Se encuentra usted aquí

Los 20 mejores discos latinoamericanos del 2017

Latinoamérica resiste y estos 20 álbumes son una prueba viva
Gettyimages
Gettyimages
Por
Redacción Shock

El continente no deja de lanzar dardos certeros capaces de llegar a oídos inesperados. Y aunque en el mundo entero las canciones que se cuelan por todas las esquinas se las pelea el reggaetón y el trap, hay mucho más cocinándose en esta gigante olla llamada Latinoamérica.

Este jugoso bufet se sirve de platos fuertes tan exquisitos como Mula y Buscabulla y su fina experimentación de ecos isleños con sonidos electrónicos; de la exploración en las raíces y en el folclor de Natalia Lafourcade; la extravagancia de Arca, Aj Dávila y Juana Molina; los cocteles de reggae, dub, salsa y son a cargo de ese experimento llamada Havana Meets Kingston o de la resurrección del rock argentino a cargo de agrupaciones como Los espíritus o Él mató a un policía motorizado.

Sin darle más vueltas al asunto, les dejamos estos 20 discos que se nos meten en la sangre, nos revuelcan el orgullo latino y nos hacen gritar a mucha honra ¡viva Latinoamérica! (justo y necesario en épocas de Trump)

Sigan que si hay.

Reseñaron en esta lista: Nadia Orozco (NO), Fabián Páez (FP), José Enrique Plata (JEP)), Alfred Lord (AL), Juan Pablo Castiblanco (JPC), Johana Arroyave (JA) y Mariangela Rubbini,(MR) y Victoria Cornejo (VC). Escucharon y votaron también Zaida Rojas.

#20
Residente
Residente

Quienes pensaron que este puertorriqueño se quedaría inmerso en un mundo de referencias al reggaetón, no se dieron cuenta lo que lograría con su viaje humano y musical. Este primer disco recoge las experiencias que lo hicieron empaparse de Asia, África y América durante una travesía que realizó entre 2014 y 2015. Un disco que equivale a un recuento de sus experiencias con personas y músicos con los que se nutrió en estos lugares. Entre la diversidad y el deseo de dejar en claro sus posturas humanas y políticas, en las que hay espacio para la crítica, el amor y el humor, este disco tiene además un as bajo la manga: las colaboraciones. Residente, el que conocimos con Calle 13, acá es el visitante que lejos de tomar el asunto como el turista que toma selfis y fotos para subir a sus redes, tuvo que inmiscuirse para que esto saliera bien. Atención con las colaboraciones con músicos del Tíbet y la francesa Soko. (JEP)


#19
La sintesis O´Konor

El mató a un policía motorizado

Después de cinco años, “El mato” lanza un disco con el que da un salto importante del indie a terrenos grandes ligas donde se consagran como una de las grandes bandas del rock argentino, recordándonos las mejores épocas de la nación gaucha. La sintesis O´konor está compuesta por 10 tracks fulminantes que hablan sobre decepciones amorosas, brechas generacionales, preguntas dolorosas y emociones sensatas; todo bajo esa identidad sonora que mezcla el rock, el punk, el noise, el krautrock y hasta el pop sufrido. (NO)

 

#18
EP II
Buscabulla 

El sonido de esta pareja puertorriqueña se ha convertido en un símbolo de la música latina hecha en Estados Unidos. Son la voz de los jóvenes inmigrantes que cantan con melancolía canciones a su patria. En estos cuatro tracks enaltecen ese sonido que el mismo Dev Hynes ayudó a construir en el primer EP y nos entregan una segunda y compuesta segunda parte. Aquí mezclan con la naturalidad de siempre el funk, la psicodelia, el chillwave y los ecos caribeños de su isla, la bachata y hasta la salsa rosa (Tártaro es un sentido homenaje a Frankie Ruiz). (VC)

#17
Serio
Lil supa 

Lil Supa se puso serio, literal. El MC venezolano logró lo que estaba intentando hacer desde 2012 con Claro y aunque vimos miles de ideas, videoclips y rimas cortas, nada se había consolidado hasta este álbum. Serio es un viaje que baila dentro de muchas atmosferas y ritmos: boom-bap- soul-jazz mezclado con letras que tiran a matar sobre el estado del rap latino, la fama y la clara reflexión de a dónde van a terminar todos los artistas cuando acaba el reconocimiento. (JA)
 

