Se encuentra usted aquí

5 claves para usar y adaptar la ropa de segunda

Usado es el nuevo negro.
Getty Images
Getty Images
Por
Yesi Rojas

Ya sea porque es el hermano menor, porque tiene un amigo que le heredó esa camiseta que siempre le pedía prestada, o porque una noche su amiga le ofreció esa prenda que quedaba perfecto con su pinta, todos hemos usado la ropa de alguien más en algún momento de la vida.

Por Yesi Rojas // @shesibyyesi 

Independientemente de cual sea la razón por la que cayó en la gran tradición de usar una prenda de segunda mano, hoy le daremos unos cuantos tips para que pueda adaptarlas a su estilo y por qué no, pueda animarse a usar esta tendencia mucho más seguido. 

10 marcas vintage colombianas para darle un chance a la ropa usada 

Aunque puedan existir algunos prejuicios sobre llevar una prenda usada, cuando se trata de ahorrar un poco de dinero y tener una visión ambientalista sobre el proceso de vida útil de la ropa, esta podría llegar a ser una de las ofertas más acertadas para cambiarnos el chip hacia una moda mucho más sostenible, amigable y que nos permita llegar a final de mes con más platica. ¡Vamos por los consejos!

1. Lo grande se ve cool 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Lua (@luanna) on

No tiene que ser precisamente de su talla. Disfrute la opción de usar prendas que no le queden necesariamente a la medida con el llamado “look oversize” en el que básicamente, se va a ver bien usando prendas grandes, que cambien su silueta y lo estilicen. Aunque este estilo no es apto para las personas que buscan mostrar todas sus curvas con exactitud, el uso de accesorios como cinturones es un plus para entallar las siluetas y darle un nuevo uso a a esa camiseta que le prestó su mejor amigo. 

2. Úsela con orgullo

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Kylie (@kyliejenner) on

Usted es esa persona privilegiada que puede usar un diseño que salió hace 20 años y que es muy poco probable que lo pueda ver en las calles. Su hermano-amigo o tienda vintage ha dado un buen cuidado de la prenda que tiene un aire retro y seguramente un diseño que las prendas de temporada no le van a dar, recuerde que cuanto más original se vea su estilo, estará un paso más delante de imponer en la moda callejera.  ¡Góceselo y comience a derrochar estilo por su barrio!

3. El atacazo artístico 

¿Recordando un programa de manualidades? Este es el momento de poner a prueba su espíritu creativo y darle rienda suelta a esa prenda que quizás podría tirarse o volverla su favorita del momento. Cortar o amarrar puede darle como resultado un modelo que nunca imaginó tener. Además, piense que este es el momento para comenzar a aprovechar esas zonas del cuerpo que quizá no se haya animado a mostrar y que seguro puede comenzar a lucir para este año nuevo. Así que anímese a intervenir sus prendas para que tengan un toque aún más original. 

4. Dele el protagonismo que merece

Si no está muy seguro de cómo combinar esa prenda de segunda que es muy llamativa, asegúrese de que sea lo central de su pinta, manteniendo lo demás muy sencillo para que esa pieza vintage sea el punto focal de todo el atuendo y capture la atención. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Diana (@misspunkflamingo) on

5. Prepárese para donarla

Si aún no tiene idea que se le estaba pasando por la cabeza cuando compró esa prenda vintage o aceptó ese regalo usado, y peor aún, a pesar de todos los consejos anteriores sigue sin convencerse en lo absoluto, es hora de dejarla ir. No vale la pena que se encarte con prendas que nunca va a usar o que terminen disponibles para sacarle el brillo al piso. Seguro que la mejor opción es ponerla en venta en una historia de Instagram y si no surge nada, siempre puede intercambiar algo con algún amigo. 

 

Más contenido sobre: