mi comida, la de mis gastos y para ayudarle a la mamá de mi hija. Muchos amigos están pendientes de mí, algunos colegas están reuniendo mercados para aquellos que no tienen cómo comprar. Yo vivo en un estrato dos en este momento y me acabaron de informar que los primeros estratos no vamos a tener que pagar servicios públicos durante un tiempo, entonces para mí no todo ha sido tan caótico.

dani_zapata.jpg
 

Recomendado: Coronavirus: Así ha afectado la pandemia a los músicos independientes colombianos 

#LaMúsicaNosUne