#16
Agua ardiente 
Los Espíritus

Poco tiene que ver el título de la cuarta placa de Los Espíritus, Agua ardiente, con ser un homenaje a ese brebaje etílico que conocemos en Colombia. Más bien se trata de un acto poético, reflejado en cada una de las diez canciones del disco. Con un protagonismo notorio del guitarreo lisérgico de Miguel Mactas y un compendio de reflexiones chamánicas vertidas en blues porteño, Los Espíritus están marcando el pulso de las nuevas generaciones seguidoras del rock en Argentina. Este álbum, junto al de Él mató a un policía motorizado, son sin duda la evidencia de que una nueva movida está cocinándose en la tierra que vio nacer a los más grandes íconos del rock en español. (FL)

#15
Nea
The Chamanas

Nea está cargado de melancolía y desamor, el álbum empieza con un cover de Feel It Still de Portugal The Man, luego viene El Farol, el primer sencillo y una gran síntesis de lo que es la banda. The Chamanas hace parte del Fronterizo Indie Pop, un nuevo género que se está formando en la frontera entre El Paso, Texas y Ciudad Juárez, Chihuahua. Las canciones son una bella combinación de folclor mexicano con sonidos oscuros provenientes de sintetizadores y algo de pop. En este segundo disco hubo un cambio sustancioso en la voz líder, que ahora está a cargo de Paulina Reza. (VC)

#14
El Paradise
Los Amigos Invisibles   

¿Querían un disco para bailar? Los Amigos Invisibles nos sorprendieron este año con El Paradise, un disco que mantiene la esencia de la banda que por 26 años nos ha puesto a saltar, escuchar funk y mover las caderas al ritmo de sus letras. Esta vez se pegaron a Los Auténticos Decadentes, Kinky, Óscar D´ León, Sofi Encanto y Elastic Bond para hacer magia con música y lo lograron. Tanto que se llevaron una nominación a los Premios Grammy en la categoría Mejor Disco Alternativo/Latin Rock. (JA)

#13 
Halo
Juana Molina
 

La visionaria y vanguardista Juana Molina tiene un puesto reservado en estos listados. Muchos críticos afirman que este Halo es su mejor disco hasta la fecha, pero realmente es algo que siempre se dice cuando la argentina lanza algo. Lo cierto es que Molina, algo así como una Björk latinoamericana, sigue perfeccionando su estilo fantasmal y onírico que inmediatamente pone al oyente en una dinámica metafísica. Loops construidos sobre su voz, crudas distorsiones, instrumentación frenética y coros delirantes, se complementan con una intimidante portada y la leyenda rioplatense a la que el título hace referencia: la “luz mala” que es el espíritu que flota sobre los terrenos donde hay enterrados huesos. Halo es la invasión del más allá a la música latinoamericana.  (JPC)

#12
Salvavidas de hielo
Jorge Drexler

Su nombre ya garantiza que nada de lo que haga será banal o intrascendente, aunque precisamente es lo más cotidiano lo que Drexler enaltece. Sus creaciones y sus interpretaciones son y serán siempre impecables. Buenas canciones hechas a punta de una guitarra, su voz y frases que quisiéramos robarnos y apropiarnos para referirnos a todo lo que nos pasa. Un disco que también termina siendo muy femenino y delicado gracias a la participación de tres de las chicas que hoy mandan la parada en la escena musical latinoamericana: Mon Laferte, Julieta Venegas y Natalia Lafourcade, quienes participan en las canciones Asilo, Abracadabras y Salvavidas de hielo respectivamente. Jorge Drexler seguirá siendo por siempre un referente del cantautor que no necesita grandes andamiajes ni exceso de exposición mediática para brillar e inspirar. (MR)

