Se encuentra usted aquí

"Premios Sagrado Corazón" a lo más pintoresco del fútbol de Colombia en 2016

En este oscuro 2016, como es costumbre, los gazapos futboleros llovieron con fuerza sobre nuestras cabezas. Alguien tiene que entregar estos premios.
Por
Álvaro Castellanos

En este oscuro 2016, como es costumbre, los gazapos futboleros llovieron con fuerza sobre nuestras cabezas. Alguien tiene que entregar estos premios.

Por Álvaro Castellanos | @alvaro_caste

El fútbol colombiano y sus protagonistas son una fuente inagotable de infortunios que construyen relatos de país tan perfectos como una fotocopia de la cédula ampliada al 150% En este oscuro 2016, como es costumbre, los gazapos futboleros llovieron con fuerza sobre nuestras cabezas. Y ya que recordar es vivir, pasaré muy amablemente por cada uno de sus puestos para ofrecerles esta diatriba de 16 premios a los que llamaremos del “Sagrado Corazón” para honrar a lo más precario y pintoresco del fútbol de Colombia en 2016. Si no se lo toman tan en serio, mejor. Bien puedan:

  1. “Premio Cristiano Ronaldo” al futbolista más llorón
    Ganador: James Rodríguez

El mejor futbolista en la historia de Colombia parece estar aprendiéndole lo malo a su mentor portugués. Últimamente el gran James David se convirtió en el suplente de los suplentes del Real Madrid, y todos tememos que termine radicando papeles, haciendo consignaciones y contestando el teléfono, pero cada vez que Zidane le da minutos, lo vemos protestar, estirar la trompa y hacer pucheros: costumbres que ha trasteado con tremenda eficacia a la selección Colombia.

 

  1. “Premio Balón gástrico de oro” al más salido de su peso
    Ganador: Edwin Cardona

A Cardona, que debemos agradecerle por tenernos vivos en la eliminatoria, el fantasma de las adiposidades no lo deja en paz. En el fútbol mexicano, el buen Car-donuts ha demostrado su condición de crack, pero sus carnes de más lo hacen por ahora merecedor de este Balón gástrico de Oro, o en su defecto, del Balón de Óreo.

 

  1. “Premio pacho Maturana” al técnico más vende-humo
    Ganador: “Piscis” Restrepo

Colombia clasificó al fútbol de los Juegos Olímpicos luego de 24 años, y no precisamente gracias a Carlos Piscis Restrepo, sino a pesar de él. Aunque en los Olímpicos Teófilo se echó el equipo al hombro, la eliminación antes de subir al podio estaba cantada porque la selección nunca metió cuatro pases seguidos, mientras para cada justificación del errático técnico lo más aconsejable era portar un extintor de humo.

 

  1. Premio “Snapchat” al personaje más sobrevalorado

Ganador: Marlos Moreno

Tan pronto Pep Guardiola ocupó la silla de Manager en el poderoso Manchester City, aseguró algunos fichajes a futuro, entre ellos el de Marlos Moreno, que hoy se llamaría “Marlon” de no ser porque el notario que lo registró se equivocó y cambió la “n” por la “s”. Cedido al Dépor La Coruña de España, el joven talento proveniente de Nacional ha sido tal vez salado por nuestro nocivo entusiasmo y, en lugar de anotar goles, lo hemos visto habitualmente descachándose y parándose sobre el balón.

 

  1. “Premio Paul Pogba” al futbolista con el peinado más feo
    Ganador: Dayro Moreno

Parece que al hijo de Chicoral le ha costado mucho aceptar su prematura alopecidad. Aunque raparse se volvió la peluca de los calvos, el goleador de los Xolos de México tomó un camino más complejo al intentar cubrirse el parietal con un feo mechón que sale de una zona de la que todavía le sale pelo, al estilo de Gary Oldman en su personaje de villano en “El quinto elemento”.

 

  1. “Premio Fabricamos sus sudaderas” al peor uniforme
    Ganador: Envigado

Los treintañeros se acordarán de FSS, esa marca de camisetas de confección barrial que vistió a finales de los años noventa a equipos como Santa Fe, Cúcuta, Once Caldas o América, y no sé si sea un abuso relacionarlos a ellos con ese pedazo de tela fosforescente que viste al Envigado, que cada semestre (no sé cómo) se las ingenia para lucir peor.

 

  1. “Premio Jáider Villa” al equipo más decepcionante
    Ganador: Millonarios

El diccionario define la palabra “fracaso” como “ausencia de éxito” y Millonarios, manejado con las patas por directivos pésimos, vive de fracaso en fracaso con procesos que antes de que comiencen ya tienen cara de fracasar. Y, peor aún, mientras sus grandes rivales (Nacional y Santa Fe) levantan y levantan trofeos.