#11
TrapXficante
Farruko

“Yo no sé lo que es el miedo”: así inicia la primera canción de TrapXficante, el álbum con el que Farruko se salió de su zona de confort. Dejó a un lado el perreo intenso y se metió en el mundo del trap para marcar cifras nunca antes vistas. Logró la posicionarse como el número uno del listado Current Latin Albums de Nielsen Soundscan, pasando a la historia como el primer álbum de trap latino en alcanzar este logro. Se pegó al hashtag #KrippyKushChallenge con el que puso a youtubers del mundo a escuchar su canción, hacer parodias y convertir todo eso en números de views. Farruko se tomó el mundo con trap y abofeteó a los críticos que le decían que la única forma de triunfar en el género urbano era pegarse a la fórmula de convertir el reggaetón en pop. (JA)

#10
Havana Meets Kingston
Mista Savona

Ya quedó demostrado que los Bossa n’ _ (lo que sea)_ son una fórmula muy horrorosa. Por eso es normal estar prevenido ante cualquier proyecto que intente revolcar y empatar dos estilos muy diferentes. Sin embargo, el experimento del productor australiano Mista Savona de grabar 15 cortes que suenan a son, salsa, dub, reggae y dancehall, en el legendario Estudio Egrem de La Habana, y con músicos cubanos y jamaiquinos, no desentona. Lo que el mundo conoció este año es un proyecto que continuará en el 2018 con un documental incluido, que muestra cómo fue este proceso en el que también participaron músicos de Buena Vista Social Club, Los Van Van, Afro-Cuban All Stars, The Heptones, o los propios Sly & Robbie. (JPC)

#9
Amar y Vivir
La Santa Cecilia

El quinto álbum de La Santa Cecilia es un verdadero homenaje a la identidad y a la música latinoamericana, hecho con el gran compromiso de rescatar boleros y rancheras. Un álbum audiovisual producido por Sebastian Krys, con doce canciones en vivo, grabadas en doce locaciones representativas de ciudad de México. Amar y Vivir, reúne colaboraciones de Noel Schajris (Ódiame), Rebel Cats (México Americano), Comisario Pantera (Amar y Vivir), Eugenia León (En el último trago) y Mon Laferte (Ingrata). Una joya de colección que le mereció a La Santa Cecilia la nominación a Mejor Álbum Pop Latino en la edición número 60 de los Grammy (2018). (AL)

#8
Jei Beibi
Café Tacvba

El productor argentino Gustavo Santaolalla es en buena parte responsable del sonido del nuevo álbum de estudio de los Cafeta.El disco fue publicado de manera independiente con el sello Mellotron en el primer semestre de este año. Se trata de un trabajo mucho más libre, reflexivo, inmersivo, y puede que no tan bailable como en viejas épocas, pero musicalmente cautivante como todo lo que una de las grandes del rock latinoamericano ha sabido hacer muy bien desde sus inicios a finales de la década de los 80s. En total son 13 canciones, de las cuales Me gusta a tu manera y Celebración, son dos de las que más nos recuerdan a los Tacvba que alguna vez nos pusieron a bailar sin parar. Una curiosidad adicional de Jei Beibi: incluye una canción de cuna (El mundo en que nací), que logra conmovernos. (MR)        

  

#7
Ash
Ibeyi

“Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas pa’ volar?"… empieza a recitar Maya a la mitad Transmisión /Michaelion, el octavo track de Ash. Maya es la mamá de Lisa-Kaindé y Naomi Díaz, las gemelas franco cubanas que enamoraron al mundo hace dos años con su disco homónimo. Antes en No Man Is Big Enough For My Arms, la quinta canción, citan un discurso de Michelle Obama en el 2016. Así es este disco, colmado de resistencia, de esperanza, de denuncia y sobretodo de vida. Una placa discográfica intensa y capaz de mover todas las fibras desde la canción 1 hasta las 12. Un disco que convive cómodamente el pasado y el presente: el pasado de los dejos tradicionales y la sangre yoruba que palpitan duro y el presente que levanta la mano con los tintes electrónicos. (NO)

#6
Ciencia exacta
Gepe

El artista chileno continúa experimentando y explorando con la música del sur de continente; el resultado quedó plasmado en su nueva placa discográfica de nueve canciones y un cover de Café Tacvba (las flores). Ciencia exacta, su sexto álbum de estudio, mantiene la formula Gepe: líricas sencillas para contar historias simples pero entretenidas. Como es costumbre el chileno no se podía quedar sin la colaboración de mujeres representantes del folclore; en esta ocasión Juanita Parra baterista de Los Jaivas participa en Flor del Canelo y María Esther Zamora en Solo. Este es un álbum que no suena tan folclórico como los anteriores, pero que muestra nuevamente al artista que ha hecho desde la independencia grandes producciones. (AL)

#5
Bálsamo
Caloncho

Bálsamo, el disco después de Fruta Vol. 2 y el reflejo de la nueva etapa de Caloncho, esa que está precedida por escenarios coronados en toda Latinoamérica y en Europa y de la formación de un séquito de oyentes que sin falta lo siguen, lo escuchan y han hecho de su carrera una de las más notorias en el continente. Con el sello indeleble que lo caracteriza, sumado a nuevas exploraciones líricas (porque en este disco nos muestra también el invierno en forma de canciones como Hedonista) y sonoras de la mano del genio productor colombiano Mateo Lewis, Caloncho sigue escribiendo la historia del pop alternativo hecho en Latinoamérica para el mundo. (NO)

#4
Musas
Natalia Lafourcade

La pregunta era inevitable. ¿Qué iba a hacer Natalia Lafourcade después de Hasta la raíz? ¿Después de habernos regalado uno de los discos más exquisitos, emocionales y viscerales del 2016? Hizo lo que mejor sabe hacer, no pegarse del éxito de su anterior disco y mucho menos de las fórmulas y seguir experimentando y escarbando en las raíces del folclor latinoamericano. Lo hizo de la mano de Los Macoriños (los dos guitarristas que acompañaron por años a Chavela Vargas) y le entregó a Latinoamérica un exquisito homenaje de doce canciones que hace un paseo por las voces más hermosas y palpitantes del continente como Simón Díaz o Violeta Parra. (NO)

#3
El Futuro
AJ Dávila

Este es el disco prensado con Panoram que sucede a Terror Amor y Beibi, trabajos que AJ Dávila presentó en 2014. Como proyecto solista después de la disolución de la banda de garaje punk Dávila 666 formada en el año 2005, el artista puertorriqueño, adoptado por México hace ya un par de años y apadrinado por Sergio Acosta, guitarrista de Zoé, tomó un nuevo camino sonoro. El futuro es el resultado del trabajo creativo en estudio de la dupla Dávila – Acosta. El álbum cuenta con las colaboraciones de artistas y agrupaciones como el dúo chileno Dënver, el rapero Fat Tony, Sergio Rotman de los Fabulosos Cadillacs, Marcela Viejo de Quiero Club y The Cocodriles, que participan en la canción que le da el título a esta placa discográfica. Un álbum sincero, que tiene al mismísimo AJ Dávila como su protagonista en letras que hablan de amor, desamor, drogas, debilidades y luchas internas. Para muchos de los que conocieron su proyecto como banda y sus primeros sencillos como solista, El futuro es el disco que definitivamente pone en el mapa de la nueva escena latinoamericana a un hijo disidente de la tierra que alguna vez fue la meca del reggaetón. (MR)

#2
Arca

Arca

El venezolano Alejandro Ghersi se ha convertido en poco tiempo en una de las referencias claves en cuanto a sonoridades electrónicas y también posturas estéticas. En esta tercera placa, Ghersi se muestra como uno de los creadores sonoros más intrigantes de la actualidad. Su propuesta electrónica tiene tanto de dramático como de íntimo. A través de sus trece piezas, tenemos un desafío musical que nos presenta a este artista como alguien que está haciendo de la música un camino de emociones y expresiones para todo un nuevo público. Una música que siendo electrónica, tiene un carácter orgánico especial: la sentida voz de Ghersi, que canta sobre el amor y las sensaciones actuales. (JEP)

#1
Aguas

Mula

A estas tres chicas dominicanas las unió el folclor de su patria y su gusto por la electrónica. Rachel Rojas y las hermanas Acevedo se juntaron hace 3 años, e inspiradas en Juan Gabriel y las Chicas del Can comenzaron a hacer esta mezcla que suena a melancolía con fiesta. Aguas es su segundo álbum y está lleno de samples de bachata, merengue y dembow con beats característicos del synth pop. Mula hace que la música electrónica se pueda bailar en pareja amacizados y haciendo el 8 y de paso nos regala una de las grandes joyas sonoras del año que ya se fue. (VC)