 

  1. “Premio La Rosa de Guadalupe” a la novela del año

Ganador: la novela Zidane-James

Con la misma devoción que amábamos a Zidane como futbolista, ahora lo puteamos por banquear a James. De extremos, como somos, nos cuesta entender que en este melodrama no hay propiamente un culpable. Zidane juega con los que más le rinden, y relegó a James que, falto de confianza, brilla poco cuando lo dejan jugar. Encima la prensa, hambrienta por vender, fastidia al francés preguntándole 800 veces diarias sobre James.

 

  1. “Premio Samuel Moreno” al directivo más cuestionable
    Ganador: José Augusto Cadena

Para los que no se saben el cuento, José Augusto Cadena compró al Cúcuta en 2008 y (con excepción del cuadrangular inventado que los puso en la A por un semestre) el equipo ha permanecido en la B el resto del tiempo porque para este polémico empresario es mejor negocio. Y justo cuando se creía que la situación no podía ser más triste, todo indica que el equipo se iría de la ciudad para radicarse, ojo, en Zipaquirá.

 

  1. “Premio Edwin Congo” al peor fichaje internacional
    Ganador: Jackson Martínez

Cuando Jacksiton fue confirmado en 2015 como flamante “9” de Simeone en Atlético Madrid, nadie imaginaba que siete meses después, luego de mucha competencia y poca adaptación, iba a terminar en el desquiciante fútbol chino, a cambio de una fortuna, pero también de borrarse del mapa, incluso para la selección.

 

  1. “Premio Old John” al personaje más etílico

Ganador: Johan Arango

Hermano de Paulo César, otro al que la disciplina no se le da, Johan Leandro ha desfilado por equipos como Once Caldas, Medellín y Pasto con el punto en común de ceder siempre a los encantos del traguito. Se le recuerda este año por anotar un gol con el DIM y celebrar con la mímica de tomarse unos guaros para luego desmayarse. “Acá tienen su borracho” declaró el mediocampista poco tiempo antes de que lo borraran del equipo por desjuiciado. Ya que Dayro Moreno se ganó otra categoría, qué mejor que Johan para representarla.

 

  1. “Premio Stefan Medina” al descache de 2016
    Ganadores: los cantantes del himno nacional

La historia se repitió cada vez que la selección jugó un partido de eliminatorias en Barranquilla. Está sujeto al debate, pero hasta Shakira se ha rajado a la hora de cantar el himno nacional en la antesala de los partidos. Silvestre Dangond, Fonseca y muchas otras figuras de la música en Colombia desafinaron en sus interpretaciones y aunque recientemente las Ventino lo hicieron muy bien, personalmente creo que el mejor intérprete del himno son los mismos hinchas, sin importar lo desafinados o borrachos.

 

  1. “Premio Álvaro Uribe” al personaje más fastidioso
    Ganador: Teófilo Gutiérrez

 

El sueño habitual de todo futbolista es irse a jugar a Europa, pero todo parece que Teo es la excepción a la regla. En 2010 ya se había vuelto del fútbol de Turquía sin permiso, y en 2016 hizo todo lo posible por regresarse del Sporting Lisboa de Portugal. Su actual equipo es Rosario Central de Argentina, donde ya ha emputado a las masas, como cuando les recordó a los hinchas de Boca Juniors su pasado por River Plate.

 

  1.  “Premio TransMilenio” a la peor chambonada
    Ganador: el balón del 2017

Admito que el nuevo balón del fútbol colombiano no me defraudó porque, efectivamente, es inmundo. Fue estrenado en las fases finales del segundo semestre de 2016 y, palabras más palabras menos, parecía una bola de playa por lo liviana y porque rebota en exceso. Para colmo de males, es anaranjada con visos grises y púrpura. Una chambonada espectacular.

 

  1. Premio “Nicolás Maduro” a la peor declaración

Ganador: Daniel Torres

Colombia se dividía entre el “sí” el “no” para refrendar o rechazar los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC y, en esa coyuntura, Daniel Torres, volante de la selección, salió con los taches por delante a pasarle por encima al estado laico en el que vivimos. “Toda decisión que se tome hoy en día no va a traer nada bueno para nuestra nación, por una sencilla, pero poderosa razón: el centro de esta negociación no es Jesucristo”. No comments.

 

  1. “Premio Datacrédito” al equipo que quedó en deuda
    Ganador: la selección Colombia

Nuestra selección, lo único que nos une como país sin importar cualquier otra manifestación social que surja, termina 2016 con un pie por fuera de Rusia 2018. Luego de unos pocos partidos buenos, muchos otros malos y algunos más peores, la opción de clasificar está súper intacta, pero quién sabe si el fútbol alcance. Ojalá así sea, como para hacer más llevadero que los políticos nos sigan clavando desde el Congreso.

Temas relacionados: